Síguenos en las redes

@unblogdepalo

Correo electrónico

info@unblogdepalo.com

Que este post no va a descubrir nada relevante, lo sé y lo admito, pero seamos honestos, a veces también buscamos información rápida que nos de unas pinceladas sobre qué ver en Barcelona en dos días sin tener que leernos la gran guía Espasa del viaje. Hace seis o siete años, en los inicios del blog, escribí un post de visitas imprescindibles en Barcelona que se ha quedado un poco obsoleto, por ello, con ganas de revisar la información y de dar un contenido práctico os traigo este post sobre Barcelona, con lugares que visité tan solo hace un par de semanas. ¿Te vienes a conocer los imprescindibles de la ciudad Condal? Y, siempre, piensa que tu ruta puede contenerlos o no.

Qué ver en Barcelona en dos días… si vas muy deprisa

Probablemente, en dos días, no te de tiempo a visitar todo lo que quieras de Barcelona. Es una de las ciudades más privilegiadas en España para el turismo, por sus grandes monumentos modernistas, su centro histórico en los barrios del Gotic o el Born, sin olvidarnos de sus playas, las zonas Olímpicas y tantos otros lugares. Pero, sin duda, hay algunos sitios que son imprescindibles y que, si tienes dos o tres días, no te deberías perder.

La Catedral de Barcelona
La Catedral de Barcelona

1. El Parque Güell

Es difícil describir este fantástico jardín que Eusebi Güel encargó a Gaudí. No hay duda, de que es una de las obras maestras del autor y, por supuesto, del modernismo. La magnífica escalinata, las columnas y las esculturas, los coloridos mosáicos acompañados de la vista de la ciudad no tienen precio, bueno, sí lo tiene. Para nosotros es imprescindible.

Hace unos años el parque era totalmente gratuito, pero en la actualidad la entrada tiene un coste para el público general de 10€ y diversas reducciones. Está abierto todos los días del año. Y es muy bello, al menos para mí, a última hora del día. Es un auténtico emblema de la ciudad y del autor y, además, es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

 

2. La Sagrada Familia

Sin duda, es otro de los símbolos de la ciudad y, probablemente, uno de los monumentos más famosos no sólo de España, si no de toda Europa. El inicio de la obra se debe al arquitecto Francisco de Paula del Villar, la continuación hasta su muerte la llevó a cabo el maestro Gaudí. El bosque de formas, la fantasía hecha edificio y una obra cumbre de la arquitectura mundial. No te pierdas la subida a las torres, toda una experiencia.

Como recomendación, coge las entradas con tiempo, porque siempre tiene muchísimos visitantes y es difícil conseguirlas a última hora. La entrada está en torno a los 26 euros y 27 con visitas guiadas en diferentes idiomas. Para ser sinceros, no os voy a engañar, a mí personalmente, no es el lugar de Barcelona que más me gusta ni me impresiona, pero, deberías visitarlo al menos una vez.

3. Paseo de Gracia: Las casas Batlló y Milá.

El paseo de Gracia es una de las principales arterias de la ciudad y seguramente una de las más comerciales. Formó parte de la ampliación de la Barcelona moderna y más industrial, el denominado “Ensanche” (Eixample). Pero, su mayor fama y, para mí al menos, interés, está en la belleza de los edificios y las fachadas modernistas de las casas construídas por Gaudí.

La Casa Batlló es un espectacular edificio construido entre 1904 y 1906), junto a ella en la llamada “manzana de la discordia” se sitúan la Casa Amatller, donde se ubica un importantísimo archivo documental, obra de Puig i Cadafalch, la Casa Lleó, y varias casas modernistas de otros autores. Y por supuesto, no puedes dejar de visitar la Pedrera, es decir, la Casa Milà (1.906 – 1.912). Es un edificio único de fachada serpenteante con líneas curvas que evocan la fantasía de su autor en la etapa naturalista. Un auténtico emblema de la ciudad que no te puedes perder.

Casa Batlló en Barcelona
Casa Batlló en Barcelona

4. La Rambla y el mercado de La Boquería.

Después de pasar por la plaza de Catalunya nos dirigimos a la famosa Rambla o también conocida como Ramblas, la calle que desemboca en el mar Mediterráneo. Siempre está llena de gente, puestos de recuerdos, de flores, mismos, espectáculos varios… Haz una parada en el precioso Mercado de La Boquería, además de ser un centro comercial donde adquirir productos frescos se ha convertido en una auténtica atracción para el turismo.

No te olvides de echar un ojo al Palau de la Música Catalana, obra de Domènech i Montaner, con un exterior muy sorprendente y, por supuesto, modernista; y a la Plaza Real. Sin duda, el paseo por la Rambla es uno de los imprescindibles que ver en Barcelona en un par de días y meta turística principal.

Entrada del Mercado de la Boquería
Entrada del Mercado de la Boquería

5. Mirador de Colón, la zona del Puerto y la Barceloneta.

Al final de la Rambla nos encontramos con la famosísima estatua de Colón, en la intersección de estas con el Paseo de Colón y, frente a él, El Port Vell, la parte más antigua del puerto de Barcelona. El Monumento es una de las huellas que dejó la Exposición Universal de 1.888 realizada en Barcelona.

Esta zona, en los últimos años ha sabido reinventarse y se ha convertido en un espacio emblemático, de referencia para barceloneses y turistas, integrado en la vida urbana de la ciudad. Tiene zonas comerciales, áreas de paseo e, incluso, allí se sitúa el Acuario de la ciudad.

Al final de la Zona se encuentra el Teleférico del Puerto y junto a él la Playa de la Barceloneta, una playa urbana muy agradable en cualquier estación. Es la playa más famosa de la ciudad, fue remodelada para los Juegos Olímpicos del 92, tiene unas magníficas vistas no solo al mar Mediterráneo

Que ver en Barcelona la playa
La playa de la Barceloneta y la “vela” al fondo

6. El Borne y su centro cultural, junto a Santa María del Mar

Santa María del Mar es mi iglesia preferida en Barcelona. Es un maravilloso templo gótico edificado en el siglo XIV y con un ambiente espirutual realmente bello. El interior, con unas columnas inmensas y bóvedas de crucería además de una planta de salón tan habitual en el periodo del gótico, le dan un aspecto etéreo y frágil a la vez. El exterior es mucho más sobrio, con una fachada entre dos grandes torres y con una bonita portada gótica que se abre a ese magnífico y luminoso interior.

Santa María del Mar
Fachada de la Iglesia de Santa María del Mar
Interior de Santa María del Mar
Interior de Santa María del Mar

Me gusta mucho el barrio del Born donde se sitúa Santa María del Mar. Es uno de los barrios más antiguos de Barcelona y forma parte de la Ciutat Vella, pero se ha convertido en un referente cultural y turístico. En primer lugar por el entramado urbano, todavía en parte medieval, pero también deciochesco. Si no lo conoces, el Born cuenta con un centro cultural magnífico, con exposiciones temporales situado en un antiguo mercado del siglo XIX (arquitectura de hierro) y que da nombre al barrio. En el centro cultural, además de la Biblioteca y las exposiciones, se encuentran los restos arqueológicos del barrio de la Ribera, que son realmente impresionantes para ver la estructura de los edificios y calles de la época. Personalmente, es un sitio que me gusta mucho.

7. Pasear por el Barrio Gótico.

El Gotic es la esencia de la primera Barcelona, la parte medieval de la ciudad donde las calles se hacen angostas y se levantan las más bellas iglesias y palacios gótios. El paseo por esta parte es un imprescindible que tienes que hacer, sin duda, si visitas Barcelona, porque es una zona muy agradable y, por supuesto histórica.

Termina la visita en la Catedral de la ciudad, un buen ejemplo de la arquitectura gótica catalana. Está dedicada a la Santa Cruz y a Santa Eulalia y se construye sobre una antigua catedral románica en el mismo lugar que estuvo la primera basílica paleocristiana de la ciudad. Todavía se conservan algunos de los restos dentro del Museo de Historia de Barcelona. Dentro de todo el conjunto me gusta mucho el claustro realizado entre los siglos XIV y XV, no sé si en la ciudad lo conocen como “de los cisnes” pero yo siempre a mis amigos les oigo decir esto.

Sin duda, el barrio Gótico, es una de las zonas que más me gusta de la ciudad, y aquí se sitúa mi rincón favorito: la Plaza del Rei. Es una plaza que te transporta, absolutamente, a la Barcelona del siglo XV, con edificios del final del gótico y del renacimiento. Entre ellos el Palacio Real Mayor, que fue la sede de los Condes de Barcelona y, posteriormente, de los reyes de Aragón, con su imprisionante escalinata de acceso. El Palacio Real es en realidad un conjunto de edificios, entre ellos el Salón del Tinell que fue uno de los más importantes de la historia de Barcelona. Por todo ello, la Plaza del Rey está entre mis imprescindibles absolutos que ver en Barcelona.

Por cierto, es uno de los lugares que Miriam visitó en la Barcelona en Realidad Virtual, le encantó la experiencia 3D que la transportó a la ciudad medieval y que pasa por la Plaza del Rey.

Plaza del Rey
Plaza del Rey

8. El Monasterio de Pedralbes

El Monasterio Real de Santa María de Pedralbes se inicia en el siglo XIV, por tanto en estilo gótico, gracias a la intervención de la reina Elisenda de Moncada. La esposa del rey Jaime II lo inauguró en 1327 como sede de una comunidad de clarisas. El Monasterio es un precioso conjunto donde destaca, sobre todo, la iglesia gótica con uno de los retablos más importantes del gótico catalán y un claustro bellísimo y de enormes dimensiones.

Me gustó muchísimo el recorrido por el Monasterio, tanto en la parte más religiosa e histórca como el sepulcro de la reina Elisenda, las preciosas pinturas góticas de algunas estancias, etc… Como en las zonas más domésticas y partes de la vida cotidiana del monasterio como las cocinas o la zona de la “lavandería”.

Monasterio de Pedralbes
Monasterio de Pedralbes

 

9. Subir a Montjüic.

Montjüic es la montaña que protege Barcelona, las vistas desde allí son espectáculares, al igual que la famosa fuente Mágica de Montjüic donde se realiza un espectáculo de agua y luces. Si visitáis la montaña os aconsejo visitar el Pueblo Español: un lugar que recrea diferentes estilos arquitectónicos de las edificaciones típicas y tradicionales de cada región española. Fue realizado para la Exposición Universal de 1929 y merece la pena si te gusta la arquitectura española.

10. El estadio del Camp Nou y las instalaciones del club.

Y si eres futbolero, una de las cosas que tienes que ver en Barcelona, no me cabe duda, es el famosísimo estadio del F.C. Barcelona. El Camp Nou edificado en 1957 es uno de los mayores estadios de Europa, seguro que impresiona! Está en proyecto una gran remodelación del estadio, por lo tanto, date prisa… Quizá lo más complicado sea conseguir las entradas para un partido, pero ¿por qué no?

 

¿Qué te ha parecido este resumen de imprescindibles en la Ciudad Condal? Por supuesto, hay muchas más cosas que ver ne Barcelona y a nosotros todavía nos quedan algunos… aunque hay otros muchos que te vamos a contar pronto, porque Barcelona cuenta con rincones menos conocidos e igual e apetecibles.

Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *