Comer en España
Comer y beber,  Restaurantes en España

Comer en España: cosas que tienes que probar

Cuando todo esto acabe y España vuelva a recibir turismo, serán muchos los que quieran venir a visitarnos. En España, además de tener un patrimonio cultural que nos hace únicos, tenemos una de las gastronomías más variadas del mundo. De norte a sur y de este a oeste de nuestro país se come muy bien. La dieta mediterránea, los ingredientes de calidad que llegan del mar, la tierra e, incluso del aire, hacen de nuestros platos un mundo de sensaciones que cualquier viajero debería conocer. Si estás pensando en viajar a España te damos unas pistas sobre todo lo que tienes que probar.

Comer en España: cosas que tienes que probar si viajas a nuestro país

Los top de la gastronomía española

Aceitunas

Las aceitunas españolas son maravillosas. Hay diversos tipos y diversas preparaciones y, a mí, personalmente, me gustan todas muchísimas. La oliva o aceituna es una da las tapas o acompañamientos más típicos en todo el país. Sería raro el bar que no tiene una pila de aceitunas en su barra esperando a las cañas o los vinos de los parroquianos.

España es el mayor productor de aceituna del mundo, muchas de ellas destinadas a elaborar maravillosos aceites de oliva y otras para el consumo directo. Preparando este post he sabido que en España hay más de 200 variedades de aceituna ¿cómo te quedas? Entre las aceitunas de mesa más conocidas están la aloreña, que es una denominación de Origen (de Málaga), la manzanilla, la gordal o la mallorquina. Todas estas aceitunas se aliñan, se meten en salmuera, etc… Procesos que hacen de ellas un auténtico manjar que no solo está en los bares, sino también en muchas casas españolas. ¡Lo mejor comprar aceitunas online, yo lo hago en Lorente, y te llegan a casa!

Las aceitunas directamente en casa

La tortilla de patata

La tortilla de patata es uno de los platos por excelencia de la gastronomía española. Un plato bastante sencillo en cuanto a sus ingredientes pero con una cierta elaboración. Lo básico: patatas, huevos y aceite de oliva, lo mejor el poquito de cebolla que divide a los españoles a la hora de elegirla. No hay bar o restaurante en España que no tenga tortilla de patata y si no la tiene… habrá que sospechar de ellos.

No podemos obviar que para hacer esta tortilla son necesarios patatas, algo que no conocíamos hasta el final del siglo XVI y huevos. Aunque el origen es un poco incierto, el primer lugar donde se constata este plato es en un pueblo de Extremadura, Villanueva de la Serena en el siglo XVIII. El consumo de la tortilla está muy extendido, no puedes comer en España sin probrar este platazo bien sea como pincho, en bocadillo o en ración. Las recetas de la tortilla han ido incluyendo diferentes ingredientes añadidos como chorizo, pimientos, etc… Hay bares que presentan tortillas rellenas de diferentes cosas, pero sin duda, la original, es una delicia.

Tortilla de patatas casera
Tortilla de patatas casera

Paella

La paella es el plato más típico del Levante español. Originaria de Valencia se ha extendido en toda la Península y en las Islas, por lo que vayas donde vayas encontrarás paellas. Por desgracia, es uno de los platos que peor te puedes encontrar, ya que han proliferado los precocinados de paella que suelen aparecer en muchas cartas y menús turísticos. Por tanto, busca un sitio tradicional si es la primera vez que vas a tomar una paella, alejado de las rutas turísticas.

La paella es un plato de arroz con diferentes ingredientes que toma su nombre del recipiente donde se hace: la paella. Aunque su origen es Valenciano se cocina en todo el país en diferentes formas y con diferentes interpretaciones. La receta original era una paella de verdura con judías verdes, pollo, conejo y arroz. Personalmente, la que más me gusta es la de marisco y pescado, aunque en mi familia se mezcla el pollo con el marisco, lo que sería una paella mixta. El arroz es uno de los ingredientes básicos de la gastronomía en Valencia, donde realmente cocinan los mejores arroces de españa. Si la visitas no te pierdas el negro, el del señoret, el arroz a banda, etc…

Paella mixta casera
Paella mixta casera (de mi padre)

Jamón

España siempre ha tenido una gran tradición ganadera y la cría del cerdo ha sido muy importante durante siglos. Del cerdo, como se dice por aquí, los españoles aprovechamos todo para hacer todo tipo de carnes y chacinas. Uno de los mejores productos porcinos es el jamón en sus distintas variedades y denominaciones. El jamón puede ser de diferentes especies de cerdo, en Salamanca, de donde soy es muy habitual y dicen de nosotros que entendemos mucho de esto. En Salamanca tenemos una de las mejores denominaciones de jamón, la de Guijuelo, que junto con las de Jabugo, Los Pedroches (Córdoba) o la Dehesa de Extremadura son los principales ibéricos. Lo principal que tienes que saber sobre el jamón son dos cosas, la diferencia entre el cerdo ibérico, que como su propio nombre indica es de aquí, y el cerdo blanco, normalmente el jamón serrano será el que se produce con carne de cerdo blanco y el ibérico el de este otro tipo de cerdo. Sin embargo, el concepto jamón serrano está muy extendido, pero ten mucho cuidado con esta idea.

En España la mayor parte de la producción es de jamón ibérico, el que se alimenta de bellotas en el campo. Además del jamón también es muy habitual la paleta, que son los cuartos delanteros del cerdo y que no tiene por qué envidiar nada al jamón si es una buena paleta. Son un poco más pequeñas pero muchos no lo distinguimos con el gusto, te lo puedo asegurar. El jamón está presente en la gastronomía española tanto en bares y restauantes como en las casas. La curación del jamón también es un dato importante ya que esta puede tener un periodo más o menos largo.

Una buena ración de jamón
Una buena ración de jamón

Gazpacho y salmorejo

Cuando el calor ataca en nuestro país optamos por recetas típicas, tradicionales y muy frescas como el gazpacho y el salmorejo. Ambos platos son considerados como “sopas frías” y tienen un ingrediente básico que es el tomate. Por lo demás, son bastante diferentes entre ellas, por lo que conviene conocerlas un poquito antes de degustarlas. El gazpacho contiene diferentes verduras además del tomate, pimiento, pepino, un poquito de ajo (no mucho), agua, aceite de oliva, vinagre y sal. Normalmente se toma o con cuchara o directamente bebido en vaso, sobre todo si no es demasiado denso, aunque esto puede variar en la diferentes recetas. Es uno de los platos más refrescantes y nutritivos para el verano, además, no engorda nada.

El salmorejo se podría parecer bastante al gazpacho, mucha gente los confunde, pero no es así, hay una diferencia principal, el pan, al menos en mi casa. El salmorejo lleva una base de tomate, pan, aceite de oliva y ajo, no lleva agua, aquí un poco más que en el gazpacho y además se acompaña de huevo y jamón troceado. Es muy típico en Andalucía y originario de Córdoba. A mí, personalmente me gusta más el salmorejo, pero es más pesado y para los días de calor creo que el gazpacho es perfecto.

Croquetas

Todavía no conozco a nadie en España al que no le gusten las croquetas. ¿Qué tendrán estas que nos encantan a todos desde pequeños? Las croquetas son uno de los platos más sabrosos y versátiles que vas a encontrar en la barra de un bar español. Quizá hayas conocido algo parecido a las croquetas o que se llama “crochette” en algún país europeo, sin embargo, no es nada parecido a las españolas en elaboración e ingredientes. Las croquetas se elabroan con una base de bechamel que se endurece bastante para poder darle forma y freirla. La bechamel se condimenta con jamón, huevo, queso, setas, gambas, mejillones…

Croquetas
Ración de croquetas

Hay infinidad de tipos de croquetas aunque las más habituales son de jamón, huevo, pollo y carne de cocido. Sin embargo, hay espacio para verduras como las espinacas y zanahorias, pescados y mariscos, etc. Una de mis preferidas es la croqueta de chipirones en su tinta, con una bechamel que queda totalmente negra y tiene un sabor increíble. En los bares se puede pedir la croqueta como tapa, normalmente una o a lo sumo dos, pero también como ración. En las casas españolas también se comen croquetas, aunque su elaboración es larga y nada sencilla, las madres españolas, al menos la mía, distribuyen croquetas para mantener congeladas y después sacarlas para los amigos. ¡Vivan las croquetas!

Platos regionales que tienes que comer en España

Cocido madrileño

Ya he hablado muchas veces sobre el cocido madrileño en este blog. En el artículo Qué comer en Madrid hablamos sobre los mejores restaurantes para probarlo en la capital. Sin duda, el cocido, es el plato más famoso de la región, pero también está muy extendido por el resto de España y es muy habitual en las casas españolas. Es más común encontrarlo en restaurantes madrileños que en otros lugares, pero algunos lo tienen como parte de su carta. Es una de las recetas de cuchara más contundentes en España, basada en un guiso de garbanzos con diferentes partes del cerdo. No, no es nada vegetariano este plato porque fundamentalmente son legumbres, verduras y carnes de cerdo como chorizo, morcilla, tocino. El cocido es, como la fabada, perfecto para los días de invierno, por lo que si quieres comer en España en pleno verano quizá te lo tienes que pensar y tomar con calma.

Cocido madrileño en el Restaurante La Bola en MadridCocido madrileño en el Restaurante La Bola en Madrid

Fabada asturiana

Otro de los principales pucheros españoles es la fabada asturiana. Contundente tanto cuanto el cocido madrileño es muy típico de Asturias, en el norte de España, y al igual que este se realiza con legumbre, en este caso alubias (fabas) y carnes de cerdo como chorizo y morcilla, el compango. La diferencia fundamental entre el cocido y la fabada es que en el cocido puede tomar también la sopa o caldo que se produce en la cocción, mientras que en la fabada el caldo se mantiene para las alubias.

La fabada es un plato muy calórico que, como os decía antes, mejor tomar en invierno, aunque si vas a Asturias en verano y tienes un día gris… yo la he tomado. Es muy sabroso pero su contundencia quizá no es apta para estómagos frágiles, la digestión es larga y tranquila, por ello tómatela con mucha calma y disfrútala.

Pisto manchego

Si vas a comer en España, sobre todo en el centro, tienes que probar el pisto. Es otro de esos platos que tiene multitud de variantes regionales y diferentes posibilades, pero su base es el pimiento y el tomate, junto con verduras como el calabacín, la cebollas... A esto se le añade un poquito de ajo, vino blanco, aceite de oliva y sal y se le puede acompañar de un huevo ya sea frito o ya sea directamente sobre el pisto. El pisto es uno de los platos de verduras más sabrosos de España, además, aquí tenemos buenas zonas hortofrutícolas como Navarra, Murcia, Almería… La calidad de los pistos siempre depende de las verduras que lo integran. Personalmente me gusta mucho con el huevo batido sobre la mezcla y con unas patatas fritas integradas. Sí, es una bomba calórica, pero solo lo como una o dos veces al año.

Pulpo en Galicia

El pulpo es uno de los platos que más me gustan no sólo por lo bueno que está sino porque es uno de los más saludable. La receta del pulpo parece sencilla, sin embargo, la cocción no es nada fácil, ya que hay que hay que meter y sacar varias veces el pulpo en la cazuela. El mejor pulpo que vas a comer en España será seguramente en Galicia o en restaurantes gallegos, porque la receta de esta región es la mejor. El pulpo se toma cocido, cortado en pequeños trozos y condimentado con pimentón dulce, sal y aceite de oliva. Suele estar acompañado, además, de patatas cocidas también llamadas cachelos. En Galicia es super habitual tomarlo en bares, restaurantes y ferias junto con otros pescados y mariscos típicos como mejillones, almejas, percebes.

Ración de pulpo con pimentónRación de pulpo con pimentón

Chuletillas de cordero castellanas

La carne de cordero es muy habitual en las mesas del centro de España. Hay varias formas de guiso y presentación, entre las que es habitual el cordero asado en horno de leña o las chuletillas fritas. Para mí es una de las cosas más sabrosas que puedes comer en España, exquisitas acompañadas de un buen vino por ejemplo Rioja o de la Ribera.

Cosas originales que comer en España

Callos a la madrileña

Los callos a la madrileña son un plato tradicional y muy original, solo apto para valientes. Es un plato difícil, que puede encantarte o parecerte muy raro, no ya sólo por el sabor sino también por la textura de los callos. Estos son en realidad la panza de vaca que se hace trocitos y se guisa con chorizo, jamón, comino… Es uno de los platos más antiguos de la gastronomía española y, para mí, es una delicia.

Cachopo asturiano

El cachopo es una especie de filete de ternera empanado y a la vez relleno con queso y jamón. En los últimos años, aunque es un plato típico en Asturias, se ha extendido mucho en toda España y es habitual en los menús de muchos restaurantes. Es cierto que los cachopos asturianos tienen un tamaño increíble y están riquísimos, pero seguro que puedes encontralos muy ricos en otros lugares.

Cachopo tamaño brazo de niño en Llanes
Cachopo tamaño brazo de niño en Llanes

Percebes

Los percebes son uno de los mariscos más originales que conozco, ya que tras vivir fuera de España no he sido capaz de encontrarlos. Los percebes son un tipo de crustaceo muy extraño que crece sobre las rocas gallegas gracias a las fuertes mareas del Atlántico. Es un marísco sabrosísimo cuya cocina se limita a la cocción. Están riquísimos y aunque son bastante caros es una de las cosas más originales que comer en España.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *