España,  Turismo rural

Qué ver en La Alberca (Salamanca) y sus alrededores

Parece mentira que en estos 7 años de vida del blog no le haya dedicado a La Alberca más que un par de párrafos en algún texto sobre Salamanca. Es cierto que de vez en cuando he escrito sobre este pueblo en otros medios como Viajes y Estilo, el blog de la editorial Anaya o algunos post colaborativos. Sin saber muy bien cómo he tardado tanto, hoy dedico este post a un pueblo en el que pasé 3 años de mi infancia. Te cuento qué ver en La Alberca, sus alrededores, los lugares que no te puedes perder, dónde comer y alojarte.

Qué ver en La Alberca

Un poco de historia

La belleza de un pueblo como La Alberca está ligada al devenir de su historia a lo largo de los siglos. Este municipio salmantino tiene muuucha historia y tradiciones fruto del paso de los siglos y los avatares del tiempo. Al parecer, según cuentan las crónicas, el primer asentamiento en la zona estaría datado en época prehistórica. De aquellos momentos dan fe las pinturas rupestres que se sitúan en la comarca y en el valle d Las Batuecas. Sin embargo, los primeros indicios de población asentada estarían en durante la época medieval, cuando Raimundo de Borgoña repobló parte de la provincia y también este área a partir del siglo XII.

De aquellos primeros repobladores franceses tomará el nombre la sierra donde está La Alberca, de Francia y algunos otros topónimos de esta comarca. Aunque la etimología del propio nombre del pueblo no sea francesa sino de origen árabe “Al-bereka” (estanque). Uno de los principales acontecimientos en ella fue la aparición de la imagen de la Virgen de la Peña de Francia en la mitad del siglo XV, tras la cual se erigió el santuario convirtiéndose en lugar de culto principal. Este siglo XV fue importantísimo en la historia albercana que sufrió algunos intentos de invasión por parte del ejército portugués. Las mujeres de la localidad se levantaron en armas hasta conseguir arrebatar el “pendón” (bandera) que todavía hoy se conserva y festeja en la villa el lunes después del Domingo de Resurrección.

La Alberca se fue debatiendo entre el condado de Miranda, el Ducado de Alba e incluso la jurisdicción de la zona de las Hurdes durante el Renacimiento. La presencia de diversas culturas parece clara en la historia albercana, entre sus intrincadas calles también vivieron diversas comunidades judías antes de la expulsión en el siglo XVI. La Alberca desde el siglo XIX es parte de la provincia de Salamanca y toda esta historia ha dado lugar a numerosas tradiciones como la de la Moza de las Ánimas, las fiestas del “Pendón”, la famosa Loa, etc… Sin duda, todos estos hechos consiguieron que La Alberca sea considerado uno de los pueblos más bonitos de Salamanca.

Principales lugares que visitar

La Alberca en la actualidad es un municipio pequeño y fácil de recorrer. Seguramente puedas combinar su visita con alguna otra localidad o alguna ruta en el entorno natural de la Sierra de Francia y Las Batuecas. El encanto de este pueblo reside en su arquitectura y su patrimonio tradicional, que le valieron en los años 40 el primer título español de Conjunto Histórico Artístico (ahí es nada).

La Plaza Mayor

El corazón histórico y cotidiano de la vida albercana es su Plaza Mayor una de las más bonitas plazas rurales que conozco. Seguramente es el lugar más fotografiado de La Alberca por sus bellísimos balcones y soportales con columnas de granito que la rodean. Es una plaza muy irregular en su trazado que no llega a ser un rectángulo en el que la mayor parte de los edificios de dos o tres alturas tienen la misma estructura: soportal y niveles superiores.

Plaza Mayor de La Alberca
Plaza Mayor de La Alberca, no hay forma de sacarla vacía

En uno de los extremos, descentrado, hay un crucero de granito del siglo XVIII figurado con algunos símbolos de la Pasión y Cristo Crucificado. Junto al crucero una gran fuente también de granito y no será la única en el pueblo. En uno de los laterales se encuentra el Ayuntamiento actual, que fue siglos atrás cárcel del municipio. En la actualidad la Plaza está llena de locales comerciales y de restauración, algunos de los cuales merecen una visita y luego os contaré.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

La iglesia de La Alberca es un ejemplo de arquitectura del siglo XVIII sin grandes alardes constructivos ni decorativos. El exterior es muy sobrio, con dos portales adelantados en sus laterales y sillares graníticos como elemento constructivo. La torre, adosada a la cabecera, de gran tamaño tampoco tiene elementos decorativos exceptuando un escudo de armas. El interior, sin revestir y con el granito visto, también es sobrio. La plata es simple con tres naves cubiertas con bóveda de arista y una capilla en uno de los laterales. Varios retablos de diversas épocas y facturas decoran tanto el altar mayor como las naves laterales.

Interior de la Iglesia de La Alberca
Interior de la Iglesia de La Alberca

En el exterior llama la atención la hornacina dedicada a las Ánimas. La Alberca es un lugar de tradiciones y esta es una de ellas. En la hornacina dos calaveras humanas y un candil que recuerdan a las ánimas benditas y que conforman una de las leyendas del municipio, la de la Moza de Ánimas que os cuento más abajo.

En los pies de la iglesia se encuentra el “Marrano de San Antón“, se trata de una representación en piedra de un cerdo, imagen de otra de las tradiciones albercanas. No es la única tradición en la iglesia, en la que se puede contemplar el Cristo que sudó sangre en el siglo XVII y al cual se le tiene gran devoción en la localidad.

Calles y arquitectura popular

La arquitectura popular es uno de los grandes atractivos que ver en La Alberca. Entre las estrechas calles empedradas se levantan edificios de dos y tres pisos que han servido durante siglos de residencia a los albercanos. En muchos de los portales hay inscripciones de la fecha de construcción de estas casas, puedes jugar a encontrar la más antigua entre ellas. Estas casas tradicionales servían no solo como residencia, ya que en la parte baja solían tener los albercanos el ganado, bodegas o almacenes de diferentes productos. Lo más caracteristico de estos edificios cuya estructura es de piedra es el exterior con traves de madera típica en la arquitectura serrana.

En la actualidad muchos de los bajos están ocupados por tiendas de recuerdos, establecimientos varios o bares y restaurantes. Uno de estos edificios está dedicado a la Casa Museo Sátur Juanela, en la que se pueden contemplar la estructura de las casas además de los objetos cotidianos de la vida en el pueblo, que me recuerdan mucho los objetos de la casa de mi abuela: tajos, pucheros, braseros, tinajas…

Arquitectura popular Salamanca
Arquitectura popular

Las ermitas albercanas

Si además de ver el pueblo quieres visitar algunas de sus ermitas tendrás que dar unos buenos paseos. Hace varios años que no visito muchos de estos lugares pero tengo muy buenos recuerdos de meriendas y festejos. Entre las ermitas albercanas están la de Nuestra Señora de Majadas Viejas (llamada Majadas), que se encuentra a unos 3 kilómetros del caserío y en la que destaca la imagen medieval de la Virgen. Todos los años se sigue celebrando una romería en esta ermita en la cual se sigue representando La Loa.

También está la Ermita de San Marcos situada en un entorno natural muy bello en medio de robledales. Era una iglesia barroca que en la actualidad está en ruinas y a su lado una pequeña laguna, también dedicada a San Marcos. La Ermita del Cristo del Humilladero, la Ermita de San Blas y la de San Antonio están en el pueblo, en las entradas y salidas del mismo.

 

Fiestas y tradiciones albercanas

La Virgen de la Asunción

La fiesta principal de La Alberca y en la que se llena de turistas y visitantes es la del 15 de agosto (el Diagosto). En ella se celebra un gran Ofertorio a la Virgen en el que los albercanos se ponen sus trajes típicos. La fiesta es especialmente llamativa por lo imponente de los trajes albercanos, mujeres con grandes sayas y numerosos collares y elementos decorativos. Es, probablemente, uno de los trajes tradicionales salmantinos con más historia. El tamboril y la flauta amenizan la jornada con bailes típicos.

La Loa

El 16 de agosto, justo el día despues de La Virgen, se representa La Loa en La Alberca. Se trata de un auto sacramental de gran interés en el municipio en el que se cuenta la victoria del Bien sobre el Mal. Suele ser una fiesta multitudinaria que ha sido difundida tradicionalmente de padres a hijos y que congrega a buena parte de los habitantes y visitantes del pueblo.

El marrano de San Antón

Es una de las tradiciones populares más peculiares de La Alberca. Se trata del cuidado y criado entre todo el pueblo de un marrano. El cerdo vive en plena libertad por el pueblo durante buena parte del año hasta que el día 17 de enero es sorteado. Todos los habitantes del pueblo ayudan a alimentar al animal y le dan cobijo en los días más complicados del invierno albercano.

La Moza de ánimas

Ya contábamos más arriba que en uno de los muros de la iglesia parroquial de La Alberca se encuentran dos calaveras y una hornacina dedicada a las Ánimas Benditas. La tradición de la Moza de Ánimas es una de las más arraigadas en el pueblo, en ella al caer el sol, una mujer albercana sale acompañada de una esquila (una especie de pequeña campana) a recitar unos versos en recuerdo de las ánimas. Normalmente no va sola sino acompañada de otras mujeres que recitan la misma oración:

«Fieles cristianos
acordémonos de las benditas almas del
purgatorio con un padrenuestro y un avemaría
por el amor de Dios»

Plegaria de la Moza de las Ánimas de La Alberca
Plegaria de la Moza de las Ánimas de La Alberca

Datos prácticos: llegar, comer, dormir…

Cómo llegar a La Alberca

La Alberca se encuentra a unos 80 kilómetros al sur de Salamanca cerca ya de la “frontera” con la provincia de Cáceres. No es sencillo llegar a La Alberca si no dispones de un vehículo particular ya que no hay demasiadas conexiones con la capital. Desde La Alberca se puede llegar en Autobús a Salamanca, dos horarios diarios (laboral) y uno en fin de semana. También se puede llegar a Béjar y a Ciudad Rodrigo.

Si tienes coche y vas desde Salamanca tardarás en torno a una hora y cuarto ya que los 80 kilómetros se realizan por carreteras provinciales y una vez llegados a la sierra con muchas curvas. Cuidado con el trayecto a través de la CL-512, SA-210 y SA-201. En La Alberca no es sencillísimo aparcar, sobre todo en los festivos ya que hay un buen número de visitantes.

Dónde comer en La Alberca

No faltan los buenos establecimientos en La Alberca, hay un montón de restaurantes en los que tomar algunos platos tradicionales y carnes típicas. Hay muchísimo sitios, esto es cierto, no los conozco todos pero yo os recomiendo un par que me han gustado en los últimos años:

  • El Balcón de la Plaza, en la Plaza Mayor número 11, (soportales de la parte superior) es bar restaurante, en la barra numerosos pinchos para tapear basados, sobre todo, en carnes. El restaurante dispone de carta y menú de día con un precio de unos 15€ (esto puede variar). Tiene un montón de primeros y segundos, como recomendación las patatas meneadas, algo muy típico en La Alberca.
  • Restaurante El Encuentro: celebré mi cumpleaños allí hace tres años. Está en una típica casa albercana y siempre ha sido local de restauración aunque con diversos dueños a lo largo de los año. También dispone de menú, buenas carnes en carta y postres caseros.
  • Restaurante Mirasierra en Mogarraz. No está en La Alberca pero es uno de los que más me gusta de la Sierra de Francia. Está a unos 7-8 kilómetros pero merece mucho la pena, las carnes son de lo mejor de la zona y llevan toda la vida (la mía al menos). No es barato, pero se come muy bien. Por cierto, puedes comprar vinos del pueblo de la bodega La Zorra.
Comida en el Restaurante El Encuentro La Alberca
Comida en el Restaurante El Encuentro

La Alberca es un buen lugar para comprar diferente productos, como los embutidos. Si hay un lugar ideal para adquirir todo tipo de chorizo, salchichón o típicas chacinas charras esa son las carnicerías de los Herederos de Fermín Martín (Yolanda Jaspe). Tampoco faltan dulces típicos y pan tradicional, para ello visita la Panadería La Puente, además los dueños son encantadores.

Que sería de La Alberca sin su turrón típico y sus turroneras. Estas mismas van a los soportales de la Plaza de Salamanca a venderlos justo antes de la Navidad. En La Alberca se vende turrón todo el año porque es una tradición de siglos atrás. Si quieres turrón, almendras garapiñadas o algunos dulces, nada más entrar en el pueblo, frente al crucero en la Calle del Tablado hay una tienda de productos típicos, es la mejor, sin duda 🙂

Dónde dormir: alojamientos en La Alberca

En los últimos años han proliferado en La Alberca todo tipo de alojamientos. Entre ellos los de toda la vida como el Hostal el Castillo, uno de los más antiguos del pueblo junto con el Hotel Las Batuecas, ambos cómodos, sin pretensiones y con buenos precios. Al lado del Castillo está el Hotel Doña Teresa un edificio de unos 25 años siguiendo la estética de la villa, es n cuatro estrellas que además de comodidad y estética ofrece actividades como senderismo, rutas ecuestres… Dispone de Spa, bar y restaurante.

La Abadia de los Templarios es el complejo más espectacular de La Alberca y también el más caro. Dispone de Spa y salones de bodas, tiene una parte de “hotel” y otro de villas. Es realmente muy bonito y una opción de lujo para darse un capricho. Si quieres reservar un hotel en La Alberca puedes echar un vistazo a booking desde el enlace.

Qué ver en los alrededores de La Alberca

La Sierra de Francia y la línea fronteriza con la provincia de Cáceres tienen numerosos lugares que se pueden visitar si estás en La Alberca. Hay rutas de senderismo a través de espacios naturales, pueblos tradicionales y, por supuesto, la Peña de Francia. Cualquiera de ellos es un buen complemento para pasar un fin de semana.

La Peña de Francia

Es la montaña más alta de la Sierra de Francia con una altitud de 1.727 metros. Está a unos 75 kilómetros de Salamanca y en ella se erige el Santuario de la Virgen de la Peña. Esta Virgen Negra fue encontrada por un francés de aquellos que repoblaron la comarca en 1434 y en su honor se construyó un templo. El Santuario tiene además una hospedería (si no recuerdo mal sigue abierto). Desde lo alto hay unas vistas únicas y un mirador con los puntos más representativos de la comarca y la zona como La Alberca, el pantano cacereño de Gabriel y Galán, etc.

Las Batuecas

El Parque Natural de Las Batuecas Sierra de Francia es la zona natural más al sur de Salamanca, que ocupa el espacio de municipios como La Albeca, Mogarraz, Villanueva del Conde o Miranda del Castañar. Es una zona de gran importancia natural por la fauna y flora que allí se conserva, animales como el jabalí, corzo, buitre leonado, águila real, cabra montesa o, incluso, el lince ibérico son algunos de los que campan por este área.

A la orilla del río Batuecas, una vez bajado el valle, se encuentra un antiguo Monasterio del Desierto de San José que todavía hoy está en uso. Hay una hospedería que es el lugar ideal para el recogimiento y la paz. Una de las cosas más interesantes en la zona son algunas pinturas rupestres conservadas entre paredes y canchales.

Pueblos de la sierra

La Sierra de Francia es una de las comarcas más bellas de Salamanca y posee numerosos conjuntos arquitectónicos que merecen una visita. Además de La Alberca no dejes de visitar Mogarraz, Miranda del Castañar y su precioso castillo o San Martín del Castañar. No hace mucho escribía el post Los pueblos más bonitos de la Sierra de Francia en el que recorro alguno de estos municipios históricos.

Mogarraz
Mogarraz es otro de los pueblos más bonitos de la sierra

Caminos del Arte en la Naturaleza

Tanto en la Sierra como en las Batuecas, como entre algunos de estos pueblos existen una serie de rutas y travesías óptimas para el senderismo. Hay numerosos carteles indicativos que explican la ruta y el kilometraje de estos caminos como el de Herguijuela – La Alberca (con 8km), el de Monforte (con 5,5km), etc…

En los últimos años se ha creado una ruta alternativa que se llama los Caminos del Arte y que recorre varios de estos municipios. Se trata de rutas en las que algunas obras de arte se introducen en la naturaleza como parte de instalaciones artisticas integrativas. Hay muchísimos caminos: el del Agua, por ejemplo que discurre entre Mogarraz y Monforte, el de las Raíces que parte de La Alberca, atraviesa la Fuente del Castaño y llega hasta Majadas o el del Bosque de los Espejos entre San Martín del Castañar, Sequeros y las Casas del Conde. Son, sin duda, una alternativa ideal para los que quieren rutas diferentes.

¿Te animas a conocer este precioso pueblo de Salamanca?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *