Qué ver en Torrelaguna Madrid
Cerca de Madrid,  España

Qué ver en Torrelaguna

Quizá no hayas escuchado hablar de Torrelaguna. Es un municipio con menos de 5.000 habitantes situado en el norte de Madrid. Sin embargo, gracias a su bonito casco antiguo Conjunto Histórico-Artístico, merece una visita si estás en Madrid. Te contamos qué ver en Torrelaguna.

Qué ver en Torrelaguna en un día

Uno de los hechos más significativos de la historia de esta villa madrileña fue el nacimiento de Cardenal Cisneros en 1436. Gracias a este insigne nacimiento este pueblo obtendrá una serie de beneficios monumentales y culturales, ya que el propio Cardenal fue mecenas en su tierra. Por ello, la mayoría de los puntos de interés de Torrelaguna están ligados a este personaje y su época.

El Ayuntamiento

El corazón de la villa es la Plaza Mayor donde se sitúa el Ayuntamiento. Es uno de los edificios principales de esta, situada en uno de sus laterales y con una arquitectura con cierto aire medieval y popular. La fachada del Ayuntamiento es lo más significativo, con dos pórticos uno sobre otro y una escalinata de acceso. El origen del edificio, del inicio del siglo XVI, era la función de pósito o almacén, donde se guardaba parte de las cosechas. En la actualidad alberga las dependencias del Ayuntamiento de la localidad.

Ayuntamiento de Torrelaguna
Ayuntamiento de Torrelaguna

Iglesia de María Magdalena

Al lado del Ayuntamiento está el edificio más importante y significativo que ver en Torrelaguna. Es la Iglesia de Santa María Magdalena, templo parroquial y uno de los edificios góticos más interesantes en la provincia de Madrid. Se construye en el siglo XV y tiene unas estructura de planta de tres naves con capillas en los laterales. Es un edificio con estructura gótica y primeros elementos de decoración renacentista, plateresco, que recuerdan a ciertas iglesias castellanas de la época.

Iglesia parroquial de Santa María Magdalena
Iglesia parroquial de Santa María Magdalena

El interior es una auténtica maravilla, aunque cuidado no te quedes dentro. El altar mayor está compuesto por un gran retablo barroco del siglo XVIII con madera policromada y dorados. En la parte central una de las obras más imponentes de la provincia una Magdalena penitente de Luis Salvador Carmona.  El interior de esta iglesia está llena de buenos ejemplos de escultura de diversas épocas, desde pilas bautismales del siglo XVI, pasando por imaginería barroca, hasta llegar a un pequeño “museo” escultórico. Son numerosas las capillas laterales con bellas decoraciones e interesantes obras escultóricas: no te pierdas la de la Pila Bautismal, la de la Anunciación o la de San Felipe, entre otras.

Decoración renacentista del interior de la iglesia
Decoración renacentista del interior de la iglesia

Si hay algo que destaca del exterior de esta Iglesia y, por supuesto, de todo lo que hay que ver en Torrelaguna, es la torre. Es una torre de grandes dimensiones que flanquea la portada principal decorada con la Imposición de la Casulla a San Ildefonso.

Conventos en Torrelaguna

Con un mecenas como el Cardenal Cisneros y en una época de gran devoción religiosa no es extraño que Torrelaguna tenga un buen número de conventos, iglesias y monasterios. Entre ellos destaca el Convento de las Concepcionistas Franciscanas, con origen en el siglo XVI y del que se conserva sólo su portada. Durante la Guerra Civil sufrió devastadores destrozos y está prácticamente reconstruido.

Sin duda, uno de los edificios más bellos de la Torrelaguna renacentista debió ser el Monasterio de los Franciscanos. Por desgracia, este monumento fue prácticamente destruido durante la Guerra de la Independencia y en la actualidad solo hay algunos muros, arcos y la espadaña. Los restos son propiedad privada y no se pueden visitar.

También de la época “cardenalicea” encontramos la Ermita de Nuestra señora de la Soledad o de la Vera Cruz. Está situada en una de las salidas del pueblo y aunque es de origen renacentista ha tenido diversas modificaciones durante los siglos XVI y XVIII.

También hay edificios religiosos “modernos” como el Convento de las Carmelitas de la Caridad. Inspirado en la fundación benéfica de la reina Isabel II, en el inicio del siglo XX se creó este convento con iglesia en estilo neogótico.

Calles de Torrelaguna
Calles de Torrelaguna

 

Otras cosas que ver en Torrelaguna

La Cruz del Cardenal Cisneros es el homenaje que hizo la villa al ilustre personaje en el siglo XIX. Está situado en la Plaza Mayor, en el lugar donde estaría la casa en la que habría nacido Cisneros y que en la actualidad no se conserva.

También hay algunos edificios civiles interesantes que se han conservado en Torrelaguna. Entre ellos está la Alhondiga, que se utilizó como mercado y recepción de las mercancías que se almacenaban en el pósito. Hubo en la villa un importante Hospital dedicado a la Santísima Trinidad del que apenas se conservan huellas. Su origen se situaría en el lugar donde estaba la antigua mezquita de origen musulmán, reconvertida tras la reconquista cristiana. Hoy, apenas sin huellas, es la Casa de cultura del municipio.

Sin duda, una de las cosas que más me gustaron y que tienes que ver en Torrelaguna son sus palacios y calles. Fueron numerosas las familias acomodadas que durante los siglos XVI y XVII vivieron en la villa. Estas familias construyeron sus palacios siguiendo las directrices de los grandes maestros renacentistas y barrocos. Tanto es así que el Palacio Salinas se asocia con el taller de Rodrigo Gil de Hontañón, que ciertamente trabajaba no muy lejos, en Segovia.

Que ver en Torrelaguna

Todavía hay muchos ejemplos de esta arquitectura Civil con palacios como el Arteaga o del Infantado, las Casas Plaza de la Montera o algunas puertas de la villa. No te vayas sin dar un buen paseo por sus calles y plazas para descubrir sus rincones, como la antigua muralla que protegía la ciudad.

Datos prácticos

Dónde informarse: si vas a Torrelaguna visita la Oficina de Turismo situada en la Plaza Mayor nº8. Allí te darán toda la información sobre actividades y eventos específicos para la época. También puedes encontrar información en la web de turismo del Ayuntamiento de Torrelaguna.

Cómo llegar: nosotras llegamos a Torrelaguna en coche a través de la Nacional 1 (Burgos) tomando la Salida 50 y recorriendo unos 10 kilómetros por la N-320. Es posible llegar en transporte público también, aunque no son muchas las posibilidades. Puedes tomar la ruta interurbana 197 en Plaza de Castilla. Es una parada muy interesante si estás visitando Buitrago de Lozoya y la zona de la sierra de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *