Síguenos en las redes

@unblogdepalo

Correo electrónico

info@unblogdepalo.com

Si hay un museo extraordinario dentro de WOW Porto este es, sin lugar a duda, la maravillosa Colección Bridge. Se trata de un compendio único de piezas artísticas que llegaron a ser parte de la vida cotidiana como vasos, vasijas, copas, etc., relacionados todos con el maravilloso mundo del beber y del vino. La colección nace como fruto de la pasión que Adrian Bridge, CEO de WOW Porto, por el arte y la cultura del vino a lo largo del tiempo y recoge piezas en un arco temporal de 9.000 años. ¿Te animas a recorrer con nosotros este ejemplo único homenaje al mundo del beber y la relación con el hombre en la vida y en la muerte?

La Colección Bridge en WOW Porto

Un poco de historia del beber

La historia del beber, el culto a la bebida en vida o ne muerte y la cultura de la libación nace, probablemente, de la mano de los primeros humanos. Seguramente, en aquellos primeros habitantes del plantea el hábito era simplemente el uso de sus manos para poder tomar agua o, incluso, de conchas o elementos de la naturaleza como hojas o troncos de árbol. La evolución en todos los ámbitos del crecimiento humano permitió que los primeros hombres empezasen a utilizar técnicas como la del barro para crear con sus manos contenedores que les permitiesen beber sin esfuerzo. Por supuesto, el descubrimiento de nuevos materiales dio lugar a una producción mucho más amplia de todo tipo de formas con arcillas, cerámicas, piedra o, con el paso del tiempo, incluso, vidrio.

La Bridge Colection abarca unas 2000 piezas y 9000 años
La Bridge Colection abarca unas 2000 piezas y 9000 años

 

No está muy claro cuando el beber pasó de ser una necesidad en la vida cotidiana a una forma de relación y celebración a través de diferentes actos sociales: fiestas, banquetes, celebraciones religiosas e incluso el tránsito a las otras vidas, ya que todos estos recipientes formaron también parte de los enterramientos y rituales de la muerte… Así, los contenedores para la bebida fueron apareciendo en diversas formas cada vez más elaboradas e interesantes desde el punto de vista artístico y las representaciones culturales. Por supuesto, el vino y su producción fue un punto de inflexión en esta maravillosa historia del beber, ya que supuso, seguramente un importante revulsivo para la creación de vasos, copas y contenedores.

Así nace la colección Bridge interesada por descubrir y representar este recorrido histórico a través del mundo de la bebida y de la relación que hay entre los recipientes y contenedores y el ser humano. La colección está formada por unas 2.000 piezas, las más antiguas se remontan al 7.000 a.C y recorren desde entonces, prácticamente, todos los periodos históricos conocidos. Así, entre las piezas más representativas se encontrarán desde las primeras civilizaciones, la Grecia y Roma clásicas, el arte musulmán, la época medieval europea, representaciones de los recipientes renacentistas y barrocos, hasta llegar a nuestros días. No se olvida Adrian Bridge de otras esperas y ámbitos más lejanos al europeo, con piezas precolombinas, de las dinastías chinas o de algunos grupos étnicos africanos.

Los primeros ejemplos del arte del beber
Los primeros ejemplos del arte del beber, piezas prehistóricas con representaciones antropomorfas y animales.

 

La Colección Bridge un recorrido por sus obras

Pero veamos algunas de estas piezas interesantes y hagamos un recorrido a través de las principales obras y ejemplos que se muestran en la Colección Bridge de WOW Porto. Sin duda, una colección única que te dejará con la boca abierta.

Uno de los comportamientos más comunes de las primeras civilizaciones es la celebración a través de símbolos y rituales, muchos de ellos relacionados con el arte del beber. El simbolismo y la representación es uno de los hilos conductores de la historia de pueblos tan lejanos como Mesopotamia o Egipto, pero también de la llegada de las primeras civilizaciones a Europa a zonas como la del valle del Danubio en el 2.000 a.C. Estos primeros recipientes y utensilios son fruto del trabajo artesanal de materiales como los metales o el barro y la cerámica. A primera vista, aquellos objetos nos pueden parecer hoy toscos, sin embargo, sus representaciones simbólicas nos ofrecen una visión antropológica del hombre en aquellos primeros ritos. Por supuesto, algunos de estos objetos no sólo acompañaron a sus dueños en vida, sino que lo hacían también como parte de sus ajuares funerarios hacía la otra viada.

wow porto
Las primeras civilizaciones entendieron cómo utilizar los nuevos materiales para sus recipientes

Aquel simbolismo fue fundamental en la cultura egipcia y, posteriormente, en la griega y romana. La cultura griega supuso un enorme salto de cualidad en cuento a tipos de vasijas, recipientes y objetos relacionados con los líquidos, la bebida e, incluso, con su conservación. Así, podemos encontrar todo un elenco de objetos de muy diversos tamaños, estructuras y decoraciones que van desde los más pequeños alabastrón, ciatos o ascos, a las grandes ánforas, pasando por las crateras o las hidrias.

Ni que decir tiene que los griegos fueron unos auténticos expertos en la decoración de estos recipientes y, por supuesto, en la colección Bridge podemos apreciar numerosos de estos objetos. Cada una de estas piezas diveras tenía un objetivo principal, fuera de uso cotidiano para beber o para mantener los líquidos y transportarlos.

Vasos romanos en WOW Porto
Vasos romanos en WOW Porto

La época romana fue un importantísimo salto de calidad para el mundo de la bebida y del vino, muchas veces relacionado con el disfrute y los grandes banquetes e, incluso con la iconografía clásica de los dioses como el mismo Baco. Pero si nos fijamos en el punto de vista de la concepción artística de los vasos y objetos de esta época, encontraremos la evolución y el desarrollo del vidrio soplado, importantísimo en el mundo romano. En la colección no sólo se recogen bellísimas piezas de esta época, sino que también se recrea una sala romana de descanso, donde te sentirás como un auténtico emperador.


Como apunte: “Collector’s Choice” cada mes el coleccionista Adrian Bridge elige una obra de la colección y hace una introducción sobre ella a través de un vídeo que se muestra en el inicio del museo. Es muy interesante ya que así conoceréis la gran pasión Bridge dedica a la cuidada colección que ha conseguido recopilar.


Las creaciones de la Edad Media en Europa, la larga edad media con la entrada de los pueblos musulmanes por ejemplo en la Península abarca desde el siglo V d.C. hasta bien entrado el XV con el desarrollo del Renacimiento, están ligadas, en la mayoría de los casos a la religión. En una sociedad muy jerarquizada se crean una serie de copas, vasos, vasijas, relacionadas con la religión y con la nobleza de las familias que se pueden permitir el uso de materiales nobles. El arte del beber, al igual que la bebida, es un símbolo de enriquecimiento y de lujo no apto para todos los “bolsillos”

La fina obra medieval
La fina obra medieval

 

En el arte y la cultura musulmana también hubo espacio para los vasos, jarras y diversos contenedores dedicados a la bebida y a otros líquidos. El arte islámico desarrolló una importante evolución desde el siglo VIII y también se introdujo en Europa en el momento de la expansión del islam desde el Medio Oriente y el Norte de África. Son muy significativas las piezas de esta época, en vidrio y algunos otros materiales que se introdujeron tras el contacto con otras culturas.

Piezas de herencia musulmana
Piezas de herencia musulmana

No faltan piezas interesantes de los siglos XVI, XVII y XVIII, un momento de gran profusión de técnicas y desarrollo sobre todo gracias a las influencias artísticas que recorren Europa: Renacimiento y Barroco. En este periodo ser realiza grandes conjuntos dedicados, fundamentalmente, a la nobleza y la aristocracia. Pero aunque Europa ocupa un importante lugar en la Colección Bridge también hay espacio para otras civilizaciones y culturas. Curiosísimas y originales las jarras procedentes del Reino Kuba situados en la zona que hoy conocemos como República Democrática del Congo y que comprendía diversas etnias entre los ríos Sankuru y Kasai. No son muchos los objetos que se conservan de esta cultura y es sorprendente que estas jarars con representaciones de los miembros más importantes de la tribu se hayan conservado.

No son los únicos ejemplos exóticos porque también encontramos algunas piezas de las culturas precolombinas y, por supuesto, del arte y civilización china, con ejemplos de vasos de porcelana, o de las culturas de la India con objetos valiosísimos creados con piedras semipreciosas como las ágatas o el jade.

Esta maravillosa colección no estaría completa sin algunos ejemplos del arte decorativo del beber que se ha realizado ya en época moderna. Ejemplos de todo tipo como los coloridos vasos de chupito de Gunnar Cyrén “The Snaps Devil” creado en 1991.

Los divertidos vasos de chupito Gunnar Cyrén "The Snaps Devil" creado en 1991
Los divertidos vasos de chupito Gunnar Cyrén “The Snaps Devil” creado en 1991

Llegamos al final de nuestro recorrido por la Colección Bridge con un inesperado tipo de copa creado con vidrio de uranio. Este original material es un cristal silíceo muy particular, que contiene cierta concentración de uranio y, por tanto, es radiactivo. Este tipo de copas estuvieron muy de moda durante el siglo XX, sobre todo desde sus inicios hasta el comienzo de la Guerra Fría… pero ¿los usaríais para tomaros un buen vino de Oporto? Yo creo que no…

¿Probarías algo servido en estas copas de vidrio de uranio?
¿Probarías algo servido en estas copas de vidrio de uranio?

 

Datos prácticos

Cómo llegar

La Colección Bridge de WOW Porto se encuentra en Vilanova de Gaia, justo frente a la ciudad de Oporto. Es sencillísimo llegar allí si vas a viajar a la ciudad en cualquier medio de transporte. Dispone de parking privado para los visitantes y tiene muchas facilidades para llegar en transporte público. Tienes toda la información en el post dedicado a WOW Porto.

Precios y tarifas

La entrada general al espacio WOW es gratis, se pueden disfrutar así todos los bares, restaurantes y tiendas. Los museos tienen diversas tarificaciones y puedes adquirir varias experiencias en un billete único.

La Colección Bridge, de forma individual tiene un coste de 17€ por visitante adulto (+ de 13 años). Para los niños entre 4 y 12 años el precio es de 8,5€, mientras que los menores hasta 3 años pueden entrar de forma gratuita.También hay tarifas de grupo para 12 personas (en torno a 13,6€) y para familias con dos adultos y dos niños, 40€.

Horario de la Colección

La Colección Brigde se puede disfrutar en los siguientes horarios, tanto a diario como en los días festivos.
Días laborables, de lunes a viernes: de 12h00 – a 19h00
Fines de semana y festivos, sábados y domingos:  de 10h00 – a 19h00.

Sin duda, la Colección Bridge es un conjunto único de recipientes homenaje a la cultura de la bebida y del vino. Un compendio de maravillosas obras de arte, en la mayoría de los casos únicas, que hace un recorrido por la relación del hombre y el beber, en los diferentes estadios y ámbitos de la vida: la religión, la celebración, la muerte… ¿Qué te parece este museo? A nosotros nos ha encantado.

Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *