Los cinco pueblos más bonitos de Gran Canaria

Los cinco pueblos más bonitos de Gran Canaria

La isla de Gran Canaria es una isla fascinante en la que además de encontrar espacios naturales de una belleza indescriptible y enormes playas de arena tendrás la oportunidad de visitar pintorescos pueblos coloridos, localidades curiosas, muy originales, e incluso municipios que parecen diseminados a lo largo de las montañas. Nos vamos a conocer los que en nuestra opinión son los cinco pueblos más bonitos de Gran Canaria ¿te animas a acompañarnos a través de esta original ruta de pueblos?

Los cinco pueblos más bonitos de Gran Canaria (en mi opinión)

Por supuesto, cuando escribimos este tipo de post no queremos ofender a ningún municipio ni que sus habitantes o visitantes se sientan más  menos que el resto. Por ello, siempre decimos que es una opinión como cualquier otra, fruto de una experiencia de viaje que en este caso ha sido encantador, pero que depende de muchísimos factores subjetivos. Lo que a unos nos parece precioso a otros no tanto, lo que nos llama la atención a algunas personas a otras no les interesa, por ello, siempre, desde mi punto de vista son los más bonitos, pero seguro que hay otros que no hemos visitado o que no hemos tenido en cuenta que podrían estar en tu lista.

Playa de Mogán (o Puertode Mogán)

El municipio de Mogán engloba diferentes localidades y centros urbanos entre los que se encuentra este Puerto o Playa de Mogán, Mogán, Arguineguín… Peor en nuestra opinión, entre ellos el más bonito y pintoresco es el barrio de La Playa de Mogán situado al lado del puerto de Mogán. Aunque este conjunto tan pintoresco de casitas blancas decoradas con colores y numerosas flores decorando sus fachadas es de construcción bastante reciente no por ello es menos bonito. Aunque la zona estuvo poblada desde hace más de 1.600 años, la construcción de este puerto pesquero es moderna y sus atractivos son prácticamente de nuestra época.

El colorido Puerto de Mogán
El colorido Puerto de Mogán

Este barrio pesquero está cuidado al detalle para que los turistas disfruten de su original belleza a orillas del Océano Atlántico. Sus calles, salpicadas de flores y plantas con un colorido intenso le aportan muchísima belleza. Además está lleno de restaurantes y bares para disfrutar de su puerto y su playa. Y, como ya te contamos, en el post dedicado a este lugar puedes visitar el yacimiento arqueológico de la Cañada de los Gatos, que es un lugar histórico muy interesante para conocer los orígenes de la isla. Pero hay otras actividades como el avistamiento de cetáceos, delfines o ballenas, embarcándote en el mismo puerto.

 

Tejeda

En lo alto de la isla de Gran Canaria se sitúa el municipio de Tejeda con sus más de mil metros de altitud sobre el nivel del mar. Para llegar a esta localidad tendrás que disfrutar de impresionantes carreteras de curvas que recorren los emblemáticos Pico de las Nieves o Roque Nublo. El punto más alto es la Cruz de Tejeda a unos 1.500 metros de altitud y con unas vistas impresionantes hacia la montaña de los Moriscos o el Roque de Bentayga En este punto mágico y con esa altitud, además de espectaculares vistas panorámicas te encontrarás con el Parador de Gran Canaria. Creo que no hay sitio mejor para desconectar, además en los días claros se puede llegar a ver el Teide.

Vistas desde la Cruz de Tejeda
Vistas desde la Cruz de Tejeda

 

A unos seis kilómetros de la Cruz de Tejeda se encuentra el casco urbano de Tejeda. Además de ser uno de los pueblos más bonitos de Gran Canaria pertenece a la asociación de los pueblos más bonitos de España. Probablemente, una buena parte de este mérito lo adquiere gracias a su ubicación en un entorno natural tan espectacular. El centro histórico lo forman un conjunto de casitas blancas relucientes con su iglesia parroquial y diferentes miradores. Este pueblito ofrece una buena variedad gastronómica no dudéis en comer en sitios tan originales como el restaurante Casa de la Almendra.

Sin duda, uno de los grandes alicientes de este pueblo es su paisaje y las actividades que se pueden hacer en él. Hay muchísimas rutas de senderismo no solo hacia el Roque Nublo, si no diferentes rutas que empiezan o terminan en el núcleo urbano.

Iglesia de Tejeda uno de los pueblos más bonitos de Gran Canaria
Iglesia de Tejeda

 

Fataga el más bonito de los pueblos más bonitos de Gran Canaria

Fataga es un pueblo muy pequeñito pero que, en mi opinión es uno de los pueblos más bointos de Gran Canaria y que más me ha sorprendido. No había oído hablar de este pueblecito, leí su nombre en un post de mi compañera Rebeca Viajeros 3.0 sobre Gran Canaria. Decidimos parar allí por aquella mención y como decía Rebeca merece muchísimo la pena.

Los pueblos más bonitos de Gran Canaria Fataga
Fataga

Se trata de un pueblo encantador casitas blancas o de piedra típica con encalado entre ellas. Estas casitas tienen un encanto especial, al igual que sus callejuelas decoradas con flores y con placas identificativas de los propietarios de las casas. Fataga es un ejemplo precioso de arquitectura tradicional y rural de Gran Canaria en la que pasear con calma y alejado de los ruidos. Realmente es muy chiquitito y en algunas de su calles no pasan coches.

Fataga el pueblo que más me gusta en Gran Canaria
Fataga el pueblo que más me gusta en Gran Canaria

Fataga tiene muchos negocios locales con artesanía, de hecho compramos varias cosas, entre ellas complementos. No os perdáis las tiendecitas, sus restaurantes y la bodega El Rincón, donde puedes comprar vino. Por cierto, muy cerca de Fataga se encuentra el Mirador de la Degollada de las Yeguas que tiene unas vistas espectaculares y está muy cerca ya de Maspalomas.

Mirador Degollada de las Yeguas
Mirador Degollada de las Yeguas

Arucas

Muy cerca de Las Palmas de Gran Canaria se encuentra otro de los pueblos más bonitos de Gran Canaria: Arucas. Conocido internacionalmente por su famoso Ron, Arehucas, además de ser el lugar de origen de este es un pueblo encantador que nos gustó muchísimo. Sorprenden, sin duda, sus coloridas fachadas en las principales calles del centro histórico que le dan muchísimo cromatismo al municipio.

Entre los edificios históricos más significativos y singulares se encuentra su Ayuntamiento fechado en el final del siglo XIX y prácticamente frente a él y de la misma época el Mercado Municipal, hoy cerrado aunque hay un restaurante al lado donde se come muy bien. Toma nota porque es uno de los mejores restaurantes que probamos en Canarias. Muy original es la arquitectura y funcionalidad del edificios de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, una especie de administración de las aguas de la zona. Algo muy curioso pero habitual en las islas Canarias.

Arquitectura en Arucas
Arquitectura en Arucas

Por supuesto, además de la belleza de su núcleo urbano si hay algo que destaca entre las bellas casonas de la Plaza de San Juan la Parroquia de San Juan Bautista. Se trata de una iglesia imponente que muchos conocen como Catedral. Su característico color de piedra oscura y la majestuosidad de su arquitectura la han hecho muy famosa fuera de las Islas.

Las destilerías Arehucas se encuentran en la localidad desde 1884, cuando se inaguró la llamada Fábrica de San Pedro. Desde entonces, allí se elabora uno de los rones más importantes de España que llegó a ser el ron de la Casa Real  Por cierto, el ron toma el nombre de la primera denominación de este pueblecito, ya que antes de que llegaran los españoles se llamaba Arehucas.

Iglesia de San Juan en Arucas
Iglesia de San Juan en Arucas

Teror

Si hay un lugar encantador en la isla de Gran Canaria este es, sin duda, Teror. ¡Qué pueblo más bonito! Lo principal de Teror es conocer su arquitectura representada por la emblemática Basílica de Nuestra Señora del Pino, patrona del municipio. Llama la atención la gran torre  (Torre Amarilla) en los pies del templo. Alrededor de la iglesia se distribuyen algunos de los edificios más importantes de la localidad.

Justo detrás se encuentra el Palacio Episcopal, que fue un regalo de pueblo a los Obipos por la construcción de la Basílica. ¡Menudo regalazo! Personalmente me gustó muchísimo este edificio. Sorprenden mucho las bonitas casas típicas de bonitos balcones de madera que rodean la iglesia y algunas calles centrales. Entre ellos el Palacio de los Patronos de la Virgen o el Ayuntamiento de la ciudad.

Palo en Teror
Palo en Teror

En Teror se organiza un mercadillo muy famoso todos los domingos que congrega a muchos visitantes e, incluso, a los habitantes de la isla. En él se pueden adquirir productos típicos de la zona, artesanía y alimientación. No te puedes ir de Teror sin degustar su famoso chorizo, que se parece bastante a lo que definimos como sobrasada.

Centro urbano de Teror
Centro urbano de Teror

En resumen, en nuestra opinión estos son los cinco pueblos más bonitos de Gran Canaria aunque probablemente hay muchos más que nosotros no conocemos. ¿Qué te ha parecido esta lista? ¿Añadirías algunos otros? Nos los apuntamos para la próxima vez que visitemos esta increíble isla que tanto nos ha gustado.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *