Síguenos en las redes

@unblogdepalo

Correo electrónico

info@unblogdepalo.com

Soy una amante de mi ciudad, me encanta Salamanca, su arquitectura, su arte, su gastronomía, su color dorado al atardecer… Por todo ello, por ser esa enamorada de mi tierra me apetecía llevaros por una ruta diferente. Esta ruta rara con muchas cosas que ver en Salamanca, además es muy baratay, no suele aparecer en los itinerarios turísticos convencionales. En este post solo pretendo darte unas cuantas recomendaciones para que disfrutes a tope de esta ciudad, tanto de su cultura, como de su gastronomía e historia. Hoy te cuento esas cosas que ver en Salamanca y que otros no te van a contar… o sí… pero desde le corazón y la pasión por mi ciudad. ¿Te vienes a visitar Salamanca con otra mirada?

Cosas que ver en Salamanca que otros no te van a contar

Ruta cutural diferente en Salamanca

Visita Zara en la Plaza del Liceo.

Quizá te resulta raro que el primer consejo que te doy sobre cosas que ver en Salamanca en el apartado “cultura” y lugares de arte sea una tienda de Zara. Pero si me haces caso y entras en la tienda de Zara que está en la Plaza del Liceo te llevarás una grata sorpresa. Se trata de uno de los lugares más desconocidos de la ciudad y durante muchos años ha estado cerrado al público hasta que la empresa Inditex hizo algunas reformas y nos devolvió esta maravilla a los salmantinos y visitantes. Sí, tú Tras entrar en la tienda, puedes dirigirte al centro de la misma o subir en ascensor o a través de sus escaleras a la segunda planta. Es uno de los tesoros escondidos en Salamanca, merece la pena.

Zara en Salamanca
Zara en Salamanca

Vete a ver una exposición gratis a San Boal

La cultura también puede ser gratis y en el Palacio de San Boal, en el mismo conjunto arquitectónico que el Palacio Arias Corvelle, hay una sala de Exposiciones magnífica que nos proveé de numerosas muestras. El contenido es magnífico y el continente maravilloso ya que se trata de un edificio del siglo XV con un patio interior típico salmantino del siglo XVI.

El Cielo de Salamanca

El Cielo de Salamanca es uno de los lugares más bellos, sin lugar a duda, de la ciudad y que más se suele olvidar en los recurridos turísticos tradicionales. Me da mucha rabia que muchos de los viajeros que llegan a mi ciudad no visiten esta auténtica maravilla del arte medieval. Actualmente el Cielo de Salamanca se puede visitar en una de las salas del Patio de Escuelas Menores, en el centro de los complejos universitarios. Pero ¿de qué estoy hablando cuando nombro este Cielo? El Cielo es la bóveda decorada de la antigua biblioteca de la Universidad, que como he comentado actualmente está en otra sala, no en la original, pero sigue siendo una auténtica maravilla del inicio del Renacimiento. Fue pintada por Fernando Gallego en el fin del siglo XV para decorar la maravillsa biblioteca universitaria a través de una representación de la astrología y los signos zodiacales. Tuvo algunas desventuras y problemas, incluso estuvo fuera de Salamanca, aunque actualmente ha vuelto a la ciudad.

El cielo de Salamanca
El cielo de Salamanca. Fuente: https://www.flickr.com/photos/100759833@N05/37083451242/in/photostream/

 

Torre del Marqués de Villena

Una de los lugares más enigmáticos y desconocidos entre las cosas que ver en Salamanca es la torre del Marqués de Villena. Está situada en el lateral de la antigua muralla de la ciudad, la primera de origen medieval construida en el siglo XI. Se ubica al lado de lo que hoy denominamos Cueva de Salamanca, un lugar enigmático y provisto de leyenda aunque en realidad se trataba de la cripta de una antigua iglesia hoy desaparecida.

La Torre ligada al Marqués de Villena nunca tuvo relación con este personaje, aunque se dice que su fantasma todavía ronda la misma… Te puedes acercar a comprobarlo y de paso subir para ver las bonitas vistas que desde allí se tienen de la zona de San Esteban, la Catedral y el río.

 

Ruta de Bares y restaurantes diferentes en Salamanca

  • En Salamanca no salimos de tapas o de raciones, salimos de pinchos y hacemos una ruta en toda regla; los de toda la vida las bravas del Segundo (Plaza de San Juan Bautista, 10), la jeta en la Viga (Plaza de San Justo). Si te gusta lo tradicional prueba la Chanfaina, en muchos bares la ponen, es arroz con menudillos de cordero, cominos y pimentón
  • ¿Una comida o cena con vistas? Visita el restaurante Pachamama en la orilla del río Tormes, de frente a la Catedral, unas vistas fantásticas de nuestra ciudad.
  • Tómate unos chupitos en el Bolero, este bar es de los de toda la vida, está un poco escondido pero siempre está hasta los topes ¿Una guinda quizá? Somos muy de chupitos y si los quieres de todas clases, pues a la Chupitería de toda la vida (Plaza de Monterrey, 5).
  • Estás en día laborable, pásate por las antiguas caballerizas del Palacio de Anaya (siglo XVIII), es la actual facultad de Filología y tiene un bar escondido con una barra de pinchos impresionante. Además tienen precio “congreso”, es decir, se acomoda a los costes de la vida del estudiante salmantino.
  • La decoración de muchos bares llama la atención aquí, puedes ver “Casitas de muñecas” en la Posada de las ánimas; un teatro en el Irish Rover; una calle con sus puertas y sus ventanas en el Torero o en el Café Moderno; escenas del barrio rojo de Amsterdam en Erasmus; tenemos Puerto (de Chus); Submarino(s)… Hay tantos que creo que voy a hacer un post 😉
Barra de pinchos en Salamanca, Mesón Cervantes
Barra de pinchos en Salamanca, Mesón Cervantes

Las cosas más raras que ver en Salamanca o que hacer…

No busques la “Rana”

No busques la Rana de la Fachada Rica de la Universidad de Salamanca… O no solo. La rana es uno de los elementos decorativos que hay en la magnífica decoración renacentista de la fachada de las Escuelas Mayores. Ante tanta profusión de elementos decorativos lo raro es encontrar una pobre rana, pero la leyenda cuenta que si la encuentras aprobarás el curso. A parte de la rana, hay un elemento decorativo muy sugerente en el mismo Patio de Escuelas Mayores. Se trata de un onanista en la crestería de uno de los edificios de la Universidad. En esa crestería, entre miles de formas vegetales, animales y humanos hay un personaje que parece estar masturbándose… Se ve que los canteros del siglo XVI también pensaban en el sexo ¿no? Pues no, es un falso de la restauración llevada a cabo en el siglo XX y que pasa muy desapercibida entre el resto de figuras.

Por cierto, si te fijas bien en la Fachada de la Universidad, no sólo veras una rana sino muchísimas más… pero esto lo dejo para que tú lo descubras.

El onanista o masturbador de la crestería de las Escuelas Mayores
El onanista o masturbador de la crestería de las Escuelas Mayores

La Mujer que murió en la Plaza Mayor

Si hay un lugar diferente y misterioso, al menos para mí que no he logrado encontrar datos ni a nadie que los tenga, esa es la placa de la mujer que murió en la Plaza Mayor. En uno de los arcos de entrada a la Plaza Mayor, concretamente el que se sitúa en el centro del lateral que da a la Plaza del Mercado, justo en el Arco de San Fernando, se sitúa una placa. En ella se puede leer:  “Aquí se mató una muger ruegen a Dios por ella año 1838“. Nada se sabe de esta inscripción que se remonta ya a casi 200 año atrás. He preguntado a diferentes personas que saben mucho de arte e incluso a algunos guías de la ciudad, pero nadie sabe qué sucedió para que se matase aquella señora. Por cierto, no, no es la única inscripción parecida en la ciudad ¿quiénes serían estas personas?

El Astronauta y otras especies

De todos es conocido el tema histórico de que en una de las entradas de la Catedral Nueva de Salamanca se sitúa la figura de un astronauta. Desmentido el mito, ya que este elemento es una decoración debida a la restauración de los años 90 del siglo XX llevada a cabo para reafirmar algunas partes de la Catedral, deberíamos fijarnos en que en esa época se llevaron a cabo otros elementos fantásticos y chocantes. Entre ellos el mono-dragón que come un cucurucho de tres bolas de helado. Pues sí que tenían fantasía estos artistas.
Mono-dragón al que le gustán los helados
Mono-dragón al que le gustán los helados

Cómete unos chochos en Salamanca

¡Hala! Qué vulgaridad… Pues no, en Salamanca es muy normal comer “chochos”. Entre las cosas qué hacer en Salamanca podéis pedir unos altramuces para picotear algo en un bar. Tradicionalmente nosotros los lamamos chochos salados. Pero para más inri es que hay otra versión de chochos, los dulces, que podéis encontrar en algunas pastelerías de la ciudad.

¿Qué os ha parecido esta ruta distinta en Salamanca? ¿Conocíais todas estas cositas? Gracias por pasaros por aquí.

Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.