Los pueblos más bonitos de Madrid
España,  Viajar a Madrid

Los pueblos más bonitos de Madrid

Aunque la capital de España sea una urbe infinitamente interesante y con multitud de lugares que visitar, la provincia le va a la zaga. Aunque probablemente es menos conocida que otras provincias ya que tradicionalmente el turismo se ha detenido en la ciudad, Madrid provincia cada vez está más de moda. En la Comunidad de Madrid hay rincones realmente encantadores como los pueblos construidos con pizarra negra en la sierra y, por supuesto, imponentes edificios históricos que ofrecen monumentalidad a sus villas históricasy su provincia sea mucho menos conocida. Hoy nos vamos a visitar algunos de los pueblos más bonitos de Madrid, entre ellos mi top tres: Nuevo Baztán, Aranjuez y Buitrago de Lozoya. ¿Coincidiremos en nuestros preferidos?

Los pueblos más bonitos de Madrid

Nuevo Baztan

Mi preferido entre los pueblos más bonitos de Madrid es Nuevo Baztan. Aunque es un pueblecito de pequeñas dimensiones es un lugar sacado de otro tiempo y en el que este parece haberse detenido. El proyecto de este pueblo es uno de los más innovadores de nuestro país ya que se trata de un diseño integral de “ciudad” con viviendas nobles, un palacio, casas para los trabajadores, industrias y todo lo necesario para un pueblo prácticamente autoabastecido. Este proyecto urbanístico e industrial fue obra de Don Juan de Goyeneche, un navarro que conoció la zona (seca) que hay entre los ríos Tajuña, Henares y Jarama y decidió levantar allí un complejo industrial.

Aunque es pequeñísimo, tres o cuatro calles con viviendas y un centro con varias plazas, el Palacio de Juan Goyeneche y la Iglesia de San Francisco Javier, es un rincón encantador. Para mí, sin duda, un maravilloso ejemplo de arquitectura barroca único en España.

Datos: está a 45 km de Madrid, cuenta con un Centro de Interpretación de la localidad. Cuenta con visitas guiadas los fines de semana. Estas visitas tienen una duración de dos horas y las realizan los guías de la oficina de turismo.

Qué ver en Nuevo Baztan
Nuevo Baztan

Torrelaguna

Esta pequeña localidad madrileña muy cerca de la Autopista A1 (norte) bien merece una visita. Uno de los hechos históricos más significativos de Torrelaguna es el nacimiento de Francisco Jiménez de Cisneros, o lo que es lo mismo, el Cardena Cisneros en 1.436.  Este hecho tan significativo marcó el devenir histórico y artístico del pueblo con la edificación de palacios renacentistas y, sobre todo, una Iglesia parroquial la de Santa María Magdalena que es una auténtica delicia. Este edificio gótico con decoración del nuevo estilo renacentista es uno de los mejores de toda la Comunidad de Madrid. Además la iglesia está situada en la plaza del Ayuntamiento otro ejemplo de arquitectura del siglo XVI.

No te pierdas en Torrelaguna los edificios religiosos como conventos, ermitas e iglesias y algunos de sus palacios nobiliarios. Además, por supuesto, de sus murallas y puertas de entrada.

Es uno de los pueblos renacentistas más bonitos de Madrid, prácticamente único. Por ello, no dejes de visitar el interior de la Iglesia de Santa María porque es una joya de la escultura madrileña de la época, con muchos ejemplos tallados en la propia iglesia y un pequeño museo en su interior.

Qué ver en Torrelaguna Madrid
Iglesia de Torrelaguna

Alcalá de Henares

Alcalá de Henares es una ciudad histórica, universitaria y gastronómica. El casco histórico de Alcalá está muy bien cuidado y conservado y en él hay un sin fin de edificios significativos desde la Universidad a la Catedral pasando por la Casa de Cervantes o el Palacio Obispal. La Universidad de Alcalá, una de las más importantes de España desde hace siglos, tiene un edificio histórico con una fachada deliciosa obra de Rodrigo Gil de Hontañón. El interior, con un magnífico claustro, también es imprescindible en una visita a esta localidad. No hay paseo por Alcalá que se precie sin disfrutar de la Plaza de Cervantes y la Calle Mayor, una larga vía con soportales que guarda el encanto de siglos atrás. En esta calle se sitúa, para mí, uno de los lugares imprescindibles: La Casa de Cervantes.

La Casa museo es un bonito ejemplo de casona castellana con sus estancias distribuidas en torno a un patio con soportales. En el interior están reflejados los elementos de la vida cotidiana de la época del insigne autor. ¡Me parece una preciosidad! No te vayas de Alcalá sin visitar su Palacio Arzobispal, la Catedral Magistral (prácticamente única en España) y Complutum, los restos romanos de la primera ciudad de Alcalá.

Alcalá es reconocida como una de las villas madrileñas donde se come mejor. Puedes hacer un alto en el camino para tomar unas tapas o raciones en los innumerables restaurantes de la Calle Mayor como el Restaurante Nino o el famosísimo Índalo experto en “El arte de la tapa”.

Fachada de la Universidad de Alcalá
Fachada de la Universidad de Alcalá

San Lorenzo del Escorial

El monumental Monasterio de San Lorenzo del Escorial es el núcleo de este pueblo. La imponente y magestuosa estampa del edificio impregna todos los rincones de la localidad y en torno a él gira la vida cotidiana y las actividades culturales del municipio. El Monasterio de San Lorenzo es uno de los edificios más impresionantes de España, se trata de un gran monasterio, panteón y residencia Real erigido en el siglo XVI gracias a la intervención del rey Felipe II. La visita a este monasterio es un recorrido histórico y artístico fundamental para conocer una época muy interesante de nuestro país.

En la visita al Monasterio es imprescindible llevar un guía físico o aranuna audioguía que te ofreceran con la entrada (por un extra). Hay diferentes rutas pero sin duda hay algunos puntos lugares fundamentales como la Biblioteca histórica, el Panteón de los Reyes, la pinacoteca, la Basília y el palacio de Felipe II. En este universo renacentista en el que todo gira en torno al monasterio hay algunas otras visitas interesantes que realizar como la Casita del Principe o la Casita del Infante, la Casita de Oficios o el Teatro Real de Carlos III.

San Lorenzo del Escorial además de su centro histórico cuenta con lugares para disfrutar al aire libre como el bosque de la Herrería y los senderos que llevan a la Silla del Rey. Un lugar “mítico” desde el cual Felipe II observaba la evolución en la construcción del gran edificio.

 

Visitar San Lorenzo del Escorial
Fachada del Monasterio de San Lorenzo del Escorial

Aranjuez

En mi top tres de pueblos más bonitos de Madrid está, sin duda alguna, Aranjuez. Este sitio Real cuenta con uno de los Palacios más bonitos de España que, como en el caso del Monasterio del Escorial también debemos a Felipe II. El Palacio Real de Aranjuez es en precioso ejemplo de arquitectura manierista con líneas rectas y simétricas que aportan una gran armonía al conjunto. En torno al Palacio se distribuyens sus famosos Jardines y espacios verdes con numerosas esculturas y bonitos parterres.

Pero además, también hay un buen número de edificios relacionados con el Palacio destinados como estancias para el normal funcionamiento del palacio: oficinas de funcionariado, casas de Oficios y Caballeros, plazas de conmemoraciones, etc. La administración del Palacio y la organización de este fueron decisivos para la ciudad de Aranjuez que se vio “invadida” por funcionarios reales y trabajadores de mantenimiento de la Corte. No puedes perderte la Casa del Labrador y el Jardín del Príncipe, que además de ser Patrimonio Nacional son sitios UNESCO desde el año 2011.

El río Tajo y sus aguas tienen un papel fundamental en Aranjuez. El Jardín de la isla es un bonito arquetipo de jardín renacentista a la moda italiana. Por supuesto el Jardín del Príncipe con su Estanque de Chinescos o el museo de las Falúas Reales son ejemplos de la importancia del agua en esta villa.

Fachada principal del Palacio Real uno de los pueblos más bonitos de Madrid
Fachada principal del Palacio Real

Patones de Arriba

Patones es, sin duda, uno de los pueblos más bonitos de Madrid y también uno de los más originales. Hemos pasado en este repaso por grandes villas históricas llenas de monumentalidad gracias a sus imponentes edificios como el Monasterio del Escorial, la Universidad de Alcalá o el Palacio de Aranjuez. Sin embargo, Patones de Arriba es una localidad con una atmósfera rural llena de encanto en la que el tiempo se paró algunos años atrás. Lo más característico de Patones es la arquitectura tradicional realizada en pizarra negra, sus calles empedradas y sus casitas del mismo material.

Pero aunque no haya grandes edificios Patones de Arriba también tiene su historia, ya que las primeras referencias de este pueblo se sitúan en el siglo XVII. Durante la guerra de la Independencia (1808-1814) Patones evitó las sacudidas invasoras de los franceses gracias a su difícil acceso, como cuenta una de las cerámicas que decora uno de los muros de sus calles.

La visita a Patones es una de las excuriones perfectas para aquellos a los que les gustan las actividades al aire libre. Además de una ruta por las calles empedradas de este pueblo se pueden hacer rutas de senderismo por la Sierra Norte y conocer algunos lugares cercanos como las Cárcavas de Valdepeñas de la Sierra (ya en Guadalajara), la Dehesa de la Oliva o la antigua presa de Pontón de la Oliva.

Buitrago de Lozoya

Qué ver en buitrago de lozoya
Qué ver en Buitrago de Lozoya

No sé si será porque tengo muy buenos recuerdos de mi adolescencia en esta zona o por lo bello que es, pero Buitrago de Lozoya es el último de mi top tres entre los pueblos más bonitos de Madrid. En uno de los laterales de la A1 se levanta este pequeño municipio lleno de historia, con una magnífica muralla y un castillo difícil de visitar. Lo mejor que puedes hacer en Buitrago de Lozoya es recorrer sus murallas que son Monumento Nacional desde los años 30. Las vistas desde lo alto de la muralla y la visita guiada es una imprescindible para entender la historia de este pueblo y sus alrededores. Además las vistas desde ella son maravillosas. Este es el mejor ejemplo de recinto amurallado de la Comunidad de Madrid y por ello merece la pena.

Además de las murallas Buitrago cuenta con un Castillo medieval, uno de los tantos castillos de Madrid, que sin embargo, he sido incapaz de visitar en los últimos tiempos. Siempre está en obras. Muy cerca del acceso a la muralla está la Iglesia de Santa María del Castillo, un pequeño templo del siglo XVI con paredes de piedra y una sola nave decorada con artesonado de madera. Si hay algo que sorprende en Buitrago es su museo de Picasso, fruto de la colección privada del que fuera barbero del pintor durante los años del exilio.

Una de las vistas más bonitas de Buitrago de Lozoya y su conjunto fortificado la obtendrás si atraviesas el puente sobre el río Lozoya. Además si justo vas en los meses de primavera te sorprenderá lo bonito que está con los árboles floreciendo con sus tonos rosados.

Chinchón

Esta villa histórica de Chinchón es un pueblo imprescindible para conocer la Comunidad de Madrid. Tan histórica es que por ella pasaron diferentes reyes como Juana I de Castilla en sus andanzas castellanas. Lo más significativo que hay en Chinchón es su famosísima plaza Mayor, el corazón del pueblo y la esencia de la arquitectura tradicional de la localidad. La plaza, aunque ya existía en el medievo, es de factura renacentista y está formada por edificios de tres niveles con soportales y galerías en las partes superiores. En la actualidad todavía se realizan espectáculos de varios tipos pero, sobre todo, está llena de bares y restaurantes para disfrutar de la localidad.

Además de la Plaza Mayor hay otros muchos atractivos en Chinchón, como su museo Etnólógico situado en un rincón absolutamente encantador, el Castillo de los Condes de Chinchón que al estar en manos privadas no se puede visitar, el Parador o la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Chinchón es un pueblo perfecto para hacer un descanso y comer una buena carne, hay muchos restaurantes y mesones alrededor de la Plaza para hacerlo.

No te pierdas las vistas de la Plaza Mayor de Chinchón desde lo alto del mirador de la calle de la Iglesia y la zona de la Torre del Reloj. ¡Son únicas! Las panorámicas desde allí merecen muchísimo la pena.

Que ver en Chinchón pueblos más bonitos de Madrid
Vista de la Plaza Mayor de Chinchón

Otros rincones y pueblos bonitos en Madrid

El Real Cortijo de San Isidro

Dentro del termino municipal de Aranjuez se encuentra la pedanía Real Cortijo de San Isidro. Se trata de una antigua finca agrícola del siglo XVIII, creada bajo el reinado de Carlos III con la función de proveer de cultivos y ganado a la zona. El conjunto está formado por una iglesia dedicada a San Isidro, bodegas, cuevas de almacenamiento y diferentes viviendas para los trabajadores. Sufrió el azote de la Desamortización y numerosos cambios y alteraciones en sus edificios, pero es un rincón muy original en la provincia.

Rascafría

Muy cerca de Buitrago de Lozoya, entre el valle de este río y la Sierra de Guadarrama se encuentra la villa de Rascafría. Es un pueblo perfecto para salir de las prisas de Madrid y disfrutar de sus entornos naturales como el Parque Nacional de Guadarrama. Lo más intereante del pueblo es su arquitectura en piedra y el patrimonio cultural que atesoran. Por supuesto, el Real Monasterio de Santa María del Paular es imprescindible en Rascafría, una joya del siglo XVI con estancias tan significativas como la Capilla de los Reyes.

Navalcarnero

La plaza de Navalcarnero me parece uno de los rincones más bonitos y originales de la Comunidad de Madrid. Se encuentra muy cerquita de Mólstoles y a unos 30km de la capital y tiene una buena oferta cultural y gastronómica. En su casco histórico todavía podemos encontrar numerosos edificios del siglo XVI y, por supuesto, la plaza Mayor (Plaza de Segovia) donde está el Ayuntamiento. Muy interesante también el Museo del vino, ya que esta zona es lugar de bodegas y producción vinícola ¿será por eso que me gusta?

 

Mapa de los pueblos más bonitos de Madrid

 

Todos los pueblos de Madrid de los que hemos escrito en el blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *