Síguenos en las redes

@unblogdepalo

Correo electrónico

info@unblogdepalo.com

Pocas comarcas españolas encierran entre sus pueblos y entornos naturales tanta riqueza como la Sierra de Francia en Salamanca. Ciertamente encontraréis en este post un cierto aroma de subjetividad fruto del cariño que tengo por esta zona en la que pasé una buena parte de mi infancia. De aquellos recuerdos de niña y de las muchas visitas que acostumbro a hacer a la sierra salmantina nace este artículo recapitulación de sus pueblos, sus espacios naturales y algunos datos prácticos que te ayudarán a organizar la visita. ¿Te apetece descubrir la Sierra de Francia?

Escapada a la Sierra de Francia

El contexto histórico y cultural de la Sierra de Francia

Como decía al inicio, la Sierra de Francia es una comarca situada al sur de la provincia de Salamanca colindante ya con la de Cáceres. Forman parte de ella 32 municipios entre los que destacan por su fama actual e histórica La Alberca y Miranda del Castañar. No todas las localidades forman un conjunto compacto, ya que se podrían dividir varias subzonas como el Marquesado de Valero, en la zona más norte de la comarca, o la zona de La Alberca y los pueblos aledaños.

Sierra de Francia
Sierra de Francia – Foto Laura R. Hidalgo (gracias!!)

El origen de los primeros pobladores de esta zona es un tanto incierto, pero hay indicios de sus primeros habitantes en un dolmen situado en Nava de Francia y, sobre todo, en las pinturas rupestres de Las Batuecas. También hay restos que constatan poblaciones durante la época visigoda, conservados en el área de Santibañez de la Sierra y Valero. Pero será con la llegada de la reconquista cuando aparecen algunos de estos municipios documentados, el primero de ellos, en el siglo XIII, Miranda del Castañar.

Muy significativa en esta repoblación va a ser la presencia de franceses que llegaron a la provincia de Salamanca durante la reconquista entre los siglos XII y XIII. Tal fue la importancia de estos, que la comarca tomó su nombre, de los francos, al igual que uno de los ríos que la baña y, posteriormente, el santuario dedicado a la Virgen. En la Edad Media la localidad de Miranda se convirtió en condado, algo que dio gran significancia económica a la zona y que duraría hasta el siglo XIX, cuando el condado pasó a formar parte del Ducado de la Casa de Alba.

Vistas de la Sierra y al fondo la Peña de Francia desde Miranda
Vistas de la Sierra y al fondo la Peña de Francia desde Miranda

Una de las piezas más significativas de la cultura tradicional serrana es la arquitectura típica. Las viviendas de la Sierra de Francia tienen una aspecto muy característico, normalmente construídas en tres plantas (baja y dos superiores). La parte inferior se asienta sobre sillar o piedra, las superiores forman una estructura de vigas de maderas con relleno de adobe o sillarejo que le da ese aspecto tan característico. Lo más habitual es que la planta baja estuviera ocupada por el ganada o por locales artesanos, mientras que en las partes superiores vivían las familias. Por suerte, esta arquitectura tan bella se ha mantenido y ha sido, en gran medida, el motivo por el que algunos de estos pueblos se hayan convertido en Conjuntos Histórico artísticos.

Típica arquitectura serrana en Mogarraz
Vistas de la Sierra y al fondo la Peña de Francia desde Miranda

Pero hay otros muchos elementos culturales en la Sierra de Francia. Uno de los más originales y desconocidos es el bordado serrano. Este bordado artesanal es muy colorido y llamativo, en el se representan flores, plantas y figuras de peces, animales, aves que parecen extraídos de la mitología. La orfebrería también es un arte en la sierra, son muy típicas las elaboraciones de joyas con decoraciones profusas destinadas a decorar trajes típicos serranos. No nos olvidamos de los embutidos, de los que hablaremos más adelante.

Los pueblos más bonitos de la Sierra de Francia

La Alberca

Sería un pecado no empezar por La Alberca, el pueblo más conocido de la Sierra de Francia y, probablemente, el más bonito, bueno, esto lo digo yo, porque viví allí. Tanto es así que ya en los años 40 se le concedió el título de Conjunto Histórico Artístico convirtiéndose en el primer pueblo en obtenerlo de toda España. La Alberca es también el pueblo más turístico y en ciertas épocas del año puede ser incluso agobiante encontrar a tanta gente por sus calles. Una de estas épocas es agosto, mes durante el cual se celebran sus fiestas patronales.

La Alberca es un buen ejemplo de la arquitectura serrana de la que hemos hablado anteriormente. En sus calles parece que se ha parado el tiempo en un momento siglos atrás. La Plaza Mayor de la Alberca, donde se encuentra la Oficina de turismo, que ocupa la antigua Cárcel, es una de las más bonitas de España. En ella se suceden los balcones sobre el pórtico apoyado en columnas de piedra. La Alberca es para recorrerla de punta a punta, siguiendo quizás las rutas de la Moza de Ánimas o al Marrano de San Antón, un personaje más de la vida cotidiana del pueblo.

Plaza Mayor de La Alberca
Plaza Mayor de La Alberca, no hay forma de sacarla vacía

Mogarraz

A siete kilómetros de La Alberca se encuentra Mogarraz. No hace muchos años era bastante menos conocido que esta, sin embargo, muchos emprendedores de la zona han sabido dar un impulso a la economía de la localidad y la han puesto en el mapa gastronómico y cultural. Mogarraz es bellísimo también, pero además de las bonitas calles empedradas, llenas de balcones y entramados de piedra, está lleno de retratos de los vecinos.

Mogarraz es Bien de Interés cultural, seguramente gracias a su particular forma urbana, con estrechas calles que tienen su origen en pasado de convivencia de pueblos cristianos, judíos y árabes. Todavía existen huellas de estas épocas en el pueblo como la Cruz de los Judíos o la propia Iglesia parroquial dedicada a la Virgen de las Nieves, patrona de la localidad.

Miranda del Castañar

Miranda del Castañar es una villa histórica ligada al condado concedido por el rey Enrique IV a la familia de los Zúñiga en la mitad del siglo XV. Desde aquel momento Miranda se convirtió en plaza fuerte y centro neurálgico de la vida comercial de la comarca. Por ello y dada su importancia a lo largo del siglo XV, los condes decidieron la construcción de un castillo como residencia en la localidad y que se asentó, probablemente, sobre otra construcción anterior. Del castillo de los Zúñiga queda solo el gran torreón principal, visible desde cualquier punto de la localidad pero no visitable ya que está en manos privadas.

Todavía hoy Miranda tiene parte de la muralla que la protegió de los ataques habituales en la época y algunas de las puertas de acceso a través de esta. Una de las cosas más interesantes que su pueden apreciar desde Miranda del Castañar son las vistas. Al situarse en alto, desde ella se aprecian preciosos paisajes de la Sierra de Francia.

Calles de Miranda del Castañar
Calles de Miranda del Castañar (Foto Laura R. Hidalgo)

Villanueva del Conde

Villanueva del Conde es una pequeña localidad en el límite con la sierra de las Quilamas. Su nombre deriva de la relación con la vecina Miranda y su condado aunque, originalmente, se llamaba Aldea del Conde. Pues resulta que de este pequeño pueblo era mi abuelo paterno, Hidalgo, por lo que este Conjunto Histórico Artístico también tiene parte en mi memoria y recuerdo.

Lo más bonito del pueblo es su original entramado urbano y su arquitectura tradicional, que además de ser la típica serrana tiene una característica propia: los pequeños huertos de la parte posterior de las casas y que estaban totalmente cerrados por muros de piedra. El conjunto forma así una estructura peculiar que, además, en Época Medieval llegó a estar amurallado.

San Martín del Castañar

Entre bosques de robles y castaños se encuentra San Martín. Es, para mí, uno de los pueblos más bonitos de la Sierra de Francia y uno de los que mejor conserva su arquitectura. San Martín está situado sobre un alto con la intención de obstaculizar las acometidas contrarias de la época. Así, en el siglo XV, se construyó un castillo para la familia del Conde de Miranda. Poco queda del castillo y de las murallas que lo rodearon, tan solo la torre del homenaje y algunas piedras en las que hoy se encuentra un mirador hacia la sierra y el cementerio.

Junto al castillo se sitúa la Plaza de Toros, uno de los ejemplos más antiguos de los que se tiene conocimiento en España. En realidad, no era en sí una plaza sino el patio de armas del castillo reutilizado por las gentes del pueblo. La Iglesia patronal de San Martín tiene elementos de diferentes estilos y es Bien de Interés Cultural.

Cepeda

El río Francia surca el valle en el que se sitúa la localidad de Cepeda, un lugar que, probablemente fue un castro prerromano y asentamiento visigodo. Algunos restos que se han conservados provienen de esta época, aunque hasta la Edad Media no se constata una población como tal en el municipio. Su cercanía con Miranda del Castañar supuso que formase parte de su condado hasta el siglo XVII cuando tomó cierta independencia.

Cepeda no tiene grandes monumentos pero sí un bonito entramado urbano y casas tradicionales de piedra y estructura de madera. La Iglesia es un mix de estilos que van del Renacimiento a bien entrado el siglo XVIII. Uno de los edificios más antiguos que se conserva en Cepeda es la Casa de la Inquisición del siglo XVII, aunque se encuentra bastante deteriorada al igual que otros edificios como la antigua ermita de San Marcos, totalmente en ruinas.

Sequeros

La villa de Sequeros es una de las más bonitas de la comarca. Aunque la localidad tiene orígenes medievales en el siglo XVIII se convirtió en villa y fue durante el siglo posterior una de las más importantes de la zona. Lo más bonito de Sequeros, que es otro de los Conjuntos Histórico Artísticos de la Sierra de Francia, son sus calles y plazas. La del Altozano es una de las más bonitas, en mi opinión, de la comarca con sus caracteristicos soportales adintelados y sus balconadas en los pisos superiores.

No te puedes perder el original Teatro dedicado a León Felipe. Es una construcción muy pequeñita pero singular construida en el siglo XIX y un espacio único en la comarca que recuerda mucho a los antiguos teatros castellanos. Sin duda, Sequeros es una de las localidades con mayor patrimonio cultura, histórico y antropológico, con bellísimos rincones que impregnan leyendas como la de la Moza Santa. Una histoira que pervive desde el siglo XV, cuando una muchacha del pueblo se despertó durante su propie entierro para anunciar que se iba a encontrar la Virgen de la Peña de Francia a modo de profecía. Lo curioso de esta Leyenda es que los restos de aquella mujer están conservados en la Ermita de Robledo.

 

Otros pueblos interesantes de la Sierra

Sotoserrano

Sotoserrano o El Soto, es uno de los pueblos más grandes de la comarca. Además de ser bonito tiene un clima muy diferente al de La Alberca, mucho más templado y perfecto para la primavera y el verano. Tiene un entorno natural en sus alrededores muy bonitos y por sus territorio pasan los ríos Francia, Alagón y Cuerpo de Hombre. En Sotoserrano puedes disfrutar de su Playa en el río, que además tiene un Chiringuito Restaurante al lado.

Santibañez de la Sierra

Es otra de las localidades históricas de la Sierra de Francia, cuyo origen se remonta a los vetones y, posteriormente, a los romanos. Uno de los ejemplos más importantes de los primeros pobladores que la habitaron son los sepulcros de piedra encontrados en el municipio y que datan del siglo VI, entre los más antiguos de la provincia. Más antiguo aún es el Puente romano sobre el río Alagón del siglo I a.C. que forma parte de la calzada romana que transitaba por el pueblo.

 

Entornos naturales y rutas en la Sierra de Francia

La Peña de Francia

La Peña de Francia es la montaña más famosa y principal de la Sierra de Francia, aunque no la más alta. En lo alto de la peña se encuentra el Santuario dedicado a la Virgen a la cual se le tiene gran devoción no sólo en la zona sino en toda la provincia. En 1434 se produjo el extraordinario hallazgo de la imagen de la Virgen. Uno de los franceses que estaba por la zona encontró una imagen románica tallada en madera oscura tras una aparición mariana. Tan solo dos años después se construyó el primer “santuario” y la comunidad de religiosos a su cargo fue creciendo a lo largo de los años.

Desde entonces la Virgen de la Peña de Francia ha sido una imagen de gran devoción convirtiéndose en Patrona de Salamanca y Castilla y León, e incluso, de algunos lugares allén de los mares, sobre todo en Brasil. En el Santuario de la Peña de Francia está la iglesia dedicada a la Virgen dondes se encuentra la imagen pero también otros lugares como la Capilla La Blanca, la Capilla de Santiago, el Pozo Verde y la Hospedería.

La Capilla La Blanca es un pequeño templo del siglo XVI techado con bóveda de crucería. Es el lugar exacto donde se habría encontrado la imagen de la virgen y el lugar donde se comenzó a venerar ya que allí se encuentra la cripta y la gruta donde se encontró. La Iglesia principal es un ejemplo muy típico del siglo XVI en la provincia, la fachada es posterior y la gran torre ya pertenece al siglo XVIII.

Pero además de estos edificios religiosos la Peña de Francia tiene las mejores vistas de la Sierra y algunas de las más bellas de la provincia. Desde lo alto se pueden ver diferentes pueblos como La Alberca, Miranda del Castañar, el Campo Charro e, incluso, el Pantano de Gabriel y Galán situado en la provincia de Cáceres.

 

Vistas del Santuario de la Peña de Francia
Santuario de la Peña de Francia (Foto: Laura Rodríguez Hidalgo)

Las Batuecas

El Parque Natural de las Batuecas es uno de los espacios naturales más importantes de la provincia de Salamanca. Forma parte del municipio de La Alberca y está situado al sur, justo en el límite con Cáceres. No voy a descubrir nada hablando de lo bonito que es este valle y todo su entorno ya que desde el Neolítico ya hubo gentes en Las Batuecas. El paso del hombre prehistórico quedó reflejado en las pinturas rupestres del Canchal de las Cabras uno de los resquicios más antiguos del paso del hombre por la provincia de Salamanca.

El Parque Natural concentra un buen número de especies botánicas mediterráneas favorecidas por el buen clima de este valle. Además, hay varias especies protegidas como el buitre leonado o el lince ibérico, junto con otras como corzos, jabalíes y cabras montensas. Pero además de todo esto Las Batuecas, al igual que numerosos espacios de la Sierra de Francia, es un lugar perfecto para el senderismo. Una de las rutas más frecuentes es la que va desde el aparcamiento, por la orilla del río hasta la cascada del Chorro. Una senda en la que además de caminar encontrarás las pinturas rupestres y, durante el buen tiempo, varias zonas donde puedes darte un chapuzón.

En el inicio de la ruta se encuentra el Monasterio Desierto de San José de las Batuecas, un conjunto de origen renacentista que se completa con diversas ermitas para el aislamiento de los monjes ermitaños. En la actualidad el monasterio, que hasta hace poco tiempo no permitía la entrada a mujeres, dispone de una hospedería sólo acondicionada para la meditación, la oración y el recogimiento. No es un lugar destinado al turismo porque su intención es que los huéspedes se integren también en la vida de la comunidad de Carmelitas Descalzos.

Rutas y senderos

No soy especialista en las rutas y senderos de la Sierra de Francia y, ciertamente, hace bastante tiempo que no hago ninguna ruta por la zona. Hay algunas rutas muy conocidasque han querido promover el senderismo y la cultura de la zona, los caminos de Arte. Entre ellas está el famoso Camino del Agua que une las localidades de Mogarraz y Monforte a través de un recorrido circular entre los paisajes característicos de la zona: cerezos, robles, castaños… El nombre lo toma de los diferentes lugares relacionados con el agua que se transitan, algunos puetes como el de los Molinos, fuentes e, incluso, algunas pequeñas cascadas.

El Camino de las Raíces es otra ruta circular que pretende a través de la naturaleza conectar con las raices ancestrales, leyendas y creencias de la zona. Personalmente me gusta mucho esta ruta, hace mucho tiempo que no la realizo pero pasa por dos lugares que yo visitaba mucho con mis padres, la ermita de Miajadas, donde se realiza una romería popular y el antiguo Convento de San Marcos, hoy en ruinas, junto a una pequeña laguna. La salida y la llegada se sitúan en La Alberca y el recorrido se realiza en unas tres horas, aunque es super recomendable tomar un bocadillo, por ejemplo, en la laguna.

Hay muchísimos senderos y rutas que se pueden hacer en esta zona, como yo no soy una experta os remito al blog de mis amigos Pablo y Estefanía, que os enseñarán los caminos más desconocidos como la Ruta Monsagro-El Vao. Con ellos disfrutaréis de los recorridos más bonitos de senderismo no sólo en la Sierra de Francia sino en toda la provincia de Salamanca.

Senderos y caminos junto al Río Francia
Senderos y caminos junto al Río Francia (Fotos: Isa Vicario)

Datos prácticos para organizar la visita

¿Cómo llegar a la Sierra de Francia?

Para visitar la Sierra de Francia lo más recomendable es utilizar vehículo propio, sea de motor o una bicicleta. El corazón de la comarca está a una hora de la capita de la provincia, entre unos 70-80 kilómetros, por ejemplo, para llegar a La Alberca o a Miranda del Castañar. Lo mejor para llegar a la zona es o bien la CL-512 y las SA-210 y 215 que pasan por Vecinos, Tamames y llega a El Cabaco, puerta de entrada a la comarca. O hacerlo a través de la misma CL-512 hasta Vecinos y luego tomar la SA-205 hacia Linares de Riofrío y Miranda del Castañar a través de Valero y Santibañez de la Sierra.
Si llegas desde el Sur, es decir desde Extermadura, puedes llegar a través del Parque Natural de las Batuecas desde la comarca de las Hurdes. También es posible llegar desde la zona de la Sierra de Béjar por la SA-220 que llega a Miranda del Castañar y Cepeda.
Paisajes de la Sierra de Francia
Paisajes de la Sierra de Francia (Fotos: Isa Vicario)

Desde Salamanca es posible llegar a La Alberca en autobuses de línea a diario, tanto laborables como festivos. Los días laborables hay dos frecuencias aunque los horarios cambian en invierno y verano, por lo que te aconsejo que te asegures de ellos a través de la Estación de Autobuses de Salamanca o el Ayuntamiento de La Alberca. La Alberca también tiene conexiones, aunque no a diarios con Béjar y con Ciudad Rodrigo. Hay algunas otras líneas que conectan Salamanca capital con la sierra, a Garcibuey, Villanueva, Sequeros (Cristeto), Mogarraz, San Martín del Castañar, Madroñal (Cosme), pero te recomiendo que llames a la estación o a las compañías para conocer los enlaces también entre los pueblos.

Dónde comer  en la Sierra de Francia

Como no puede ser de otra manera tengo que hablar de la gastronomía de la Sierra de Francia. Déjame que te aconseje que si visitas pueblos como La Alberca, Mogarraz o Sotoserrano, pruebes los embutidos. Sobre todo en la primera son conocidos los productos del cerdo y con bastante prestigio con marcas como Herederos de Fermín Martín o Embutidos Marcos en El Soto.

Hay algunos otros productos típicos serranos, los dulces y el pan de la Panadería La Puente en La Alberca son los mejores, no me caben dudas, y os atenderán no bien, sino mejor porque los dueños son encantadores. El turrón es otro elemento de la cultura tradicional de La Alberca, de hecho las turroneras albercanas visitan los soportales de la Plaza Mayor de Salamanca todos los inviernos para vender sus elaboraciones típicas. Si quieres aprovechar para comprar turrones, miel, licores y dulces visita la Tienda Museo también en La Alberca (justo al inicio de la Calle Tablado), es otro buen lugar para comprar algún regalo.

Además de los productos que tienes que probrar si comes en la zona, que deberías porque hay mucho que ver como habrás comprobado, te recomiendo algunos restaurantes que yo conozco y que me gustan.

  • El Balcón de la Plaza (Plaza Mayor de La Alberca): restaurante con comida tradicional con embutidos, quesos, carnes, ensaladas y, por supuesto, jamón. Tiene una buena barra de pinchos y bonitas vistas a la plaza. La atención es fantástica.
  • Restaurante El Encuentro (Calle Balsada, La Alberca): mismo tipo de comida tradicional con buenas carnes y platos típicos. Se come bien y a buen precio.
  • Restaurante Mirasierra (Calle Miguel Ángel Maillo, Mogarraz): probablemente uno de los más famosos sitios para comer buena carne en la Sierra de Francia. Regentado desde hace más de 30 años (sí, yo con 7 años ya iba o sea que más de 33 seguro) por la misma familia se come muy muy bien. No es lo más económico de la zona pero merece la pena.
  • Asador Los Robles en El Casarito (Nava de Francia): un lugar excelente para degustar buena carne a la brasa, tostón, vinos de la tierra y postres caseros.
  • El Mesón de San Martín (San Martín del Castañar): comida casera de la zona con una carta basada en las carnes y con menú del día. Recetas típicas como la sopa castellana o las patatas meneás (creo que se llaman también revolconas en otras zonas)

No os olvidéis de que la Sierra de Francia cuenta con una Denominación de Origen propia y elabora vinos de excelente calidad. Entre ellos están los de la bodega La Zorra en Mogarraz o Cámbrico en Villanueva del Conde. Podéis echar un vistazo al post Gastronomía en Salamanca donde ya hablábamos de ellos.

Restaurante El Encuentro en La Alberca
Restaurante El Encuentro en La Alberca

Dormir en la Sierra de Francia

La Sierra de Francia es el lugar perfecto para pasar un fin de semana o un puente, como has visto hay un montón de cosas que hacer. El destino ideal tanto para el turismo rural y cultural como para una escapada natural en la que tendrás que pasar alguna noche. Te recomiendo algunos sitios para dormir dependiendo de tu bolsillo y tus planes.

  • La Abadía de los Templarios: muy cerca de La Alberca, a un par de kilómetros, se encuentra este lugar ideal para disfrutar del relax. Es un complejo único en la sierra con spa y zonas exteriores. Es un sitio precioso, como si se tratase de un pueblo medieval completamente moderno y acondicionado.
  • Spa el Hotel Villa de Mogarraz: ideal para una escapada en pareja, relax asegurado en uno de los pueblos más bonitos.
  • Hostal El Castillo en La Alberca: si lo que quieres es un campo base para descansar, sin grandes lujos pero buena comida y una limpieza excepcional este es el sitio. Un hostal familiar donde te van a tratar fenomenal. Si prefieres una categoría superior, al lado de El Castillo, está el Hotel Doña Teresa y te tratarán exactamente igual de bien con habitaciones más modernas y preparadas.
  • Hostal Rural San Marcos (Cepeda): otro de los de toda la vida en la Sierra. Es pequeñito y aunque no está muy modernizado está limpio y el trato es muy bueno. Tiene un restaurante donde se come bien.
  • Hotel Rural Sierra de Francia (Sotoserrano): ocupa una antigua casa del siglo XVII y es muy bonito. Tiene mucho encanto.

Hay muchísimos alojamientos rurales en la zona, yo he dormido muchas veces en La Alberca, porque es el pueblo donde viví cuando era pequeña y suelo quedarme allí, pero también en El Soto, Cepeda, Miranda… De hecho os recomendaría algunas casas rurales pero ni siquiera me acuerdo ya de los nombres, es una zona muy habitual para los salmantinos. Por eso, si las ideas que te propongo no te encaja echa un vistazo a los  hoteles de booking en la Sierra de Francia.

Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados