MIS imprescindibles para visitar Venecia

MIS imprescindibles para visitar Venecia

Visitar Venecia es siempre algo muy especial para cualquier viajero. Nunca digo que es mi ciudad preferida en el mundo ni en Italia, pero a decir verdad, es simplemente porque Venecia es otra cosa. Es tan bella que no suelo incluirla en ninguna lista de ciudades que me gustan porque ella va más allá de cualquier otra, es una auténtica joya sin parangón y sin media. Al igual que no soy capaz de decir que es mi ciudad preferida, tampoco lo soy de daros instrucciones para visitarla ni hablaros de los imprescindibles ya que creo que en esta ciudad es algo muy personal. Por eso, en este post, os voy a hablar de algunos de los lugares a MÍ personalmente me encantan y que no me pierdo, pero no tiene por qué ser los lugares que a ti más te vayan a gustar.

¿Te vienes a visitar mi Venecia? Luego ya… me cuentas si estás de acuerdo en alguno de estos lugares o si prefieres otros muchos que no me dará tiempo a nombrar. Venecia y sus mil caras, la ciudad más original y auténtica que vas a imaginar y que nunca, nunca, decepciona.

 

Mis lugares preferidos a la hora de visitar Venecia

Voy a hacerte una recomendación muy sencilla para visitar Venecia: disfrútala. No recorras esta ciudad con prisas, descubre sus calles más escondidas y con menos turismo, sube y baja con calma sus cientos de puentes, descansa en alguno de ellos, párate a contemplarla porque Venecia es emoción.

Campo de los Santos Giovanni e Paolo (Juan y Pablo)

Esta preciosa plaza está situada en la zona de Castello. Se trata de una de las plazas, para mí, más interesantes y bonitas de Venezia y durante siglos ha sido lugar de encuentro, fiestas y celebraciones por parte de los venecianos. Me gusta muchísimo esta plaza porque en uno de sus laterales hay un bonito canal y el resto es totalmente monumental.

La Basílica de los santos Giovanni y Paolo es una de las iglesias más grandes de Venecia. Aunque se inició en el siglo XIII, una de sus características artísticas son sus aires de gótico, fue terminada en el año 1430. Sin embargo, en ella han trabajado y por ella han pasado artistas venecianos posteriores tan importantes como Bellini, Tiziano, Tintoretto o Veronese ayudándola a convertirse en uno de los templos más bonitos del mundo.

En la plaza hay algunos elementos curiosos como una “Vera da pozzo”, un término muy utilizado en Venecia y que designa la parte que cierra un pozo para protegerlo. No olvidemos que Venecia es una ciudad peculiar y que el agua potable era un bien muy necesario en ella, que descansa sobre una laguna marina. También se encuentra el monumento ecuestre dedicado a Bartolomeo Colleoni, una escultura del siglo XV realizada en bronce.

Por supuesto, no nos olvidamos de otro de los edificios que enmarca esta plaza: la Escuela Grande De San Marcos. El edificio del siglo XV sustituyó a otro anterior tras un incendio que lo destruyó. La estructura de la fachada recuerda mucho a la Ba´silica de San Marcos, pero con decoraciones en marmol que alude a la inspiración lombarda del arquitecto de esta obra: Mauro Codussi. ¿Qué os parece esta plaza? Imprescindible para mí.

Escalera del Bovolo en el Palacio Contarini

Uhm… probablemente la Escalera del Bovolo en el Palacio Contarini del Bovolo es mi lugar favorito y, por supuesto, imprescindible en Venecia. Es uno de los sitios más desconocidos de Venecia, aunque teniendo en cuenta que todos lo decimos me da la sensación de que ya no es tan desconocido. Curiosamente forma parte de un itinerario que se llama así: Tesoros desconocidos de Venecia.

Está bastante cerca de la Plaza de San Marcos y, te darás cuenta si subes, que es una de las vistas más peculiares que se puede tener de la basílica. Su nombre “bovolo” hace referencia al nombre que se le da a los caracoles en Venecia, ya que su arquitectura recuerda mucho a la concha de un caracol. El edificio en el que se encuentra está un poco escondido entre las callejuelas de la zona, por ello no es el sitio más visitado de la ciudad. Pero cuando llegues a ese pequeño patio exterior en el que se ubica, te darás cuenta de lo bonito que es.

El exterior es bellísimo, se puede admirar sin pagar, otro aliciente más, es gratis. Según la historia del edificio la escalera se construyó en el exterior porque en el interior no cabía, otras historias hablan de que fue solo una estrategia para crear una torre, que en el momento de su construcción estaban solo permitidas en iglesias y conventos. Sea cual sea el motivo de su construcción lo hicieron bellísima y hoy podemos admirarla. Se puede acceder al edificio, básicamente a la escalera y un par de salas expositivas, con un coste de 8€. Las vistas son muy bellas, podrás admirar Venecia desde el punto de vista de sus tejados y torres.

Antiguo barrio judio, el ghetto ebraico

El barrio judío es uno de los lugares más sugestivos y menos masificados de Venecia. Está cerca de la estación de tren de Santa Lucía pero no es uno de los sitios preferidos por los turistas por lo que recorrer sus calles es muy agradable. Los edificios tienen algunas características particulares que les hacen distintos al resto de la ciudad, por ejemplo, su altura, tienen muchísimos pisos.

Es el barrio judío más antiguo de toda Europa, se dice que allí se asientan los primeros habitantes en el siglo XI. Entre sus calles se conserva una atmósfera característica y también histórica de recuerdo. En él se puede visitar un interesante museo sobre la historia de los judíos en la ciudad. La historia de este barrio es muy curiosa, allí se asentaron los judios obligados por la Serenísima República. Así, ellos podían mantener su fe pero sin poder residir en otras zonas de la ciudad.

 

Una de las cosas más terribles de la historia de este barrio es que lo cerraban durante la noche para que sus habitantes no pudiera salir. El fin de la segregación en este gueto (de ahí la palabra que actualmente usamos para referirnos a lugares marginales) llega con la caída de la ciudad en manos de Napoleón. Y, por supuesto, si quieres saber más puedes visitar el Museo Ebraico de Venezia situado en el corazón del barrio.

El puente de la Accademia y la Colección Guggenheim

Solo son cuatro los puentes por los que se puede atravesar el Canal Grande en Venecia: el de los Descalzos, el de Rialto, el de la Accademia, y, el más moderno, el de la Constitución. Es muy difícil elegir, yo diría que deberías visitar todos ellos, pero si hay uno que me gusta muchísimo es el de la Academia.

Se construyó en la mitad del siglo XIX, no es precisamente el más antiguo de la ciudad, pero me parece muy evocador. Sobre todo por sus vistas ya que se puede ver hasta la Basílica de Santa Maria della Salute, al fondo. Por supuesto, si has llegado hasta este puente deberías hacer dos visitas, por un lado el museo de la Accademia, que es una de las más importantes colecciones de arte y pintura de Italia y, por otro, la colección Guggenheim. Este “pequeño” museo es la colección de arte contemporáneo más importante de todo el país, con obras funamentales para entender el arte de los siglo XIX y XX.

Santa María Gloriosa de los Frailes (Santa Maria dei Frari)

Esta iglesia es absolutamente excepcional y no te la puedes perder en Venecia, sobre todo si eres un amante de la historia del arte. Lo primero que te sorprenderá es que es una de las iglesias más grandes de Venecia, se encuentra en el Campo dei Fra en el barrio de San Polo. Esta iglesia está dedicada a la Asunción de María y fue construida en el inicio del siglo XIII como parroquia de los habitantes del barrio. Su exterior es un gótico muy sobrio con arquillos apuntados decorando la parte superior y una bonita fachada gótica también. El interior es una gran iglesia de planta de cruz latina con tres grandes naves y capillas. Las columnas que dividen las naves son impresionantes, grandísimas…

Una de las cosas más interesantes de esta iglesia y por lo que para mí es imprescindible son las obras que allí “duermen”. Qué cantidad de obras artísticas, tanto de pintura como de escultura… Es una auténtica galería de arte en la que se encuentran obras como el San Juan Bautista de Donatello, el retablo de la Asunción de María de Tiziano y algunas ilustres tumbas monumentales.

La pequeña iglesia de Sant’Apollinare

Esta pequeña iglesia dedicada a un santo martir Sant’Apollinare es una de las más bonitas, en mi opinión, y originales de Venecia. Me encanta su fachada y sobre todo el remate de esta con líneas circulares, esculturas y pináculos a modo de torrecillas. La iglesia es una de las más antiguas de la ciudad, su origen está en el siglo XI cuando algunas familias provenientes de Rávena deciden homenajear a Sant’Apollinare que era de aquella ciudad. Sufre muchas modificaciones y la iglesia que vemos en la actualidad es del siglo XIV y el precioso campanario que hay en su izquierda es del siglo XV fruto de una reconstrucción.

Llama la atención la gran cruz que hay en lo alto de la fachada, se trata de un crucificado bellísimo hecho en relieve en mármol, de época gótica. Bajo el óculo de la fachada también hay una imagen de la Virgen entronizada como reina, de nuevo gótica y con una inscripción “Ave María, Gratia Plena”. La iglesia está llena de pequeñas obras escultóricas y decorativas en mármol muy bellas. Además, es un sitio perfecto para comer o cenar, la vista no es la clásica veneciana pero no suele estar llena de gente y es muy agradable.

Bacino Orselo

El último de mis imprescindibles en Venecia es un rincón que no tiene demasiada historia o importancia, es el llamado Bacino Orselo. No os sabría explicar por qué me gusta tanto este lugar, que suele ser un sitio de paso para turistas y visitantes, un lugar para tomar o dejar una góndola en las proximidades de la plaza de San Marco. Básicamente es una pequeña “laguna” que se creó en el siglo XIX con la intención de ser lugar de llegada de las góndolas próximo al centro más histórico de la ciudad. Por ello, se demolieron algunas casas y edificios, dejando este espacio más libre para la navegación.

 

 

Y por supuesto, estos son mis imprescindibles en Venecia, pero en esta ciudad hay muchísimos otros sitios que visitar… que os contaremos en algunos otros post. También te puede interesar, si vas a viajar a Venecia, echar un vistazo a este post fotográfico sobre ella o si todavía no estás decidido entre Florencia y Venecia, descubrir el por qué visitar una u otra.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.