Síguenos en las redes

@unblogdepalo

Correo electrónico

info@unblogdepalo.com

No hace mucho tiempo dediqué un post a Sepúlveda que hoy parece corto y privo de algunas experiencias básicas, aunque ya se intuía lo mucho que me había gustado el lugar. Sin embargo, lo bueno de visitar un lugar como Sepúlveda acompañada de sepulvedanos es descubrir un mundo de sensaciones, momentos y detalles que la turista que soy a veces había pasado por alto en la visita anterior. Me adentro en el corazón de Sepúlveda y sus gentes, sus vistas desde lo alto de sus miradores, los productos de su gastronomía, la gentileza de sus habitantes y la belleza de su patrimonio natural e histórico. Todo esto y muchos más es Sepúlveda, la Villa de las 7 llaves y las 7 puertas. Acompáñame en un viaje diferente…

Vivir Sepúlveda a la sepulvedana

Las 48 horas que pasé en Sepúlveda fueron tan intensas como mágicas, en ellas tuve la oportunidad de realizar experiencias que van un paso más allá del contacto con un lugar y que te crean esos vínculos únicos que convierten al viajero en un lugareño.

Se me queda corto este post para explicar todos los motivos por los que este corto viaje a Sepúlveda ha sido uno de los fines de semana más intensos de mi vida viajera. Descubrir y vivir Sepúlveda a la sepulvedana, acompañada de Margarita, de Turismo de Sepúlveda y gracias a EscapadaRural.com y al Ayuntamiento de Sepúlveda, ha sido una auténtica experiencia, que he intentado resumir en este post pero que me gustaría que siguieseis leyendo con mayor detalle en algunos otros post que iré publicando poco a poco. Me quedan por contar las maravillosas vistas de los miradores, las iglesias románicas, los sabores y los lugares donde dormir y comer, los productos típicos… Ser embajadora de la Capital del Turismo Rural 2021 apoyando la candidatura de Sepúlveda ha sido una experiencia increíble.

Y no os olvidéis votar por Sepúlveda en este enlace:  Capital del Turismo Rural 2021: Vota al mejor pueblo para hacer turismo rural y gana una escapada (EscapadaRural.com).

La Sepúlveda patrimonial

Los museos de Sepúlveda

Sepúlveda cuenta con varios lugares muy significativos para conocer la historia, el patrimonio y la vida social y cotidiana de la villa. Sin duda, son un elemento fundamental para entender la idiosincrasia de la localidad, sus diferentes épocas y modos de vida, teniendo en cuenta la zona y la relación de los ciudadanos con la ciudad.

Confloenta

Muy cerca de Sepúlveda, en la localidad de Duratón, se encuentran los restos de una antigua ciudad romana llamada Confloenta. Durante la conquista romana en Segovia se desarrollaron tres civitates: Cauca (la actual Coca), Confloenta y Segovia, que consiguieron el estatus jurídico de “municipio”. El hallazgo de esta importante ciudad es bastante reciente, ya que durante siglos, tras su desocupación cayó en el más absoluto olvido.

Confloenta se encuentra en el yacimiento de Los Mercados de Duratón, muy cerca de este río y de la iglesia románica de Nuestra Señora de la Anunciación, de la que hablaremos más adelante. Confloenta fue citada por Ptolomeo en el siglo II y la situaba entre Clunia, Termes y Segovia. Probablemente estuvo poblada entre los siglos I a.C y V d.C. una época de dominación romana y de cierta properidad en la ciudad. La exploración actual en Confloenta se inicia en los años 2001 y 2002, cuando se lleva a cabo el Proyecto de investigación arqueológica Ciudad, aldeas y paisajes antiguos de Duratón (Segovia) y yo tuve la suerte de que uno de sus investigadores me acompañase en la visita y me explicase todos los elementos de esta ciudad.

Los trabajos de investigación desde el año 2017 en Confloenta se han centrado en un conjunto de parcelas situadas en el extremo sur de la ciudad. Estos han permitido identificar las termas meridionales, pero también hay restos del Foro Pecuario, de los Foros y otros lugares importantes… Confloenta puede visitarse desde su perímetro y a través de algunos carteles informativos que te darán una idea de la magnitud que debió tener aquella ciudad.

Muros de las termas de Confloenta cerca de Sepúlveda
Muros de las termas de Confloenta cerca de Sepúlveda

El románico en Sepúlveda

En Sepúlveda y sus alrededores hay un importantísimo patrimonio arquitectónico de origen medieval. En el yacimiento de “Los Mercados” del que hablábamos un poquito más arriba, se encuentra además de Confloenta la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción con un magnífico pórtico con capiteles decorados. No es el único ejemplo de románico en los alrededores de Sepúlveda, pero a esto le dedicaremos un post que recorrerá todas estas iglesias con mucho más detalle y precisión.

La villa de Sepúlveda está declarada Conjunto Histórico artístico y en buena parte lo es por su patrimonio románico. Entre las joyas de este periodo está la iglesia de San Bartolomé siglo XI y XII, consta de una sola nave con muros de sillería y una bonita portada con decoración sencilla vegetal. La iglesia del Salvador, en lo alto del municipio, presenta un aspecto bellísimo, con un pórtico con arcos sobre columnas rematados por preciosos capiteles figurados. El interior muy alto, con bóveda de cañón y una sencillez absolutamente bella

La Iglesia de Nuestra Señora de la Peña, patrona de Sepúlveda, es otro de los mejores ejemplos de este románico sepulvedano. Su decoración es muy interesante, no solo está rodeada de preciosos canecillos figurados, sino que cuenta con un tímpano con el Pantocrator y el tetramorfos único. La iglesia románica de los Santos Justo y Pastor es otro de estos bellos ejemplos de románico segoviano con planta de tres naves y tres ábsides. En su interior descansa una antigua cripta y conserva numerosos sepulcros. En la actualidad alberga el Museo de los Fueros.

La iglesia del Salvador en lo alto de Sepúlveda
La iglesia del Salvador en lo alto de Sepúlveda

 

El museo de los Fueros

En la Iglesia de los Santos Justo y Pastor se encuentra el Museo de los Fueros. El objetivo de este museo es poner en valor la importancia de Sepúlveda dentro del contexto histórico de Castilla y de España. Es un museo histórico y artístico con piezas únicas como viejos legajos y obras artísticas de gran calidad. La visita comienza con un audiovisual dedicado a la historia y el patrimonio monumental de Sepúlveda y su Tierra. Entre los elementos más originales del museo no pueden faltar las llaves de la Villa de las 7 puertas que se conservan puertas y documentos más importantes de Sepúlveda, algunos de ellos firmados por los mismísimos Reyes Católicos. Las obras escultóricas de este museo son una auténtica delicia, además de los capiteles decorados de la Iglesia, están las esculturas policromadas de la Inmaculada, Santiago y otros santos o este extraño Obispo con rasgos orientalizantes.

Pero sin duda, el elemento principal de este museo son los Fueros. Sepúlveda tiene uno de los fueros medievales más antiguos de España. Según atribuye la historia el Fuero de Sepúlveda fue concedido por el Conde de Castilla Fernán González en el 940 cuando se inicia la repoblación de la zona. Se trata de una serie de leyes y regulaciones que afectaban a villas y municipios para regular la vida de la sociedad medieval de la época. Los cristianos necesitaban repoblar las zonas que iban conquistado y a través de estos animaban a la llegada de pobladores. En la villa, en realidad, hay dos fueros, el de 940 confirmado por el rey Alfonso VI de León en el siglo XI y el de 1305 ratificado por el rey Fernando IV de Castilla.

Centro de interpretación de la Antigua Cárcel

Podría parecer un lugar oscuro y con cierta tristeza y, sin duda, lo sería por todas las personas que debieron sufrir en sus muros. Sin embargo, la visita a este centro museístico es amena y va más allá del sentido de la condena, sino que se adentra en la vida entre rejas a través de literatos y poetas que sufrieron este destino y de la vida cotidiana en la antigua cárcel.

Esta cárcel renacentista estuvo en uso hasta los años 80, que, por ciertas contingencias de la vida, tuvo que albergar durante una Nochebuena a los últimos presos de Sepúlveda. El ambiente está dividido en tres plantas, que van desde los horribles calabozos de la planta baja, a los paneles y audiovisuales explicativos de la primera, para terminar el recorrido por las celdas de la parte superior. Es una visita interesante que sorprende por el punto de vista educativo que dan al recorrido por este edificio.

Museo de Lope Tablada de Diego

Este museo de pintura es el más reciente de Sepúlveda y está dedicado a este artista que pasó en el municipio 10 años. Durante esta larga estancia Lope pintó algunos de los rincones más característicos de la villa como la iglesia de San Bartolomé y su crucero, y, por supuesto, algunas bellas vistas. El museo se inauguró en 2017 en un bonito edificio que cuenta con unos altísimos pilares en la parte inferior, no te pierdas esa vista.

Museo de Lope Tablada de Diego en Sepúlveda
Museo de Lope Tablada de Diego en Sepúlveda

Casas y palacios

Sepúlveda como importante lugar de intercambio y paso, comenzó a tener una cierta clase alta que quiso construir en la ciudad sus casonas y palacios. Familias como los Palomares y Díez, Arteaga, González de Sepúlveda, etc.. construyeron en distintos momentos sus casas señoriales. Son interesantes algunos ejemplos que todavía hoy se conservan y se pueden visitar a lo largo y ancho de la villa. Por supuesto, uno de los ejemplos más importantes y representativos es el Palacio del Conde de Sepúlveda, con su magnífica entrada (trasera en la actualidad); con un imponente balcón barroco con numerosa decoración e iconografía.

Una de las fachadas más bellas, en mi opinión y que personalmente conforma uno de los rincones más bellos de Sepúlveda, es la casa de los Proaño o Casa del Moro. Toma su nombre de la cabeza de un moro sobre un alfanje, es decir, la espada curva típica de la tradición musulmana y que tuvo mucha importancia en la reconquista por parte de los cristianos con el Conde Fernán González a la cabeza. La casa del Moro cuenta en uno de sus laterales, separado por una calle, pero con un paso inferior, con el Jardín de la Señora, un precioso espacio del siglo XIX.

Muy bella también es la casa de las Conchas, cuyo recuerdo me hace pensar en la homónima casa salmantina y, probablemente, en su filiación a la orden de Santiago y al Santo Patrón de España. No podríamos dejar de mencionar la casa de lo Gil de Gibaja, la más antigua de Sepúlveda con una bellísima fachada románica y un interior que pude visitar gracias a que en la actualidad los dueños de esta tienen allí uno de los alojamientos más bonitos de la villa: la Posada de San Millán.

La casa de los Proaño y la iglesia de San Justo y San Pastor
La casa de los Proaño y la iglesia de San Justo y San Pastor

Las murallas, puertas y calles

Sepúlveda es la Villa de las 7 llaves, un símbolo ligado a la historia de la muralla y puertas. La muralla en parte natural, gracias al privilegiado entorno en el que se sitúa la localidad, también, tiene una buena parte de construcción medieval. Aunque pudo haber tenido una muralla árabe esto no está todavía confirmado a ciencia cierta, por lo que la muralla dataría de la época de la repoblación cristiana, con sucesivas mejoras y construcciones. Todavía se conservan numerosos restos de las murallas en diferentes partes de Sepúlveda, incluso algunos de los cubos de muralla están hoy en pie.

En esta muralla sepulvedana se conservan, a día de hoy, 7 puertas, aunque se cuenta, que podría haber tenido algunas más, e incluso 15 llaves, teniendo en cuenta que algunas de las puertas tendrían dos batientes. Algunas de las puertas que se conservan en #Sepúlveda son:

  • La puerta del Ecce Homo o del Azogue, es decir, la puerta que llevaba hacia el mercado que estaría en la actual Plaza Mayor (extramuros).
  • Puerta de la Fuerza la más cercana a las grandes Hoces del Duratón tiene unas vistas increíbles a las primeras hoces y a toda su belleza
  • La Puerta del Río cerca del cauce el pequeño río Caslilla y de sus huertas, una entrada fundamental desde la vega del río.
  • La puerta del Vado.
  • Puerta del Postiguillo.
  • Puerta de la Judería.
  • Puerta de Duruelo.

Las puertas marcaban muchos de los ritmos de la ciudad, como el famoso Toque de Queda, el momento de la vuelta de las labores del campo, tradición que todavía hoy se conserva. Las calles de Sepúlveda encierran rincones únicos y realmente bellos, me sería difícil elegir, ya que recorriendo sus calles encontré ángulos tan encantadores como la calle del Conde, donde se situaría la antigua judería.

Puerta del Río en Sepúlveda
Puerta del Río en Sepúlveda

Las tradiciones y sus gentes

La Queda

Las puertas de la muralla eran un elemento fundamental en la vida de la Villa medieval. Ellas marcaban en cierto modo la vida y los ritmos de esta, el comercio, la entrada de mercaderías, el paso de los habitantes y la llegada de los “extranjeros”. Las puertas de Sepúlveda no siempre podían estar abiertas, incluso en algunas épocas de la historia se mantuvieron casi todas cerradas para controlar enfermedades como la peste.

En aquellos tiempos en los que no había más reloj que el sol y más tiempo que el que marcaban los días, Sepúlveda cerraba sus puertas a la caída del sol y avisaba a sus ciudadanos para que volvieran de los campos a través de sus campanas. El sonido de las campanas permitía a los campesinos, pastores, etc. volver a sus casas a tiempo para el cierre de las Puertas. Esta forma de aviso tradicional, que probablemente se realizaba en algunos otros lugares de la provincia o de Castilla. En la actualidad este momento de la tradición sepulvedana se sigue conmemorado con el toque de campanas todos los días del año. Durante el invierno el toque, la llamada “La Queda” se realiza a las 9 en punto de la tarde, tras las campanadas horarias se dan otras 33 campanadas, la edad de cristo para avisar del final del día. Durante los meses de verano, desde mayo a septiembre, La Queda se realiza a las 10 de la noche, dando así un poco más de espacio a ciudadanos.

Las Cofradías

Una de las curiosidades más interesantes de este viaje ha sido conocer como viven sus fiestas tradicionales y su religiosidad los sepulvedanos. En Sepúlveda está muy arraigado el concepto de las Cofradías, con legislación, jerarquías, festejos y reuniones ligadas a la iglesia. Existen en la villa 6 cofradías con un gran número de hermanos cofrades, estas son: la de la Virgen de la Peña, la del Santísimo (o del Corpus, la de la Veracruz y las Cinco Llagas, la de la Transfiguración del Señor o Duruelo, la del Carmen y la de San Marcos.

Tuve la oportunidad de conocer una de las tradiciones más interesantes de estas cofradías, la Misa de la Minerva, que os contaré más adelante, pero también de conocer algunas pinceladas y datos sobre la Cofradía de la Virgen de la Peña. Uno de sus hermanos me enseñó el camarín de la Virgen dentro del Santuario, con una gran devoción en Sepúlveda.

Me llamó mucho la atención el lugar de reunión de estos hermanos cofrades, las cofradías disponen de “casas” que son lugares en los que se llevan a cabo tanto las admisiones de los hermanos, como las reuniones y decisiones principales. Las cofradías juegan un papel muy importante en la sociedad sepulvedana y en la propia vida y muerte de los habitantes de la villa, tradiciones inmateriales que se transmiten de padres a hijos y que ojalá nunca desaparezcan porque son realmente interesantes desde el punto de vista social.

El curioso espacio de una de las casas de las cofradías
El curioso espacio de una de las casas de las cofradías

La Fiesta del Diablillo

Al albor de la noche de San Bartolomé se sucede la tradicional fiesta del Diablillo de Sepúlveda. El 23 de agosto, la villa se oscurece y llegan los diablillos para organizar una gran hoguera en los aledaños de la iglesia de San Bartolomé. Esta tradición se enraíza en la creencia popular y religiosa en la que la noche del 23 de agosto el santo libera de sus cadenas al diablo al que mantiene atado el resto del año.

Esta tradición ya ancestral no tiene un origen definido en Sepúlveda y durante siglos se representa esta lucha entre el bien y el mal por las calles de la villa. En la actualidad, los diablillos recorren la localidad con llamativos trajes rojos en la oscuridad de la noche encarándose con los habitantes del municipio y con los visitantes que se atreven a vivir esta curiosa expresión del folclore castellano.

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón

Sin duda, uno de los lugares más espectaculares que puedes visitar en Sepúlveda es el Parque Natural de las Hoces del río Duratón. Un entorno natural único en Castilla y León de una belleza indescriptible formado gracias a los increíbles surcos que el río Duratón realiza con su curso y que alzan paredes de más de cien metros de altura. Es un paraje conmovedor que se puede visitar desde diferentes lugares y puntos de vista, a través de algunas sendas y caminos y, sobre todo, con mucha precaución y respeto hacia las especies naturales que viven en este ambiente.

La Casa del Parque y la visita al las Hoces

La Casa del Parque es el lugar al que los visitantes se tienen que dirigir para visitar este Parque Natural de las Hoces ya que ofrece toda la información necesaria para la organización de la visita, un primer acercamiento a las especies y lugares del parque y, además, un montón de actividades e iniciativas para que toda la familia pueda disfrutar del recorrido, aprendiendo y descubriendo. La Casa del Parque está situada en la antigua iglesia de Santiago, otro de los ejemplos de la arquitectura románica que se conserva en la villa. En ella, además de un precioso ábside y algunas decoraciones de la época, se puede encontrar una imponente cripta con tumbas antropomorfas de la época.

Paisajes de las Hoces del río Duratón
Paisajes de las Hoces del río Duratón

La ermita de San Frutos

Entre las vistas más espectaculares del Parque de las Hoces del Duratón está la de la ermita, y posterior monasterio, de San Frutos ubicada en lo alto de uno de los meandros del río. A ella se accede a través de un camino situado al lado del aparcamiento, en la localidad de Carrascal del Río. Es muy sencillo llegar a la ermita y, realmente, la espectacularidad de su ubicación y vistas merece muchísimo la visita. Para mí, fue un momento mágico y único en el que la naturaleza se combina de una forma extraordinariamente bella con el patrimonio.

Además de ser una iglesia románica del siglo XII su origen se remonta a otra visigótica del siglo VII, este lugar es un espacio mágico y legendario, donde la historia y la leyenda del Santo Frutos se entremezclan. El santo segoviano del siglo VII provenía de una familia acomodada y, junto con sus hermanos Valentín y Engracia, decidió retirarse a la vida de ermitaño. Cada uno de ellos se situó en un lugar del actual Parque, Frutos exactamente en el sitio donde hoy está su ermita. El origen de la ermita es anterior al siglo XII como así lo atestiguan algunas tumbas antropomorfas excavadas en la roca y, probablemente, de época visigótica.

A San Frutos se atribuyen numerosos milagros, entre ellos la apertura de un gran hueco entre las rocas en las que se eleva la ermita para evitar el paso de los sarracenos durante la reconquista, el milagro de “La Cuchillada” También se le atribuyen otros como el milagro de la mujer despeñada por su marido preso de los celos y que, el santo, recogió en su caída libre hacia el abismo del Duratón. La mujer muy devota de San Frutos decidió donar todos sus bienes al lugar y permanecer allí hasta su muerte tras abandonar a aquel mal marido.

Ermita de San Frutos
Ermita de San Frutos

Sendas y caminos

Sin duda, una de las mejores opciones para conocer y recorrer el parque es a través de sus numerosos caminos. Entre ellos destaca la Senda “larga” que parte desde Sepúlveda y que recorre el cañón a la orilla del río Duratón desde el puente de Talcano al de Villaseca (unos 10-11 kilómetros) y que pasa por la cueva de los 7 altares. La senda de los Dos Ríos es una forma perfecta para conocer las primeras hoces y el encuentro entre el río Duratón y el río Caslilla. Senda de la Molinilla desde el puente de Villaseca (también puedes visitar la Cueva de los 7 altares) hasta la presa de la Molinilla, preciosa y con solo 4 kilómetros de recorrido. El Camino a San Frutos con las vistas más espectaculares de los cañones del Duratón o la Senda del arroyo de las Fuentes en la zona de Sebúlcor.

Animales y entorno

En el Parque Natural de las Hoces del río Duratón además de unos paisajes increíbles hay numerosas especies animales, aves rapaces como buitres y alimoches, halcones, águilas y una importantísima vegetación. Las grandes paredes del cañón del Duratón alcanzan incluso los 100 metros de altura y son el lugar perfecto para la vida de los buitres leonados. Este Parque Natural es la mayor reserva de este tipo de aves de Europa, con unas 800 parejas, una especie protegida que aquí ha encontrado uno de los lugares más apropiados para su desarrollo y cría.

Por este motivo, el Parque tiene algunas limitaciones para su visita durante la época de la cría. La visita al parque está restringida durante esta época y es necesario solicitar un permiso ya que hay un límite de visitas al día. Es muy importante visitar el Parque con todos los permisos y a través de los lugares señalados por las autoridades que lo gestionan. Toda la información para la organización de esta os la brindará la Casa del Parque.

Los buitres leonados, por supuesto, no son los únicos habitantes del Parque, otras aves como el alimoche, el águila real y animales de tierra como corzos. También es importante toda la flora, con sabinas, enebros, flores, olmos, fresnos o sauces. Sin duda, un conjunto paisajístico que te dejará como a mí, con la boca abierta.

Experiencias únicas

El avistamiento de buitres

Una de las cosas más impresionantes que hemos hecho este fin de semana en Sepúlveda es el avistamiento de aves, en concreto de los ejemplares de buitres leonados que pueblan el Parque Natural de las Hoces del río Duratón. Álvaro, uno de los responsables del Parque, tuvo la amabilidad de acompañarnos para con sus explicaciones maravillosas, acompañar esta experiencia. Sin duda, me pareció una experiencia única y nunca había visto tan cerca, gracias a los objetivos que nos trajo Álvaro, estos animales.

Esta actividad de avistamiento de buitres es perfecta para cualquier edad y, personalmente, es una de las cosas más impresionantes que he visto en los últimos años. Colonias de buitres leonados posadas en las paredes del cañón y, al caer la tarde, se refugian en las rocas para pasar la noche formando grupos muy amplios. Es sobrecogedor el gran número de ejemplares que pudimos ver en diferentes lugares del parque desde los miradores del camino de San Frutos.

Avistando buitres
Avistando buitres

La Misa de la Minerva

Cada tercer domingo de mes se celebra en Sepúlveda una tradición centenaria: la Misa de la Minerva. Esta original celebración, llevada a cabo por la Cofradía del Corpus Christi, tiene origen medieval, aunque se desconoce a ciencia cierta la fecha en la que se empieza a celebrar.

La misa de la Minerva toma su nombre de la diosa pagana Minerva cuyo culto se tuvo en Roma y que fue el origen de la iglesia de Santa María sopra Minerva. En el siglo XVI el Papa Paulo III dio su aprobación a la cofradía de la Minerva para que llevase a cabo una de sus principales finalidades: la preservación de la eucaristía. Esta misa de la Minerva no es única en España, hace algunos años, la cofradía decidió iniciar una investigación que dio lugar al I Encuentro Nacional de Misas de Minerva, en la que participan algunos pueblos como Villoria (Salamanca), Don Benito (Badajoz) o Muniesa (Teruel).

Una visita con la señorita María Mardomingo

Si tenéis oportunidad de visitar Sepúlveda cuando terminen las restricciones por el Covid no dudéis en realizar una visita guiada y, a poder ser, teatralizada. Yo tuve la suerte de que me tuvieran preparada una visita teatralizada que fue una auténtica delicia. No voy a desvelar aquí ni el recorrido, por supuesto interesantísimo, ni nada relacionado con las historias que tanto Alejandro, mi guía, como una extraña señora decimonónica, Doña María Mardomingo, me contaron en las calles sepulvedanas.

Fue una experiencia preciosa tanto desde el punto de vista del patrimonio, ya que aprendí muchísimo sobre la villa, como personal. Fue un paseo encantador. Podéis informaros sobre estas visitas tan especiales en la web y las redes de Sepúlveda Viva.

Esta señora me acompañó por Sepúlveda
Esta señora me acompañó por Sepúlveda

Guía para viajar a Sepúlveda

Se me queda corto este post para explicar todos los motivos por los que este corto viaje a Sepúlveda ha sido uno de los fines de semana más intensos de mi vida viajera. Descubrir y vivir Sepúlveda a la sepulvedana, acompañada de Margarita, de Turismo de Sepúlveda y gracias a EscapadaRural.com, ha sido una auténtica experiencia, que he intentado resumir en este post pero que me gustaría que siguieseis leyendo con mayor detalle en algunos otros post que iré publicando poco a poco. Me quedan por contar las maravillosas vistas de los miradores, las iglesias románicas, los sabores y los lugares donde dormir y comer, los productos típicos… Ser embajadora de la Capital del Turismo Rural 2021 apoyando la candidatura de Sepúlveda ha sido una experiencia increíble.

Y no os olvidéis votar por Sepúlveda en este enlace: Capital Turismo rural 2021

Este post, como todos los que vendrán tras él, son parte de una experiencia personal que no está patrocinada y que se basa en las sensaciones y experiencias propias de la autora.

 

¿Una visita o escapada rápida a Sepúlveda? La primera que yo hice hace algunos meses con los “imprescindibles”.

Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados