Ruta por Alcalá de Henares
Cerca de Madrid,  España

Ruta por Alcalá de Henares qué ver

Alcalá de Henares es uno de mis sitios favoritos en la Comunidad de Madrid y, probablemente, uno de los que más veces he visitado. Visitar Alcalá es transportarse a cómo debió ser Madrid durante la época de los Austrias y cuando se convirtió en capital de España. El centro de esta ciudad es realmente un paseo por el pasado histórico de esta región y algunos de sus monumentos tienen un incalculable valor histórico. Por ello, nos vamos de ruta por Alcalá de Henares y sus imprescindibles en cualquier visita.

Ruta por Alcalá los imprescindibles

La Universidad de Alcalá

Una de las más antiguas y famosas universidades de España se sitúa en Alcalá de Henares. Aunque su origen es medieval, ya que el Rey Sancho instauró allí su Estudio General, fue el Cardenal Cisneros quien en 1.499 fundó el centro educativo. La Universidad de Alcalá se convirtió en el siglo XVI y XVII en un gran centro de estudio con alumnos y profesores de renombre como Lope de Vega, Ignacio de Loyola, San Juan de la Cruz o Nebrija.

El edificio histórico de la Universidad se realizó en el primer tercio del siglo XVI. La fachada es una de las obras más importantes del arte renacentista español y tuvo como ejecutor a Rodrigo Gil de Hontañon, uno de los artistas más apreciados en ciudades como Salamanca o Segovia. La fachada tiene tres niveles de altura divididos en calles verticales como si se tratase de un retablo en piedra. En ella se representa una serie iconográfica basada en los textos de Filarete (Italia siglo XV) con medallones y esculturas que simbolizan la salvación a través de la ciencia y el estudio. Un programa iconográfico que muy probablemente nació de las ideas del Cardenal Cisneros.

Fachada de la Universidad de Alcalá
Fachada de la Universidad de Alcalá

Dentro del edificio de la universidad está el patio de Santo Tomás de Villanueva. Se trata de un maravilloso patio barroco construido entre 1617 y 1662 bajo el mando de Juan Gómez de Mora. Es un espectacular conjunto de tres niveles de arcos de medio punto superpuestos con separados por pilares decorados con columnas y rematado con un balaustrada con pináculos. Es una obra realmente monumental que no puede faltar en tu ruta por Alcalá de Henares.

Plaza de Cervantes

Es el centro neurálgico de Alcalá y lugar donde se celebran numerosas actividades y eventos, como el famoso mercado medieval de la ciudad (fin de septiembre – inicios de octubre). Se trata de un gran espacio ajardinado con planta rectancular. En el centro un templete musical y una estatua dedicada al insigne Miguel de Cervantes. Una de las curiosidades de esta antigua plaza, que surgió en época medieval, es que en ella llegó a haber espectáculos como corridas de toros.

Uno de los edificios históricos situados en la Plaza de Cervantes es el Corral de Comedias, un teatro erigido en el inicio del siglo XVII y, por tanto, uno de los más antiguos de Europa y de España.

Plaza de Cervantes
Plaza de Cervantes

Calle Mayor

Es la calle más bonita de la ciudad. Recorre el centro de Alcalá y en ella puedes encontrar numerosos locales y bares entre sus soportales. Es una calle bellísima en la que casi todos sus edificios presentan la misma estructura de origen renacentista. Tras algunas de Bolonia, es la calle con más soportales de toda Europa y la primera de España. En la Calle Mayor puedes encontrar uno de los edificios más famosos de Alcalá: La casa museo de Miguel de Cervantes.

 

Casa Natal de Miguel de Cervantes

En esta preciosa casa renacentista nació el más insigne escritor castellano: Don Miguel de Cervantes, allá por 1547. Justo en la entrada una escultura de dos de sus famosos personajes Don Quijote y Sancho esperan al visitante sentados en un banco perfectos para una instantánea. La Casa de Cervantes es hoy un museo dedicado al autor en el que se representan los varios ambientes que tendría una casa noble del siglo XVI. Es uno de mis museos favoritos de la región porque en él pueden encontrar diversos enseres y objetos de la época, siempre me recuerda mucho a la Casa de Lope de Vega en Madrid. Una ruta por Alcalá de Henares no puede obviar esta casa museo.

Casa museo Miguel de Cervantes en Alcalá
Así sería una cocina en la época de Cervantes

 

Catedral Magistral de Alcalá de Henares

Otra de las obras que la ciudad debe al Cardenal Cisneros quien tuvo la intención de construirla en el inicio del siglo XVI. Su exterior es realmente muy sobrio, con una gran torre de más de 60 metros adosada a uno de los laterales de su fachada. En la portada también tiene una ornamentación muy sencilla que mezcla elementos del último gótico con algunas esculturas ya de inspiración renacentista.

La planta del edificio presenta tres naves cubiertas con bóveda de crucería, una gran cruz latina con crucero y transepto. Las naves enyesadas dan un aspecto muy amplio y austero, aunque probablemente no se mostraban así en la época. Este templo sufrió mucho las embestidas de la Guerra, sobre todo las de la Civil, momento en el que se perdieron numerosas obras artísticas que estaban en su interior. Como curiosidad, esta Catedral dedicada a San Justo y San Pastor tiene el título de Magistral, algo único en el mundo y que comparte con la de Lovaina.

 

Otros edificios interesantes en Alcalá de Henares

Palazio Arzobispal

Sin duda, en esta ruta por Alcalá de Henares, no puede faltar la visita al edificio del Palacio Arzobispal. Es uno de los más grandes de la ciudad y tuvo una gran importancia histórica en los acuerdos llevados a cabo entre Cristobal Colón y los Reyes Católicos en la empresa hacia América. También sufrió durante la Guerra Civil, quedando prácticamente arrasado el Archivo General del Estado que allí se guardaba.

Palacio Arzobispal de Alcalá
Palacio Arzobispal de Alcalá

Capilla del Oidor

Junto a la Plaza de Cervantes se encuentra la Plaza Rodríguez Marín, en ella se sitúan la antigua iglesia de Santa María la Mayor. En esta, según la historia de la ciudad, fue bautizado Miguel de Cervantes. En la actualidad, la capilla del Oidor es la Oficina de Turismo de Alcalá de Henares y un pequeño museo con algunas obras renacentistas como la pila bautismal de Miguel de Cervantes.

Museo Arqueológico regional y Complutum

Situado en un convento del siglo XVI, el de la Madre de Dios, está este interesantísimo museo en el que destacan las colecciones romanas. Es uno de los museos arqueológicos más importantes de Madrid ya que en él descansan los grandes mosaicos romanos que se extrajeron de la antigua ciudad Complutum, origen de Alcalá.

Por supuesto, como complemento a este museo es imprescindible visitar la antigua ciudad romana. Complutum es uno de los pocos yacimientos romanos en Madrid. La ciudad, fundada en el siglo I, tuvo expansión y vida hasta bien entrado el siglo VI, la caída del imperio romano.

Parador de Alcalá de Henares

El Parador de Alcalá de Henares se sitúa en el conjunto de varios edificios hitóricos, la Hostería del Estudiante, el antiguo Convento de los Dominicos de Santo Tomás (siglo XVII), el Colegio Menor de San Jerónimo y el de los Mercedarios Calzados. Estos edificios tuvieron diferentes contingencias históricas, sobre todo durante la Guerra de la Independencia, tras la cual tuvieron que ser reformados.

Ruta por Alcalá de Henares, Don Quijote y Sancho
Don Quijote y Sancho

Murallas, calles y plazas

La ciudad medieval de Alcalá contó con una muralla de cinta de la cual se conservan algunas partes y hasta 16 torres. También se pueden ver algunas antiguas puertas, como la de Madrid, que sustituyó en el siglo XVIII la medieval.

Una de las plazas más encantadoras y que no te puedes perder en una ruta por Alcalá de Henares es la Plaza de Bernardas, donde están el Museo arqueológico, el Palacio arzobispal y el Monasterio de la Bernardas. Es una de las más bonitas y con más singularidad de la ciudad, un buen sitio para tomar un descanso.

 

Comer en Alcalá

Alcalá de Henares tiene una gran fama gastronómica por sus tapas. A lo largo de la Calle Mayor puedes encontrar un montón de restaurantes que en el buen tiempo ponen sus terrazas en el exterior. Durante el fin de semana están llenos, pero son un lugar perfecto para tomar unas tapas o raciones.

Uno de los sitios más famosos es Índalo Tapas (Calle Libreros, 9), está siempre muy concurrido y cuenta con muchísimos tipos diferentes de tapas y raciones. Es un local muy grande y el servicio es rápido aunque esté siempre a tope. También se come muy bien en el Restaurante Nino (Calle Mayor, 70), uno de los más antiguos de Alcalá y con platos tradicionales y tapas.

De tapas por Alcalá
De tapas por Alcalá

Cómo llegar a Alcalá

En coche: a través de la A2 desde Madrid. A la altura de Torrejón de Ardoz toma la salida 23 para coger la M-300. Llegarás al centro de Alcalá fácilmente. Normalmente nunca he tenido problemas de aparcamiento en la zona del Parque de O’Donnell.

En cercanías: desde Chamartín o Atocha es muy fácil llegar en tren a través de las líneas C2 y C7, dirección Alcalá de Henares o Guadalajara.

En autobús: hay varias líneas que llegan hasta Alcalá, la mayoría salen de Avenida América o puedes tomarlas en Canillejas.

 

Todos los pueblos de Madrid de los que hemos escrito en el blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *