Un paseo por Salamanca: Mientras dure la guerra
Viajes

Un paseo por Salamanca: Mientras dure la guerra

Mientras dure la guerra fue en 2019 una de las películas más alabadas por crítica y público en España. La cinta de Alejandro Ameábar traslada hasta la gran pantalla los últimos meses de la vida del escritor y profesor de la Universidad de Salamanca don Miguel de Unamuno y el inicio de la Guerra Civil española. Rodada y ambientada en su mayoría en la capital charra, es una película perfecta para dar un paseo por Salamanca. Cierto es que no es la única ciudad que aparece en la cinta, pero, sin duda, es la protagonista. ¿Te animas a conocer los lugares imprescindibles para la historia de esta película?

El contexto histórico de la película

Mientras dure la guerra se inicia con la declaración del Estado de Guerra en Salamanca en julio (en la peli parece que dicen junio) de 1936. En esos inicios convulsos de la sublevación militar contra el gobierno de la Segunda República, Miguel de Unamuno apoya públicamente el movimiento y es destituido de sus funciones como Rector de la Universidad de Salamanca. Con el paso de los días y las consecuencias que se empiezan a entrever en la ciudad y, por ende, en España, el escritor comienza a cuestionar las necesidades y directrices de los movimientos militares. Franco traslada a Salamanca el epicentro del mando militar ubicando en la ciudad su cuartel y proclamándose como jefe de Estado.

A lo largo de los días y las semanas Miguel de Unamuno irá cambiando su punto de vista sobre la sublevación y la campaña militar llevada a cabo por Franco. Entre las escenas el famoso “Venceréis pero no convenceréis”, que no fue tal o exacto según Severiano Delgado, insigne bibliotecario de la Universidad. Salamanca, mientras tanto, escenario de cambios y momentos históricos le acompaña en el final de sus días y de sus pensamientos.

 

Los escenarios de la película

La Plaza Mayor de Salamanca

Cualquier itinerario por Salamanca tiene que empezar, acabar o pasar por nuestra famosísima Plaza Mayor. Además de ser la más bonita de España (y probablemente del mundo), es una de las grandes protagonistas del Mientras dure la guerra. Con su imagen arranca la película, aunque si bien es cierto es distinta a la actual, en el año 36 la Plaza estaba decorada con algunos parterres ajardinados y en ella se podía circular.

El inicio de la película no es la única vez que aparece retratada la Plaza, a lo largo del metraje aparece en otras ocasiones, sobre todo como lugar de encuentro entre Miguel de Unamuno y algunos de los personajes, amigos o militares. El Café Novelty, un local emblemático en Salamanca, es una de las localizaciones de la cinta. Este café histórico fundado en el año 1905 fue lugar de tertulia y reunión de muchos profesores universitarios y personajes de la vida pública salmantina. Aunque es cierto que en la película hicieron “trampa” ya que colocaron el café en uno de los laterales de la plaza y no en el Pabellón Real que es donde se sitúa en realidad. Durante los días del rodaje en Salamanca convivieron el histórico Novelty en uno de los lados de la plaza y la recreación filmográfica en otro.

Vistas Plaza Mayor de Salamanca
El Pabellón Real de la Plaza Mayor de Salamanca

La Universidad de Salamanca

Las localizaciones en diversos escenarios de la Universidad de Salamanca son fundamentales para el desarrollo de esta película. Unamuno, como Rector de la Universidad en la época, refleja a través de su vida cotidiana numerosos lugares significativos del Estudio. Son muchísimas las escenas en las que aparecen los edificios históricos de la Universidad como la Fachada “rica” en el patio de Escuelas Mayores, la Escalera monumental del interior del edificio histórico o sus galerías superior e inferior.

Una de las escenas más importantes y significativas de la cinta tiene lugar en el Paraninfo de la Universidad. En la película se reproduce un supuesto Paraninfo en el que Unamuno da su famoso discurso ante los militares que, sin embargo, no es exactamente el actual y que conocemos. Por lo que se observa en Mientras dure la guerra el sitio donde se rueda la película no es el Paraninfo salmantino. No he conseguido fotografías interesantes de cómo era el Paraninfo en la época de Unamuno, pero las dimensiones que se reflejan en la película no son las del actual ni mucho menos.

Tampoco he conseguido saber dónde se rodaron estas escenas del discurso del Paraninfo, he hecho algo de investigación pero sin éxito. Otra de las curiosidades de la película y de la historia en sí es la frase del protagonista: Venceréis pero no convenceréis. Fue en realidad, una expresión similar en la que Unamuno: Tenéis que tener en cuenta que vencer no es convencer… En la película se dicen las dos.

Fray Luis en el Patio de Escuelas Mayores en Salamanca
Fray Luis en el Patio de Escuelas Mayores

Los escenarios reales en los que se ha rodado la película dentro de la Universidad son muchos. Podemos ver a Unamuno ascendiendo por las escaleras decoradas del las Escuelas Mayores y caminando por las galerías del segundo piso, donde se sitúa la biblioteca histórica en la actualidad. También le vemos caminar al lado de la estatua de Fray Luis de León en el patio de Escuelas Mayores. La Universidad es uno de los imprescindible en nuestro paseo por Salamanca.

El Puente romano

No hay un paseo por Salamanca que se precie sin llegar al río Tormes y cruzar el Puente romano. Durante siglos fue el principal acceso desde el sur a la ciudad, sobreviviendo a algunas catástrofes y destrozos como riadas varias. El origen de este puente se remonta al siglo I antes de Cristo por lo que es uno de los lugares más antiguos y mejor conservados de la ciudad.

Además de la belleza en sí de este punte mayor no solo estriba en su propia arquitectura entre romana y medieval, sino también en las vistas que se tienen de la ciudad en su recorrido y en el margen sur del río. Por el Puente romano pasean entre conversaciones Unamuno, Atilano Coco y Salvador Vila, dejando atrás la imponente Catedral Nueva

Vistas desde la iglesia del Arrabal
Vistas desde la iglesia del Arrabal

Otras calles y localizaciones en Salamanca

Son muchos los escenarios de este paseo por Salamanca por los que se mueve el rector de la Universidad. Entre ellas la calle Serranos con la trasera de la Universidad Pontificia y la facultad de Geografía e Historia en la parte derecha de la secuencia. Es una calle preciosa flanqueada a ambos lados por edificios construídos en piedra de Villamayor y que en la película no ha necesitado ser transformada.

La Casa Unamuno o casa del Rectorado es hoy una casa museo situada en la Calle Libreros, justo a lado de la Fachada histórica de la Universidad. Se trata de un edificio barroco en el que Unamuno pasó su etapa como Rector y donde vivió con su familiar. Hoy en día es una casa Museo en la que se recoge una buena parte del legado material del autor, libros, muebles y diversos objetos donados por su familia o por el propio Unamuno antes de su muerte.

Pero cuidado, no es la única casa de Unamuno que aparece en la película y que probablemente sea uno de los errores en los que muchos han caído. Una vez que Unamuno es destituido como rector se traslada a la Casa del Regidor Ovalle Prieto que se sitúa en la Calle Bordadores al lado de la Casa de la Muertes. Justo frente a esta casa está situada la escultura monumental que homenajea a Unamuno. En esta casa pasó los últimos años de su vida y murió también el último día de 1936. Es esta la casa que aparece en la película ya que en la época en la que se refleja la historia Unamuno estaría allí ya con su familia.

Calle Serranos en Salamanca
Calle Serranos en Salamanca

La Calle Compañía no puede faltar en un paseo por Salamanca y no falta en la cinta. Por ella caminan algunos de los protagonistas y delante de la Pontificia (El Colegio de la Compañía de Jesús y la Clerecía) se sitúan militares y civiles. Al lado de esta la iglesia de San Benido y la plaza del mismo nombre o, incluso, la Rúa y la Iglesia de San Martín. Sin duda un itinerario cultural muy interesante acompañados de un cicerone de lujo: don Miguel de Unamuno.

La Fonda Veracruz también aparece en la película como el lugar donde vive y predica Atilano Coco. En la actualidad la Fonda es la escuela de Hostelería de Salamanca. Al igual que el Palacio Episcopal que durante la Guerra Civil fue el cuartel General de Franco.

 

Un lugar que encontrarás en Salamanca aunque no esté allí

Una de las curiosidades de esta película es la ubicación del palacio de los Golfines de Arriba de Cáceres. Este palacio cacereño es el lugar donde Franco establece su Cuartel general en agosto de 1936. Allí se proclamó como jefe de Estado antes de que se hiciera oficial en Burgos. El edificio, arquitectónicamente hablando, es una construcción de origen medieval con algunas modificaciones en el inicio del siglo XVI. Sin embargo, en la película de Amenabar el palacio cacereño se traslada directamente a la ciudad de Salamanca y su localización lo sitúa en el Palacio Maldonado (Plaza San Benito). Un edificio construido en 1531 gracias al arquitecto Juan de Álava, quien fue uno de los más prolíficos de la época en la capital y maestro de la Casa de las Muertes o de la Catedral Nueva.

Palacio de los Golfines (Cáceres), Casa de Diego Maldonado (Salamanca), localización de la película.

Un lugar de pura ficción

Una de las curiosidades o intrigas que me deja esta película es la ubicación del lugar al que llega Miguel de Unamuno con su amigo Salvador Vila y donde se enzarzan en cuestiones dialécticas varias. Probablemente la recreación de esa conversación se hace a partir de alguna de las fotografías de Unamuno en la finca La Flecha en los alrededores de la ciudad. La Flecha se encuentra a unos 7 kilómetros de Salamanca y desde ella se tienen vistas de la zona de Aldealengua y Cabrerizos.

Sin embargo, en la película se recrea un paisaje que yo no he conseguido identificar, con un antiguo castillo que por lo que conozco de la zona no existiría. Pensé que la zona a la que se dirigían Vila y Unamuno era hacia el norte, Carretera de Zamora, ya que la zona del barrio Capuchinos, que tiene una altura superior al resto de la ciudad. El paseo por Salamanca se alarga a sus alrededores, aunque no hayamos podido localizarlos.

La Flecha era un antiguo monasterio de Agustinos en el que además de las dependencias monacales había huertas, viñas y establos. Es uno de los lugares en los que Unamuno descansaba y se retiraba a escribir y reflexionar. En algunas imágenes de la época se ve al escritor sobre una especie de loma y con un paisaje con el río Tormes de fondo. Entiendo que fue esta una de las imágenes que se quiso reproducir en la película. Así se daría lugar a ese mágico espacio con un castillo al fondo que desconozco de qué lugar se trata, pero que no parece las afueras de Salamanca.

Unamuno en la Flecha
Unamuno en la Flecha. Fuente: Archivo Gredos (repositorio de la Universidad de Salamanca) con licencia de publicación sin fines comerciales. https://gredos.usal.es/handle/10366/79066

¿Alguna idea que aportarnos sobre las localizaciones de Mientras dure la guerra en la capital charra? Sin duda un paseo por Salamanca a través del cine y de un episodio fundamental en nuestra historia reciente. ¿Qué te parece esta ruta por Salamanca?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *