Salzburgo en 1 día o 2: qué ver

Salzburgo en 1 día: qué ver

Entre las ciudades más bonitas de Europa se encuentra esta joya muchas veces olvidada por turistas y viajeros. Una ciudad impregnada por la música, rodeada de bosques y con una atmósfera muy especial. Dicen de ella que es una ciudad romántica, por supuesto, cuna de uno de los genios musicales de la historia, con un encantador centro histórico y unas panorámicas que te quitarán el hipo. Te contamos qué ver en Salzburgo en 1 día o 2, dependiendo de cuánto tiempo tengas para hacerlo.

Salzburgo en 1 día o 2: ruta por la ciudad

En mi opinión Salzburgo es una de las ciudades europeas más infravaloradas en general. No es una ciudad enorme pero como recomendación te diré que si la visitas hagas noche también allí y disfrutes de un par de días. La vida cultural de Salzburgo, siempre impregnada por la música llena con festivales muy interesantes el verano. Por todo ello, si te alojas allí alguna noche podrás aprovechar el tiempo nocturno de la música, concierto o tabernas históricas con mucha y buena cerveza. Pero vayamos con algunos de los imprescindibles que no te tienes que perder en Salzburgo en 1 día, como mínimo.

Como en muchas otras ciudades europeas te aconsejo la Salzburg Card que ofrece la oficina de turismo. Están incluidos museos, monumentos y el transporte público.

Centro histórico de Salzburgo

El centro histórico de Salzburgo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997 gracias, en buena parte, a sus elegantes edificios barrocos. El casco urbano se puede recorrer perfectamente a pie, no como Viena que es grandísima, disfrutarás de los paseos en su bonito entramado de calles. El barrio histórico, Altstadt, es una auténtica joya barroca conservada con mucho mimo y buen estado.

Residenzplatz es la plaza más carismática de Salzburgo, circundada por por bonitos edificios, entre ellos la Catedral y con una fuente central, Fuente de Neptuno.  En uno de los laterales se encuentra la Galería de la Residenz (La Antigua Residencia), una pinacoteca con obras de los principales autores del barroco europeo. El edificio de esta Antigua Residencia fue la sede episcopal de Salzburgo, por ello el interior es rico y suntuoso. Tiene muchas salas con frescos y rica decoración, por supuesto es visitable.

Kapitel Plazt y las vistas al castillo
Kapitel Plazt y las vistas al castillo

Al lado otra plaza que debe estar en cualquier recorrido Mozartplatz. También encontrarás la llamativa Kapitel Plazt (Plaza del Capítulo) que te sorprenderá muchísimo. Allí encontrarás una gran esfera escultórica en el centro, con un hombre en lo alto, parte de un instalación del artista Stephan Balkenhol. Creo que está allí de forma permanente, aunque fue fruto de alguna exposición anterior. Lo que sí que encontraréis en estas plazas, especialmente en la de la Residencia) durante el final del otoño son los mercadillos de Navidad.

La Catedral de Salzburgo es una gran edificio coronado por una cúpula octogonal verde, como la mayoría de las cúpulas de la ciudad, muy llamativa. La fachada se levanta entre dos altas torres, también coronada con cupulillas verdes, hecha en mármol de Untersberg. Es una típica iglesia del barroco austriaco con muchas interferencias de la suntuosidad de los templos italianos. Por supuesto, puedes visitar su espectacular y también barroco interior que sufrió un gran bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial. La reconstrucción se llevó a cabo hasta 1959 cuando se volvió a abrir al público.

Fachada de la Catedral de Salzburgo
Fachada de la Catedral de Salzburgo

Fortaleza Hohensalzburg

Una de las imágenes más llamativas de Salzburgo es su impresionante castillo en lo alto de la colina llamado Hohensalzburg. Ya visto desde el centro es espectacular, pero cuando subas y disfrutes de las vistas panorámicas desde allí te enamorarás de esta joya austriaca y te preguntarás ¿por qué no he venido yo antes? (Yo lo había intentado, que conste… aunque la he conocido tarde).

Para subir al castillo de Hohensalzburg hay un pequeño funicular que te llevará en un par de minutos. También puedes intentarlo a pie, pero sin lugar a dudas, la subida es prolongada, y tardarás algo más. Como buen castillo, este, es de origen medieval. Su edificación se inició en el siglo XI gracias al interés del obispo Gebhart por crear un refugio seguro ante los Príncipes Alemanes que atacaban la ciudad. Por supuesto, a lo largo de los siglos el castillo ha ido incrementando sus dimensiones y ha tenido algunas ampliaciones hasta llegar a tener un tamaño muy grade.

Interior de la fortaleza de Salzburgo
Interior de la fortaleza de Salzburgo

Dentro de la fortaleza hay diferentes Museos que se pueden visitar con la misma entrada o, como te recomendaré, adquiriendo la Salzburg Card. Entre los museos visitables están el Museo de la Fortaleza, el Museo de las Marionetas y el Museo del Reggimento (ejército). Además, hay algunas salas llamadas las Habitaciones de los Príncipes, también visitables, con algunos objetos, mobiliario y piezas decorativas del renacimiento austriaco. Entre los elementos que más destacan son las estufas en cerámica que decoran las salas.

Además del complejo del castillo y todos los museos que se albergan en el interior de este, te diría que dediques tiempo al exterior. Sin lugar a dudas, desde el castillo tendrás algunas de las vistas más espectaculares de la ciudad y de las montañas que tiene a su alrededor.

Vistas panorámicas de Salzburgo
Vistas panorámicas de Salzburgo

Complejo iglesia de San Pedro

Si vas a disfrutar de Salzburgo en 1 día y tienes que elegir algo, en mi opinión, no te puedes perder este lugar. Personalmente, junto con el Castillo y las panorámicas fueron mis lugares preferidos en nuestra escapada a Salzburgo. La iglesia de San Pedro es la más antigua de la ciudad ya que fue fundada en el siglo VII d.C. por San Ruperto Se trata de una iglesia que forma parte de un complejo o monasterio dedicado a San Pedro, con numerosas dependencias e incluso catacumbas.

Vistas desde la Abadía de San Pedro
Vistas desde la Abadía de San Pedro

En el interior, además de haber algunas residencias, están el cementerio, por el que se puede pasar y es “agradable”. No me malinterpretéis, pero realmente es un sitio que parece un jardín (supongo que es diferente verlo con sol o con día nublado). Allí se encuentran las tumbas de muchos personajes ilustres de la zona. Y lo que más me llamó la atención de todo el conjunto las catacumbas excavadas en la montaña y que fueron parte de un eremitorio medieval.

Getreidegasse y Casa de Mozart

Una de las partes más bonitas que ver en Salzburgo en 1 día es la zona comercial de Getreidegasse, Griesgasse y Universitat plazt. La primera de ellas es la calle ideal para las compras, con un montón de establecimientos comerciales, bares y algún que otro callejón precioso para sentarse a tomar un vino. En el número 9 de Getreidegasse está la casa natal de Mozart, hoy visitable en forma de museo.

Mozart nació en 1756, hijo de una gran familia que vivió en el tercer piso de este edificio hoy histórico. En el museo se hace un recorrido por las salas de la casa familiar con diferentes estancias típicas de una casa burguesa de la época. Encontrarás documentos como cartas, piezas de la vida cotidiana, objetos personales y también instrumentos musicales.

Casa natal de Mozart
Casa natal de Mozart

Muy cerca de la casa de Mozart, si no recuerdo mal se veía desde las ventanas de alguna de las habitaciones, está la Iglesia de la Universidad (Kollegienkirche). Es una iglesia, de nuevo barroca, dedicada a San Carlo Borromeo, con una llamativa fachada. La plaza en la que se sitúa es muy agradable y hay varios bares para tomar un vino o un spritz, muy típico en esta ciudad. Aunque no te sé decir a ciencia cierta el motivo, tengo la hipótesis de que los mismos militares austriacos que lo originaron en Venecia, también lo trajeron a estas tierras.

Un rincón del centro de Salzburgo
Un rincón del centro de Salzburgo

Museo de Arte Moderno Mönchsberg y su terraza

No te vallas del centro histórico sin visitar este Museo… Es más, si vas a visitar Salzburgo en 1 día y tienes la Salzburg Card, aprovecha para entrar en el Museo y aunque des una vuelta muy rápida subir en su ascensor hasta la parte superior para ver la panorámica de la ciudad. El museo es muy grande, en él hay exposiciones temporales y permanentes de arte contemporáneo europeo, pero lo más llamativo es la terraza superior.

Sin lugar a dudas, para mí, una de las mejores vistas de Salzburgo. Desde allí verás los magníficos edificios del centro histórico, las fachadas barrocas y también la colina del castillo, al fondo los verdes increíbles de las montañas alrededor. Es espectacular.

Vistas panorámicas de la ciudad de Salzburgo
Vistas panorámicas de la ciudad

Al otro lado del río Salzach

Al otro lado del río, en la zona más moderna también hay una parte del centro histórico que no te deberías perder, ya que hay iglesias, palacios y la residencia de Mozart. Es una zona muy tranquila, quizá con menos restaurantes cuando te alejas hacia la estación y más movida en la zona del río.

Iglesia de los Capuchinos

También del otro lado del río se encuentra la Iglesia de los Capuchinos en lo alto de la colina de Kapuzinenberg. Para subir al Convento de los Capuchinos hay que estar en forma, encontrarás una escalera que, sinceramente, tiene su recompensa cuando llegas a la cima. Las panorámicas hacia el castillo y el centro histórico son realmente maravillosas.

Museo de la Residencia de la Familia Mozart

Hay muchas otras cosas que puedes visitar en Salzburgo en 1 día, algunas de ellas relacionadas con su gran compositor. Además del museo de la Casa Natal de Mozart hay otro museo dedicado al autor y su familia. Este se encuentra al otro lado del río en Makartplatz  junto con el teatro Landestheatre y la iglesia de la Santísima Trinidad. Esta casa es la segunda residencia de la familia Mozart, a la que se mudaron desde la casa de Getreidegasse. Se trata de un apartamento muy grande en el segundo piso del edificio donde vivió Mozar hasta 1780 cuando se fue de Salzburgo. No queda mucho de aquel edificio, ya que como verás en el recorrido fue prácticamente destruido durante la Segunda Guerra Mundial. Personalmente, si vas corto de tiempo, te lo puedes saltar, no es imprescindible.

La otra casa de Mozart
La otra casa de Mozart

Palacio Mirabell y sus jardines

Un poco más allá de la Makartplaz se encuentra el Palacio Mirabell y sus preciosos jardines. Están llenos de turistas porque desde allí vas a tener una de las vistas más bonitas del centro histórico y del Castillo de Hohensalzburg. Los jardines tienen una fuente central que hace de eje distribuidor de la decoración paisajística, esta fuente de mármol simboliza los cuatro elementos. Ten cuidado con los cierres invernales a la caída de la tarde, si quieres estar seguro de que lo encuentras abierto vete pronto por la mañana. Por cierto, si eres cinéfilo, a lo mejor reconoces estos jardines de la película “Sonrisas y lágrimas”, ya que fue uno de los platós del rodaje.

Vistas desde los jardines del palacio
Vistas desde los jardines del palacio

Cementerio de San Sebastián

La iglesia de San Sebastián hospeda uno de los cementerios de Salzburgo. Esta iglesia, con una fachada barroca fue construida en el inicio del siglo XVI. A parte de entrar en la iglesia, muy barroca en su interior, hay un cementerio de grandes dimensiones en la parte trasera del edificio. El cementerio se puede visitar y allí se encuentran algunos personajes ilustres de la ciudad, entre ellos, parte de la familia Mozart. No encontrarás allí el cuerpo del compositor, ya que está en el cementerio de St. Marx en Viena. Pero esto es otra historia, muy complicada.

Palacio Hellbrunn

Si vas a visitar Salzburgo en 1 día probablemente no te de tiempo a conocer el Palacio Hellbrunn. Yo te recomiendo que lo visites sólo si vas a estar más días en la ciudad ya que se encuentra a unos 5 o 6 kilómetros del centro histórico. Hellbrunn fue la residencia del obispo (príncipe) Markus Sittijus en el siglo XVII. Se convirtió en el centro de la vida ociosa de la ciudad, con numerosos eventos sociales, fiestas, conciertos y celebraciones. Los jardines y sus fuentes, con numerosos juegos de agua, lo hacen ejemplo y prototipo de los palacios reales de los siglos XVII y XVIII.


Viaja seguro… viaja con Intermundial


Datos prácticos: comida, transporte…

Comer y beber en Salzburgo

Austria no es un país barato, pero según están algunas ciudades españolas nos nos pareció tan descabellado. Te resultará, sobre todo, caro el tema de las bebidas, pero encontrarás sitios de comida callejera o panaderías con bocatas de salchicha bastante asequibles para todos los bolsillos.

Uno de los lugares que no te puedes perder en Salzburgo en 1 día es el famosísimo Café Tomaselli. Se trata del establecimiento más conocido y antiguo de la ciudad, tanto es así que ya Mozart lo visitaba y era su preferido en el centro (esto habría que preguntárselo a él…). Lo que es cierto es que se fundó en 1705 en un edificio muy elegante de época barroca. Tiene una especie de gran terraza abalconada con bonitas vistas donde se puede tomar uno de los trozos de tarta más elegantes de la vieja Europa. Los precios no son baratos, un café te puede costar entre 5 – 7 euros, y hay muchísima variedad de tartas y pasteles.

Si quieres comer barato en Salzburgo uno de los sitios más recomendables es la zona de la Plaza e iglesia de la Universidad. Allí hay varios puestos de comida rápida con diferentes tipos de salchichas, puestos de  las famosas pretzel y alguna panadería con bocadillos y dulces. Es una buena forma de salir del paso si vas con prisa o no quieres gastar mucho.

Si vas a estar más de un día en la ciudad te aconsejo que te acerques a el barrio de Mülln-Altstadt (no está muy lejos del centro, se puede ir caminando o en el cercanías). Ya que hay un complejo de varias cervecerías típicas donde se puede probar la gastronomía austriaca y, por supuesto, beberte unas buenas cervezas. Allí se encuentran las cervecerías más antiguas y grandes como Augustiner Bräu una taberna del siglo XVII que tiene un amplio jardín para disfrutar de los días más soleados. Lo que no te sabría explicar es si cada uno de los locales son diferentes o todos pertenecen a la misma cervecería… no me enteré muy bien de esto. Eso sí, si vas a ir por la tarde, no llegues más allá de las 9, porque cierran muy pronto.

Comida típica con cerveza en Salzburgo
Comida típica con cerveza en Salzburgo

Transportes en la ciudad

Moverse por el centro de Salzburgo, sobre todo en la parte histórica, es muy sencillo y se puede hacer perfectamente a pie. La estación central no está en el centro, hay una media hora de caminata pero está perfectamente comunicada con autobuses urbanos que entran dentro de la Salzburg Card. Todos los medios públicos están incluidos en ella, tanto autobús como trenes, incluso el ascensor panorámico del Museo de Arte Contemporáneo.

También hay alguna parada de cercanías, por ejemplo nosotros como llovía bastante fuimos a cenar a la zona de Mülln-Altstadt en tren. Se tarda cinco minutos porque es una parada y hay bastantes trenes.

Nosotras no llegamos a Sazlburgo en avión, aunque tiene un aeropuerto muy cerca del centro, unos 20 minutos, no hay muchos vuelos desde Madrid. Por lo que he leído es bastante sencillo ese trayecto.

Dónde dormir en Salzburgo

¿Salzburgo en 1 día es posible? Sí, es una ciudad que puedes aprovechar mucho en un día, pero nosotras estuvimos más tiempo y por ello te recomiendo el alojamiento en el que estuvimos. Nos gustó bastante el hotel que elegimos, que no era nada caro para como se están poniendo los hoteles en Europa (80€ la noche con desayuno).

Se trata del H+ Hotel Salzburg un hotel de 4 estrellas justo al lado de la estación. La ubicación era comodísima si como nosotras llegas en tren a Salzburgo, aunque la estación no parecía el lugar más agradable de la ciudad. Había gente merodeando pero también mucha policía por lo que no nos sentimos intimidadas en ningún momento. Además justo en frente hay una enorme parada de autobuses que te llevarán a cualquier lugar de la ciudad.

El Hotel estaba muy bien, la habitación de buen tamaño, limpia y cómoda para una escapada urbana. Nos gustó mucho el desayuno tipo buffet. Además, la sala del desayuno es en la última planta del hotel (un séptimo creo recordar) y tiene unas vistas preciosas a las montañas.

Puedes echar un vistazo al H+ Hotel Salzburg en booking.


Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados