Síguenos en las redes

@unblogdepalo

Correo electrónico

info@unblogdepalo.com

Por fin vuelven las escapadas de fin de semana por Europa…  Y en esta ocasión hemos visitado, de nuevo, Francia, en concreto Burdeos. ¿Por qué Burdeos? Pues imagínate la cantidad de razones que te podemos dar para que te animes a visitar este destino. La primera, es una ciudad preciosa en Francia, cuna de grandes vinos y tiene patrimonio para dar y regalar.  Y aunque no se puede pedir más, en Burdeos lo vas a encontrar: una base naval submarina, iglesias maravillosas y un ambiente muy jóven y divertido. Si, como nosotros, te estás planteando viajar a Burdeos un fin de semana no te pierdas este post con todas las ideas que hemos ido recogiendo a la hora de organizar nuestro viaje.

Viajar a Burdeos dos o tres días

Vuelos y transporte a Burdeos

Uno de los motivos por los que elegimos viajar a Burdeos un fin de semana fue el horario de los vuelos desde Madrid. Tanto Ryanair como Iberia tienen vuelos directos y muy cómodos para los que tengamos horario de oficina. La ida la cogimos con Iberia (40€) a las 16:30 de un viernes y la vuelta con Ryanair (15€) a las 21:00 (más o menos) del domingo. El vuelo desde Madrid o Barcelona está en torno a 1 hora y cuarto (vuelo real entre subir y bajar es menos de una hora). Por lo tanto, aprovechamos todo el fin de semana en la ciudad, casi se tarda más en ir desde el aeropuerto al centro que en el vuelo.

Catedral de Burdeos
Catedral de Burdeos

Burdeos es un destino muy interesante desde el norte de España, suele haber muchos turistas que van desde Pamplona, Bilbao o San Sebastián. Históricamente ha habido mucha relación con estas zonas de España, incluso hay una Casa Vasca en el centro de Burdeos. Desde el Norte de España en pocas horas puedes estar en la zona de Burdeos con tu coche. Como ves, lo mires por donde lo mires, Burdeos se convierte en una escapada perfecta.

Alojamiento en Burdeos

Burdeos es una ciudad relativamente pequeña en términos turísticos si vas a visitar el centro. Pero su área metropolita y alrededores tienen mucha más amplitud. Nosotros elegimos el alojamiento en base a lo que íbamos a hacer el fin de semana que era básicamente visitar la ciudad. Sin embargo, si vas a visitar bodegas, tienes coche, etc… quizá tengas que pensar otras alternativas (aunque nuestro hotel tenía zona de aparcamiento cerca).

En general cuando viajamos de fin de semana de cultura y museos a Europa nos solemos alojar en hoteles de la cadena Ibis porque cumplen las necesidades: habitaciones medias (no son muy grandes) con baño, desayuno y limpieza. Lo justo para pasar la noche porque el día estamos visitando la ciudad. En este caso nos alojamos en el Hotel Ibis Budget Bordeaux Centre Mériadeck. Los Budget son los más económicos de la cadena, por debajo de Ibis e Ibis Styles, pero los tres tipos tienen alojamientos en el centro. De hecho, este Ibis comparte edificio con el Ibis Bordeux Centre Mériadeck y al lado está el Novotel, todos de Accor.

El centro histórico de Burdeos
El centro histórico de Burdeos es muy asequible a pie

Nos costó 74 euros la habitación doble con desayuno (sin desayuno salía por 65€). El Hotel está muy cerca del centro a 5 minutos a pie de la Catedral. Tiene justo delante una parada de tranvía y a unos 200 metros la parada del autobús directo al Aeropuerto (y a la Estación de tren). Por lo tanto, era cómodo para ir a pie al centro o en transporte público y también para llegar a la ciudad.

Por supuesto, si tienes coche, hay una alternativa super interesante para los amantes del vino y de las bodegas, ya que hay muchísimos hoteles boutique. Se trata de hoteles de tipo rural, con encanto, situados en las fincas y bodegas vinícolas. Los Chateaux de diferentes bodegas son ideales para una escapada romántica, para visitar la zona cercana a la ciudad, etc.

 

Qué hacer y ver en Burdeos: imprescindibles

En los próximos días publicaremos un post con todos los lugares que ver y las actividades que puedes hacer en Burdeos. Pero no perdemos la ocasión de dar unas pinceladas para organizar tu visita con los imprescindibles para viajar a Burdeos.

El tip como en la mayoría de ciudades europeas para ahorrar es la CityPass: de 24h, 48h o 72h. Incluye muchas visitas a monumentos y museos y el transporte público.

Burdeos tiene calles muy pintorescas
Burdeos tiene calles muy pintorescas

Tanto para las visitas como para el uso del transporte público adquirir la Bordeaux CityPass nos parece una muy buena solución. En muchas de las ciudades que visitamos como Narbona, Carcasona, Toulouse, hemos adquirido o conseguido a través de la oficina de Turismo estas tarjetas. Hay diferentes versiones dependiendo del tiempo que vayas a pasar en la ciudad, la de 3 días sale fenomenal de precio, aunque supongo que con la de 48horas la mayoría estamos cubiertos. Además, 48 horas, es decir, un fin de semana está muy bien para conocer, al menos en esencia la ciudad.

Otra de las cosas que te aconsejo, también está incluida en la CityPass y si no puedes echar un vistazo a los Free Tour en Bourdeos que ofrece Civitatis. Se trata de hacer una visita guiada por la ciudad durante dos horitas. Por cierto, qué frío pasamos para ser abril parecía enero. Nos gustan las visitas guiadas y los free Tour porque son una forma muy fácil de tener una perspectiva general de los principales monumentos de la ciudad contados de una forma muy amena.

Catedral de Burdeos
Catedral de Burdeos

Pero vayamos a lo básico y super necesario que no te puedes perder a la hora de viajar a Burdeos (dedicaremos un post más elaborado a la visita a todos ellos, pero sean estas unas pinceladas rápidas de los imprescindibles)

  • La Catedral de San Andrés y la Torre Prey-Berland: en el corazón histórico de la ciudad se sitúa una de las catedrales góticas más bonitas de Francia. Allí, por ejemplo, se sucedieron hechos históricos como la boda de Leonor de Aquitania. La torre exenta que se encuentra en la cabecera de la catedral, la de Pre-Berland es una torre campanario maravillosa construida en el siglo XV. Se puede subir para tener las mejores vistas de la ciudad.
  • Puerta Cailhau, una de las puertas de la antigua muralla de Burdeos que a día de hoy se mantiene en pie. Es realmente muy bonita, recuerda, según dicen incluso los guías a los castillos de Disney. Tiene acceso gratuito con la CityPass.
  • Las iglesias románicas de la Santa Cruz y la basílica de San Severino. Son dos de las portadas románicas más bellas de Francia y ambas merecen una visita.
  • La Basílica de San Miguel posterior a las anteriores en cuanto a su cronología porque ya pertenece al gótico. También tiene un campanario frente a los pies de forma exenta, les gustaban así por esa zona parece ser.
  • La iglesia de Notre Dame du Chapelet de Burdeos es una de las más originales y de las pocas barrocas de la ciudad. Justo delante de la iglesia se encuentra una gran estatua de Francisco de Goya que estuvo exiliado durante la última parte de su vida en Burdeos. Allí se celebraron sus funerales según nos contaron en la visita por la ciudad.
Plaza de la Bolsa en Burdeos
Plaza de la Bolsa en Burdeos
  • La plaza de la Bolsa y el Espejo del Agua forman un conjunto único… que nosotros no pudimos disfrutar por el mal tiempo. Con el frío se desactiva el espejo de agua para que no haya problemas con el hielo. Nos dio muchísima pena, además la plaza de la Bolsa, que es un conjunto bellísimo de edificios, estaba llena de andamios y carpas varias que no entendimos. Aun así, esperamos que tú tengas más suerte y puedas ver el efecto mágico que nosotros solo conocimos en fotos.
  • El Barrio de Chaltrons y la Iglesia de San Luis son una de las metas bohemias de la ciudad, se trata de un barrio muy céntrico lleno de bares y restaurantes (carete, por cierto) con un mercado que ahora es centro cultural y calles pintorescas.
  • La Ciudad del Vino (Cité du Vin) es una de las construcciones más originales de la ciudad y un museo dedicado al mundo del vino, su producción, su historia y la relación con la gastronomía y la sociedad. No es enorme, me lo esperaba muchísimo más grande, pero es bastante entretenido. Me gustó mucho el final de la visita, la cata con vistas hacia la ciudad.
  • Los puentes del río Garona también son un atractivo en la ciudad, uno de los más interesantes es el Puente de Piedra construido bajo el gobierno del mismísimo Napoleón en 1812. Pero, sin duda, el más espectacular en mi opinión es el Puente Jacques-Chaban-Delmás, un enorme puente levadizo construido entre 2009 y 2012, eleva sus torres hasta 77 metros y se eleva él mismo hasta los 55.
La Ciudad del Vino en Burdeos
La Ciudad del Vino en Burdeos

Lo más espectacular y novedoso en Burdeos: Les Bassins des Lumières

Vaya por delante que el lugar donde se sitúa Les Bassins des Lumières ya me parece impresionante por sí solo. Se trata de una antigua base se submarinos del ejército nazi (BETASOM). Se estableció allí durante la segunda Guerra Mundial como parte de las bases que los nazis construyeron en el Atlántico. Allí podían se podían guardar hasta 30 submarinos y es que el tamaño de este edificio es realmente grande. Personalmente me llamó muchísimo la atención y me hubiera gustado ver también la parte más militar y de defensa, aunque ahora es el edificio que ocupa esta propuesta maravillosa de Les Bassins des Lumierès.

¿Pero de qué estamos hablando?

Pues se trata de que este espacio destinado a la defensa en la Segunda Guerra Mundial se ha convertido en centro de exposiciones temporales y conciertos. Las exposiciones son fundamentalmente audiovisuales proyectados en las paredes y reflejados en el agua de las dársenas de esta base de submarinos. Las exposiciones van cambiando por lo que aunque nosotros vimos una dedicada a Sorolla y otra a la historia de la Serenissima Repubblica de Venezia, puede que vosotros encontréis otras. Pero, sean las que sean, estoy segura de que os va a sorprender y encantar, porque de por sí es un gran motivo para viajar a Burdeos.

Les Bassins des Lumiéres
Les Bassins des Lumiéres

Comer en Burdeos

La gastronomía en Burdeos, sus restaurantes y establecimientos, están ligados, sin lugar a duda, a la cultura del vino. En general viajar a Burdeos y, por tanto, comer allí no es caro, aunque nos sorprendió mucho la diferencia entre los locales del centro y el barrio de Charltrons que nos pareció carísimo para comer.

En Burdeos hay muchísimos restaurantes de todo tipo, por supuesto, nosotras intentamos encontrar sitios de comida francesa en general, aunque es verdad que tampoco tuvimos una suerte loca con los restaurantes y entre correr a ver cosas y que nos liamos un poco, no probamos muchos platos franceses.

Uno de los imprescindibles cuando vas a Francia son las galettes y las crepes, se llama galette a la crepe salada que se toma a la hora de la comida o la cena. La crepe, por su parte, sería dulce y para el postre. En el centro hay muchas creperias que tienen precios diferentes.

  • Nom d’Une Crêpe: está justo detrás de la Plaza de la Bolsa (Rue Saint-Rémi, 32) ofrece menú con crepes (galettes saladas) y también dulces como postre. Por cierto, lo más típico es probarlas con sidra. El precio estaba muy bien pagamos 67€ por cenar 4 personas con bebida y postre.

  • A la Découverte de nos Saveurs es uno de los restaurantes más chulos de Burdeos y ofrece crepes. Es un poquito más caro que el anterior, pero una crepe y una bebida puede salir por entorno a unos 20€ por persona.
Viajar a Burdeos: Una Gallette
Una Galette con su tradicional sidra

Uno de los días que estuvimos comimos en el barrio de Chartrons, que realmente nos pareció super caro para comer. Había muchos restaurantes, varios de tipo bistrot con platos de carne a la brasa y recetas tradicionales francesas, pero con unos precios por plato que pasaban de los 20€. Aunque nos habían aconsejado ese barrio nos pareció caro, comimos en un Pub inglés unas hamburguesas que no estaban mal de precios. El pub Cambridge Arms está justo detrás del Mercado de Chartrons, al lado de un restaurante español que se llama La Nacional y que tampoco era exagerado de caro.

Otro de los sitios en los que estuvimos es el mercado Les Halles de Bacalan, en frente de La Ciudad del Vino. Es un edificio dedicado a la restauración con muchos puestos de todo tipo, queserías, puestos de embutidos y un bar español con muy buena pinta, se trata de un mercado que los fines de semana se pone hasta arriba y es difícil encontrar sitio, hay mesas altas y bajas y una terraza exterior.

El centro de Burdeos está lleno de restaurantes, estuvimos también en un par más Le Bistró de Aurélie (40 Rúe de Saint Remi), con comida muy estándar, moderna, y precio asequible. Os contaría que una de las noches cenamos en otro sitio por detrás de La Bolsa, pero es que no me acuerdo… no sé que sitio era y tampoco era nada del otro mundo. Lo que sí os tengo que recomendar es que provéis los dulces típicos bordeleses: los canelés. Son unos dulces de masa seca con canela y con un aspecto cilíndrico estriado. Los podéis encontrar en pastelerías y en muchas cafeterías. Como veis la comida es fundamental a la hora de viajar a Burdeos y… que no se os olvide el vino.

Los típicos canelés de Burdeos
Los típicos canelés de Burdeos

 

¿Qué te ha parecido nuestro destino? Viajar a Burdeos es, sin duda, un planazo. Las mejores épocas para visitar la ciudad son primavera, el inicio del verano o el otoño. En estas épocas además encontrarás diferentes perspectivas de la ciudad, más cultureta, festivalera o vinícola. Burdeos nos ha encantado y lo mejor, toda la compañía que he tenido en este viaje…

Brindando desde Burdeos
Brindando desde Burdeos

Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.