Venecia o Florencia a cuál viajar
Europa

Venecia o Florencia ¿a cuál viajar?

Italia, ese país inmenso que tanto nos gusta, atesora algunas de las ciudades europeas más bellas. Seguro que si estás preparando una escapada romántica hay dos ciudades en las que piensas. Pero, ¿cómo elegir entre Venecia o Florencia? ¿Qué es lo que vas a encontrar en cada una de ellas? ¿cuál es la mejor época para viajar a estas ciudades? ¿Es muy diferente moverse en Florencia que en Venecia? ¿Cuál es más cara? ¿Dónde viajaré de forma más barata? No resolveremos todas tus dudas, pero intentaremos darte algunas ideas para que sea más sencillo elegir entre las dos.

Elegir entre Venecia o Florencia: algunas claves

¿Cómo llegar a Venecia o Florencia? Transportes

Venecia está situada en el norte de Italia, posee un aeropuerto bastante cercano a la ciudad aunque en tierra firme. El aeropuerto Marco Polo tiene vuelos directos desde España a Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Málaga, Valencia o Ibiza, por ejemplo. Los vuelos a Venecia no suelen ser económicos, por lo que mucha gente vuela a otros lugares como Milán (Orio al Serio, Malpensa) o Bolonia y desde allí se traslada en tren. Sinceramente, los costes de transporte y el tiempo no te merecerán la pena, gástalo en el vuelo que será mucho más rápido. El aeropuerto y la ciudad se conectan con autobuses, en unos 40 minutos podrás estár en Venecia.

Florencia también tiene vuelos directos a Bilbao, Madrid y Barcelona y, por supuesto, también tiene posibilidad de volar con escala desde otros lugares. Sin embargo, la cercana ciudad de Bolonia tiene un montón de trayectos directos con España, desde ciudades como Santander, Alicante, Valencia, Ibiza… por lo que en este caso es preferible coger el tren desde Bolonia si tu lugar de salida tiene vuelo hasta esta ciudad. El aeropuerto de Florencia está muy cerca de la ciudad, en menos de media hora estarás en cualquier punto del centro ya que hay conexión directa hasta la estación de Santa María Novella.

Santa María Novella en Florencia
Santa María Novella en Florencia

Como ves, las dos ciudades están bien conectadas, quizá para un fin de semana corto sea más cómodo Venecia, por el hecho de que hay más vuelos directos, pero esto dependerá de tu lugar de salida.

¿Cómo es Venecia? ¿Cómo es Florencia?

A la hora de elegir Venecia o Florencia una de las cuestiones fundamentales serán las dimensiones y el tiempo que tengas. Venecia es una ciudad muy abarcable a pie, aunque te hincharás a caminar, porque debido a sus canales es complicado moverse en transporte urbano. Existen algunos traghetti (barcos) que conectan diferentes puntos de la ciudad, pero normalmente se camina muchísimo. La ciudad, por sus especiales características, no está muy adaptada para la movilidad.

Florencia es una ciudad bastante llana, no tiene grandes desniveles y los que existen son muy aconsejables para tener unas vistas maravillosas. Es más grande que Venecia, aunque también es muy abarcable a pie. Se camina también muchísimo, porque hay varias zonas de interés y lugares que visitar. El transporte público está bien organizado, aunque normalmente, como en la mayoria de ciudades de Italia, por la tarde noche hay poca frecuencia o nada. De hecho, en esto no hay diferencias, son dos ciudades para disfrutarlas en la calle, sobre todo durante el día.

 

Canales de Venecia
Canales de Venecia

Qué ver en Venecia

 

– Piazza San Marco, es el corazón de la ciudad y uno de los lugares más fotografiados del mundo. Es patrimonio de la UNESCO y allí encontrarás la Basílica de San Marco, el famoso Campanile, la Torre del Reloj y los Palacios de la Procura. Al fondo unas maravillosas vistas de la laguna y la iglesia de San Giorgio Maggiore.

– Palacio Ducal, está al lado de la Basílica y era la sede del Doge y de la Magistratura de la República veneciana. El interior tiene una decoración fastuosa con numerosas obras de los pintores que vivieron en Venecia durante los siglos XVI o XVII: Tintoretto, Tiziano, Tiepolo… Uno de los rincones más bonitos de Venecia es el Puente de los Suspiros.

La Accademia, es uno de los mejores museos de pintura italiana y es, para mí, uno los imprescindibles. Atravesar el famoso Puente de la Academia es una buena ocasión para realizar unas maravillosas fotografías. Muy cerca de la Accademia está otro espléndido museo, la Colección Peggy Guggenheim, con una maravillosa colección de arte contemporánea con obras de Pollock, Picasso, Calder, Magritte…

– Puente de Rialto, es el más célebre de la ciudad y el más bonito sin duda. Está muy cerca del Sestiere di San Polo y atraviesa el Canal Grande. Sus grandes dimensiones permiten que hay múltiples negocios y tiendas en el propio puente, algo que resulta muy curioso para el visitante. Las vistas desde el puente y el atardecer son simplemente maravillosos.

El Ghetto Ebraico, es decr el antiguo barrio judío de Venecia, con laberínticas calles y preciosas plazas. Tiene una atmósfera única y muy evocadora, además suele estar menos abarrotado de gente que otras zonas. El Museo del Ghetto es muy interesante.

Las iglesias venecianas, si algo no falta en esta ciudad son iglesias de todos los estilos artísticos. Entre ellas, destaca la Basilica de Santa María Gloriosa de Frari, que es la más grande de Venecia y conserva algunas muestras de arte pictórico de Tiziano y Bellini. La iglesia de San Zacarías es otra de las más bonitas y antiguas, data del siglo IX y tiene una portada renacentista muy significativa. Pero son tantas que casi es imposible recorrerlas: la iglesia de los Jesuitas, la Salute, la de i Carmini, San Rocco…

– Islas de Murano y Burano, estas pequeñas islitas cerca de la ciudad son un remanso de paz y una preciosa excursión desde Venecia. Son muy bellas con esas casitas de pescadores decoradas con un sin fin  de colores. No te pierdas los talleres artesanales de vidrio, son muy interesantes.

Paloma en el Canal Grande de Venecia
Paloma en el Canal Grande de Venecia

Qué ver en Florencia

Florencia es igual de monumental que Venecia, no tiene nada que envidiarle. Si la visitas, estos son los lugares imprescindibles.

– Plaza del Duomo y Catedral de Santa Maria dei Fiore, es el corazón de la ciudad y uno de los llugares más impresionantes desde el punto de vista artístico. La famosa cúpula de Brunelleschi es una de las más admiradas en Italia y se ve desde todos los miradores de la ciudad. Junto a la catedral está el Campanile de Giotto, realizado por Andrea Pisano y frente a ella el Baptisterio de San Juan. Las puertas de este baptisterio son las más famosas de Italia y en el concurso para hacerlas participaron un buen número de artistas.

– Plaza de la Signoria, es uno de los recuerdos medievales que sobreviven en Florencia. El Palazzo Vecchio es la sede de la ciudad y frente a él la Loggia della Signoria. Es una de las plazas centrales y más concurridas de Florencia, allí se sitúan copias de algunas famosas obras escultóricas renacentistas.

– Galería de los Uffizi, muy cerca el la Signoria se encuentra este impresionante palacio que alberga otra de las mejores pinacotecas italianas, con obras de los principales artistas del renacimiento florentino como Miguel Ángel, Botticelli, Rafael… Pero no solo ha obras italianas, algunos flamencos y alemanes del siglo XVI exponen aquí sus mejores pinturas.

Iglesias florentinas: entre ellas destacan las iglesias renacentistas de Santa Maria Novella, con su fachada de marmol blanco y verdoso y la Basílica de la Santa Cruz. En ellas trabajaron ilustres arquitectos del primer renacimiento y son ejemplos únicos en la arquitectura europea.

– Ponte Vecchio, es un puente maravilloso y su visita es obligada. Las vistas del río hacia el puente dejarán panorámicas únicas en vuestras retinas. Caminar a través de él también es una agradable experiencia.

Una vez pasado el Puente Viejo (Ponte Vecchio) llegarás l barrio que alberga el Palazzo Pitti y los Jardines Boboli. Me gusta mucho esta zona, con bonitos edificios señoriales medievales en los que todavía hoy se conservan algunas de las torres florentinas. El Palacio Pitti es un gran museo que además está circundado por estos jardines. La zona es muy agradable, además tanto en el interior como en los alrededores hay numerosos bares para tomar un vino de la zona.

– Piazzale Michelangelo es uno de los miradores más bonitos de Florencia, desde aquí tendrás unos atardeceres únicos y muy románticos.

Palacios florentinos: el renacimiento trajo consigo en Florencia una intensa actividad de construcción por parte de la nobleza. De aquella época hay numerosos ejemplos como los palacios Strozzi, Medici Riccardi, Rucellai…

Galleria dell’Accademia, con el mismo nombre que la veneciana, este maravilloso museo contiene una obra esencial en Florencia: el David de Miguel Ángel. Si eres un apasionado del renacimiento no puedes dejar de velo.

Los alrededores de Florencia también gozan de lugares muy bellos para una excursión de un día. Hay pueblos muy conocidos en la región de Toscana como San Gimignano o mucho menos famosos como Vinci, el pueblo natal de Leonardo. Toscana y sus colinas tiene parajes muy bonitos para pasar una jornada, los viñedos de Chianti o Fiesole, con su famoso monasterio de San Francisco.

Vistas hacia Ponte Vecchio en Florencia
Vistas hacia Ponte Vecchio en Florencia

¿Pero como elijo entre Venecia o Florencia?

Elige Venecia sí…

Si quieres ver un lugar único en el mundo y completamente distinto a todo lo que vas a encontrar en Europa. Venecia es preciosa y diferente, ningun otra ciudad se asemeja a ella por mucho que hay Venecias del norte, del este o del oeste. Es una ciudad cara, por lo que si no tienes problema en este sentido y quieres darte un capricho es la mejor opción.

Si solo tienes un fin de semana y quiere aprovecharlo a tope es un buen destino para dos días. Tiene mucho que ver, pero puedes seleccionar y no solo entrar en museos y monumentos. Disfrutar de sus canales y sus rincones es uno de los alicientes de Venecia. Si quieres una ocasión especial y un lugar romántico esta es la ciudad que mejor representa el amor, muchos hablan de París, pero sinceramente, Venecia es el lugar más especial para viajar con tu pareja.

Un cosa de las que adolece Venecia es vida nocturna, la mayor parte del turismo se concentra en la ciudad durante el día y al caer la tarde se va despejando. Por ello, si te apetece pasear con tranquilidad y disfrutar de la ciudad con la quietud de la noche, seguro que es una gran opción. No encontrarás grandes locales de ocio nocturno, pero si rincones y establecimientos muy agradables. La única pega, es un poquito oscura y si vas a fotografiarla necesitarás una buena cámara, no esperes maravillas con un móvil.

Elige Florencia sí…

Estás deseando conocer la cuna del renacimiento y la ciudad más artística de Italia. Recorrer Florencia es adentrarse en el siglo XV y XVI, porque sus calles y edificios te transportarán al pasado. Florencia es ideal para pasear, sus calles y plazas son muy acogedoras. Creo, sinceramente, que aunque no es una ciudad barata, es más económica que Venecia y normalmente hay menos “timos” al turista que en la otra. La gastronomía en Florencia, en mi opinión, es mejor que en Venecia, no es que sea más barata, sino que está menos influenciada por los menús turísticos y es más fácil encontrar restaurantes y trattorias tradicionales.

Si eres un amante del vino Florencia te encantará, hay un sin fin de bares y enotecas donde probar alguna de las denominaciones toscanas como Chianti, u otras de distintos puntos del país: Valpolicella, Oltre Po Pavese, Piave, Soave… Vinos, quesos y embutidos no faltan en esta ciudad. Si tienes que elegir entre Venecia y Florencia por la gastronomía, yo me decantaría por Florencia.

 

Patio de la Basílica della Santa Croce en Florencia
Patio de la Basílica della Santa Croce en Florencia

La atmósfera florentina es única, es mucho más tradicional que Venecia en este aspecto. Aunque esté siempre llena de turistas, tiene un sabor especial. Además es una buena base de operaciones para visitar otras ciudades cercanas o hacer un recorrido por Toscana, de hecho te recomendaría que cogieras un par de días más y te acercases a Siena y a los pueblos de los alrededores.

Elije cualquiera de las dos…

En resumen, Venecia o Florencia gustan muchísimo a sus visitantes. Son ciudades muy amenas, aunque la climatología suele ser bastante adversa con Venecia durante el invierno y sus “aguas altas”. No es un buen lugar cuando sube tanto la marea. Sin embargo, cuando llega la época de Carnaval es imprescindible, Venecia es una fiesta. Las dos son ciudades muy bellas, con rincones encantadores y desconocidos, con buena gastronomía aunque en Venecia sea más complicado dar con ella y con gente muy agradable. Elijas la que elijas, siempre, será un acierto y… si no te decides, planea una visita a cada una de ellas.

Florencia está más adaptada para los viajes con niños y personas con movilidad reducida por sus características. En Venecia es complicado utilizar carritos para bebés o sillas de ruedas por la cantidad de puentes que salvan sus canales. Aunque no es imposible, sí es más difícil, tenlo en cuenta.

Paloma en Florencia
Paloma en Florencia

 

Si quieres Viajar a Italia no te pierdas toda nuestra sección y post sobre Italia



Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *