Románico en Palencia
Arte y turismo cultural,  España

Ruta por el románico en Palencia: en el Camino de Santiago

La provincia de Palencia atesora de norte a sur un buen conjunto de obras monumentales ejemplos únicos del mejor románico de nuestro país. Las rutas que se pueden realizar para visitar estos templos románicos son varias ya que los templos están “divididos” en grupos. Habría tres zonas fundamentales para conocer el arte románico en Palencia:  el norte en la zona de la Montaña Palentina, la ruta del Camino de Santiago y la comarca del Cerrato con el sur.

Hoy dirigimos nuestros pasos a través del Camino de Santiago para conocer algunas de las mejores obras del románico en Palencia. Entre ellas están la magnífica San Martín de Tours en Fromista, la imponente iglesia de Villalcázar de Sirga o Carrión de los Condes…

El románico en Palencia a través del Camino de Santiago

El Camino de Santiago atraviesa Palencia por su zona norte, sin llegar a la Montaña Palentina y la frontera con Cantabria. Alrededor de este Camino Francés se incorporaron a la arquitectura española una serie de estilos que llegaban desde Europa. Este fue el caso del románico que se desarrolló en la zona gracias, en buena medida, a la generalización del peregrinaje hacia Santiago de Compostela. No fue el único estilo artístico que llegaría de europa gracias al peregrinje, siglos después siguieron llegando otras oleadas de maestros y canteros que incorporaron la arquitectura renacentista, por poner un ejemplo. Pero hablemos en este post de la ruta por las obras más excepcionales de este arte románico palentino: San Martín de Fromista, el Monasterio de San Zoilo en Carrión de los Condes o la iglesia de Villalcázar de Sirga.

Yo realicé la ruta de oeste a este ya que venía de Asturias y planeé la ruta para terminar en la zona del Canal de Castilla. Pero la ruta original sería la contraría, de este a oeste, en el sentido de la circulación del Camino. Sea cual sea la dirección las metas y templos son imprescindibles y hay que hacer una parada en este “camino”.

Carrión de los Condes el pueblo del románico en Palencia

Esta bonita localidad palentina atesora, en mi opinión, el mayor conjunto de arte románico de toda Palencia. Cuenta con tres excepcionales ejemplos de arquitectura medieval: el Monasterio de San Zoilo, la iglesia de Santiago y la iglesia de Santa María del Camino.

Monasterio de San Zoilo

Fue mi primera parada en Carrión de los Condes, ya que está situado en lo que fueron las “afueras” del pueblo. Se trata de un gran conjunto monacal cuyo inicio se remonta a la alta Edad Media, en concreto al siglo X. En el siglo XI pasa a manos de la orden de Cluny, que en la época tenía una gran importancia en las construcciones francesas y del camino y cuya grandeza se difundía a través del camino al resto de lugares cristianos.

Durante la etapa medieval el monasterio vivió numerosos hechos históricos impulsados por la monarquía. Con la llegada del siglo XV San Zoilo fue perdiendo poco a poco su importancia hasta la llegada del renacimiento en el que se impulsará la construcción de su claustro. En el siglo XIX pasó a formar parte de la Compañía de Jesús, en cuyas manos siguió hasta 1992 cuando paso a las de la Diocesis. En 2002 se convirtió en BIC y, en la actualidad, en su interior hay un hotel en el que se puede pasar la noche.

Portada románica San Zoilo en Palencia
Portada románica de San Zoilo

Lo más sobresaliente de este conjunto, además de lo más antiguo, es la iglesia románica de San Zoilo construida en el siglo XI. De ella se conserva parte de su interior, algunas decoraciones exteriores como ventanas y, por supuesto, la gran portada románica descubierta en 1993. Se trata de una portada “interior”, es decir, se encontraba en la galilea, entre la fachada y las naves de la iglesia.

La portada, de pequeño tamaño, tiene cinco arquivoltas con arco de medio punto y cuatro capiteles labrados excepcionales. En estos cuatro capiteles historiados se recrean algunas imágenes como la de, posiblemente, San Juan Bautista, los trabajos en las viñas y algunas otras figuraciones. Al lado de la portada se pueden ver algunos otros capiteles de la época, de una bellísima factura y que podrían haber estado situados en el plausible claustro románico.

Capiteles románicos de San Zoilo
Capiteles románicos de San Zoilo

En el interior de la iglesia se sitúa un conjunto de sarcófagos medievales de los siglos XI y XII. Entre ellos los sepulcros de los condes Beni Gómez, fundadores del monasterio. El resto de la iglesia es un gran templo barroco con retablo de la época y órgano castellano. Por cierto, en uno de los laterales de la iglesia hay una Magdalena Penitente que es una copia de las de Pedro de Mena (perdonadme la vida por fijarme en estas cosas…)

Otro de los elementos fundamentales de cualquier monasterio es el claustro. En el de San Zoilo no se conservó nada del que probablemente existió en el medievo, sin embargo, en el siglo XVI se realiza otro de factura plateresca realmente espectacular. Me recuerda mucho a algunos claustros salmantinos, como el de los Reyes en el Convento de San Esteban y no erraría mucho si dijese que algunos de los autores tienen contacto. El claustro palentino es realmente bellísimo, fue ejecutado según los planos del arquitecto Juan de Badajoz y decorado con bóvedas de crucería decoradas con claves figuradas obra de Miguel de Espinosa y algunos otros escultores. El programa iconográfico, una vez más en el Renacimiento, lleva a cabo una representación de hombres ilustres de la iglesia y la historia. Personajes que habían de servir como ejemplo de virtud.

Claustro renacentista de San Zoilo
Claustro renacentista de San Zoilo

Existen otros puntos de interés en el Monasterio, como la portada barroca de la iglesia actual. No dejéis de visitar en la ruta la sacristía en la que se encuentran dos obras muy originales, las telas medievales del siglo XI. Estas dos telas son BIC, se trata de tejidos medievales de origen andalusí que llegaron a San Zoilo como parte de un grupo de reliquias. Es muy interesante por el tipo de pieza y por la época que representa.

Iglesia de Santiago en Carrión

La iglesia de Santiago en Carrión de los Condes es una parada imprescindible en esta ruta por el románico en Palencia. En mi opinión, susceptible de críticas por supuesto, es quizá el ejemplo más espectacular de escultura románica en la zona. Destaca, para mí, su original friso como pieza única y ejemplo de esta escultura medieval. La iglesia está situada muy cerca de la plaza Mayor, discreta, como si estuviese embebida entre los edificios y las calles. Sin embargo, tiene una presencia única con ese friso decorado que te va a dejar con la boca abierta.

La iglesia se construye en la segunda mitad del siglo XII y lo más sobresaliente es, sin duda, su fachada. La fachada tiene una portada con cuatro arquivoltas de arco de medio punto con decoración escultórica y figurativa. En la arquivolta se suceden una serie de personajes que representan diferentes oficios artesanales como el de zapatero, ceramista, escribanos o monjes. Es realmente impresionante la procesión representativa de figuras acompañadas de elementos vegetales y animales. Esta segunda arquivolta descansa sobre capiteles bellísimos también figurados sobre columnas con ángeles.

Santiago de Carrión de los Condes
Vista de la iglesia de Santiago en Carrión de los Condes

En la parte superior de la fachada se representa un gran friso decorado con la representación de Cristo en Majestad, un Pantocrátor. Junto a él, los Evangelistas en un tetramorfos acompañados de la Jerusalén Celeste. El friso es, sin duda, una de las mejores representaciones de la escultura románica en España, con una gran volumen y naturalismo en la representación de estas figuraciones.

Románico en Palencia
Pantocrátor en la Iglesia de Santiago

El interior de esta pequeña iglesia es sencilla, con planta rectangular y una nave con cuatro tramos cuya cubierta medieval no se ha conservado. En ella se sitúa un pequeño museo de arte sacro con algunas obras de los siglo XV y XVI. Por susupesto, también esa muestra de arte merece la pena.

Iglesia de Santa María del Camino

La siguiente parada en esta ruta por el románico en Palencia a través del Camino fue la Iglesia de Santa María. Fue realizada algunos años antes que la de Santiago, en la mitad del siglo XII gracias a la intermediación de Alfonso VII. Con la advocación a Santa María de las Victorias, fue un ejemplo de los muchos templos que se construían tras la reconquista y gracias a la llegada de canteros desde Francia. La advocación cambió algunos años después dándole la final de Santa María del Camino por su situación en la ruta hacia Santiago.

La de Santa María es una iglesia más grande que la de Santiago, más grande en general que las de la época. Su planta con tres naves de cuatro tramos, basilical, es totalmente románica y tiene numerosas influencias francesas. En este interior todavía se pueden observar restos de la arquitectura románica, como el friso jaqueado tan típico del momento, aunque el altar mayor es de factura barroca.

Interior de la iglesia de Santa María
Interior de la iglesia de Santa María

Lo más representativo de esta iglesia es la portada exterior del lado sur formada por un gran arco de medio punto con numerosas arquivoltas decorativas y un friso superior. La decoración de las arquivoltas es realmente profusa, con elementos ornamentales vegetales y geométricos formando cenefas y, de nuevo, figuraciones de personajes. La parte de la portada en sí es, en mi opinión, más espectacular si cabe que la de Santiago, sin embargo, la superior es mucho más notable aquella. Sin duda, si vas a Carrión de los Condes, sería un delito no pasar por esta iglesia.

Portada románica de Santa María
Portada románica de Santa María

Iglesia de Santa María en Villalcázar de Sirga

A unos 7 u 8 kilómetros de Carrión de los Condes, en una pequeñísima localidad palentina, se encuentra otro de los ejemplos más importantes y significativos del románico en Palencia. Villalcázar de Sirga, en pleno Camino de Santiago, cuenta en la actualidad con menos de 200 habitantes y, sin duda, es una parada imprescindible en esta ruta.
La localidad, siglos atrás, tuvo cierta importancia y en ella construyó la orden del Temple esta maravillosa iglesia románica. La Iglesia de Santa María la Blanca se construyó en el siglo XIII gracias a la intervención de los templarios y su estratégica situación en el Camino. Ciertamente, no se trata de un templo totalmente románico porque en el momento en el que se inicia se está comenzando la transición hacia el gótico. La fachada exterior es bellísima, está cobijada por un pórtico de gran altura que la enmarca y la protege.
Exterior de la iglesia de Villalcázar
Exterior de la iglesia de Villalcázar
La fachada consta de una parte bajo con un pórtico con arquivoltas en las que encontramos ya un arco apuntado que nos induce a pensar en ese momento de transición artística. La arquivoltas están decoradas con multitud de personajes como ángeles con instrumentos musicales, santos y santas. Sobre la portada dos frisos con forma de galería de arcos polilobulados con representaciones de la Virgen con el niño en el inferior y un Pantocrátor en la superior. En cada arco aparece una representación religiosa de personajes entre los que destacan los Reyes Magos, San José, la Anunciación de la Virgen y algunos Apóstoles.
El interior de la iglesia, de gran tamaño quizá por la época en la que nos encontramos ya, tiene tre naves con bóvedas de crucería y arcos apuntados. La iglesia tiene numerosos elementos del siglo XIII pero también posteriores ya que se completó en pleno gótico en el siglo XV. El retablo, al igual que otras elementos ornamentales como el púlpito, pertenecen a los siglos XV y XVI.
Románico en Palencia Villalcázar de Sirga
La doble portada de Villalcázar

El prototipo románico: San Martín de Tours en Fromista

Si hay un templo conocido en esta ruta por el románico en Palencia este es la iglesia de San Martín de Tours situada en la localidad de Fromista. Esta magnífica obra se construyó gracias a la intervención de Doña Mayor de Castilla en la segunda mitad del siglo XI como parte de las obras de un Monasterio que a día de hoy no se conserva.

Vistas de la iglesia de San Martín de Fromista
Vistas de la iglesia de San Martín de Fromista

La de San Martín de Tours en Fromista es el prototipo de iglesia románica en Castilla. El interior representa una planta de típica basilical con tres naves separadas por pilares y ábsides semicirculares. Sobre el crucero descansa un cimborrio octogonal con su cúpula sobre trompas. La ornamentación de esta iglesia es muy sobria en el interior, con algunos capiteles decorados con elementos vegetales y representativos.

El exterior, sin embargo, representa un ejemplo único de decoración románica en el Camino. Lo más llamativo del exterior, además de las portadas y el cimborrio, son las dos torrecitas de la fachada y los tres ábsides decorados. Canecillos, capiteles, ventanas y frisos decorativos forman un conjunto único de decoración románica en el que se suceden numerosas figuras humanas, animales y representaciones vegetales. Los canecillos son, sin duda, los elementos más significativos de toda esta obra escultórica, destacan por ser originales con personajes humanos o animales tan extraños para la época como monos. Por supuesto, también hay algunas representaciones de esculturas desnudas, muy naturalistas y explícitas para la época.

Románico en Palencia
Ábsides exteriores de San Martín de Fromista

 

Otros ejemplos de arquitectura románica en la zona

Además de estos ejemplos espectaculares de románico en Palencia, hubo algunos templos que se podrían insertar dentro de esta pequeña ruta. Entre ellos los antiguos Monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas y de Santa María de la Vega en Renedo de la Vega. Ambos prácticamente en ruinas y de los que prácticamente hoy poco más que algunos arcos se pueden ver.

El camino también estaba salpicado de pequeñas ermitas como las de San Miguel y la del Socorro en Población de Campos. Se trata de construcciones sobrias con algunos canecillos con motivos y elementos geométricos.

 

¿Te ha gustado la ruta del Camino por el románico en Palencia? Sin duda, a nivel arquitectónico y escultórico es una ruta bellísima en la que puedes disfrutar de algunas de las obras más representativas del románico en nuestro país. Por suerte, en algunas provincias españolas menos conocidas atesoran un patrimonio románico impresionante hacer una ruta en Zamora o el románico en Soria, junto con Palencia, son imprescindibles para cualquier amante del arte medieval.

 


Dormir en la ruta del románico en Palencia

Me permito un consejo para cerrar esta ruta, ese consejo es dormir en uno de estos edificios, en concreto en el Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes. Me parece una experiencia única por ser un edificio impresionante e histórico y porque puedes empezar o cerrar la ruta en el propio Monasterio.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *