Gastronomía en Madrid
Comer y beber,  España,  Restaurantes en Madrid,  Viajar a Madrid

Cosas que debes saber de la gastronomía en Madrid

Cuando viajas a Madrid además de pensar en planes turísticos, actividades de ocio diurno o nocturno y excursiones en los alrededores también deberías descubrir su gastronomía. La capital de España tiene restaurantes para todos los gustos, establecimientos comerciales con solera y una amplia variedad de platos típicos que probar. Hoy te contamos, desde nuestro punto de vista como vecinos de esta ciudad, las cosas que debes saber de la gastronomía en Madrid.

*Vaya por delante que este post no está patrocinado por ningún establecimiento. Es puramente fruto de muchas horas de buen comer en la ciudad donde vivo. Es totalmente subjetivo y, seguramente, hay cocidos mejores y patatas bravas mucho más sabrosas. Todas las aportaciones son bienvenidas.

Gastronomía en Madrid: platos, lugares y tips

La gastronomía en Madrid es uno de los puntos fuertes para el turismo. En la Comunidad de Madrid y, especialmente en la capital, se come muy bien aunque su gastronomía sea menos conocida que la de otras regiones. Aquí tenemos un buen número de platos tradicionales que con más o menos suerte se han dado a conocer en el mundo entero. ¿Quién no ha oído hablar del cocido madrileño o de los churros con chocolate? Pues estos dos platos son muy típicos y fáciles de encontrar cuando viajas a Madrid. Pero la ciudad está llena de lugares donde tomar una buenas patatas bravas, un bocadillo de calamares, unas gildas, o, incluso para los más atrevidos, gallinejas y entresijos.

Pero no sólo de tradición vive la gastronomía en Madrid. La cocina de autor se ha convertido en un referente a nivel europeo con numerosos restaurantes con estrella Michelín entre los que se encuentran Diverxo de David Muñoz, el Club Allard o DStage… Pero vayamos por partes a través de estas pinceladas de buenos platos, sabores y restaurantes madrileños.

Lugares para tomar los platos más típicos

Patatas bravas: Docamar

Empiezo recomendando un bar de mi barrio, no está en el centro de Madrid. Quizá por esto aunque es muy conocido y siempre hay bastante gente no está tan abarrotado como muchos lugares de tapas del centro. Las patatas bravas en Madrid son una de las raciones más habituales en cualquier menú. Ellas junto con las croquetas, oreja y callos son las tapas más típicas y que más se piden en la ciudad.

En casi cualquier bar encontrarás patatas bravas, son más habituales incluso que las patatas con alioli, aunque también se pueden pedir mixtas. Sin embargo, en el Docamar (Calle de Alcalá, 337) la salsa de estas bravas las hace muy especiales. Y parece que es así desde los años 60, o sea que de esto de hacer patatas bravas saben un rato.

Bocadillo de calamares: un “must”

El bocata de calamares es a Madrid como la paella a Valencia, un plato típico y necesario. A priori puede resultar incluso extraño meter media ración de calamares en un bollo de pan, sin embargo, es uno de los platos de la gastronomía de Madrid que más gusta a pequeños y mayores. Hay un montón de sitios, sobre todo al rededor de la Plaza Mayor, en los que se puede degustar este plato. Es cierto, que en muchos lugares puedes pagar la turistada y hay que andarse con ojo para que no te peguen un sablazo. En la Calle Ciudad Rodrigo, justo en una de las entradas a la Plaza Mayor (zona Mercado de San Miguel) está el Casa Rúa, que tiene unos bocatas de tamaño medio y un precio en torno a 3€.

Muy famoso también el bocadillo de calamares de El Brillante, un local de toda la vida con raciones, tapas y bocatas frente a la estación de Atocha. Los precios varían según el tamaño, el bocadillo grande de calamares está entorno a los 6€, la chapata pequeña unos 3,5€ (Los precios son susceptibles de subidas, no voy todos los días :-))

Calamares en Madrid
Calamares en Madrid

Cocidito madrileño

No hay nada mejor un sábado de invierno que llevarte al estómago un buen cocido madrileño. Este famoso plato, quizá el más conocido de la gastronomía en Madrid, es una delicia para los amantes de las recetas de cuchara contundentes. Y es que aquí, en la capital de España, el cocido se toma en tres vuelcos, es decir, tres platos: sopa, garbanzos con verdura y carnes. Esta forma tradicional de tomar el cocido también se conoce como “sota”, “caballo” y “rey”.

Como sé que el cocido madrileño que más me gusta es difícil que lo podáis probar ya que es el de mi tío Maxi, os recomiendo un par de lugares. El primero es el restaurante Cruz Blanca de Vallecas, mi antiguo barrio. Allí se prepara uno de los mejores cocinos no solo de la ciudad sino de España. En 2008 se llevó el premio de Mejor Cocido de España, o sea que algo de razón tendrán cuando los críticos le dan tal galardón. Lardhy con más de 180 años, se fundó en 1839, es uno de los referentes del cocido. En este local clásico se prepara un cocido tradicional con su sopa de fideos, los garbanzos con patata, repollo y alguna otra verdura y carnes como acompañamiento. No hay duda de que no te van a defraudar.

 Lo más dulce: churros con chocolate

Si hay algo tradicional en Madrid, sobre todo para merendar o altas horas de la madrugada, son los churros con chocolate. Es cierto que en muchos lugares se toman, pero aquí tiene un sabor muy especial. San Ginés es una de las chocolaterías más conocidas y antiguas en la ciudad, además del establecimiento que tienen en el centro (Pasadizo de San Ginés, 5), tienen otro local, al menos que yo conozca, menos abarrotado en Prosperidad. Se encuentra muy cerca de la parada de metro en la Calle

Por supuesto, San Ginés no es la única, pero sí la más famosa. En el centro puedes encontrar otros lugares recomendables para tomar unos churros calentitos: el Horno de San Onofre, en Chueca o La Antigua Churrería, en Bravo Murillo, son mis preferidas.

Otros platos típicos de la gastronomía en Madrid

No solo de calamares, patatas y churros vive el madrileño. Aquí tenemos muchos otros platos típicos como los callos a la madrileña. Es cierto que los callos tiene amantes y detractores porque son una parte de la ternera un poco complicada. Hay muchas casas de comidas que los tienen entre su carta, entre ellos Zalacaín, uno de los clásicos, o la Tasquita de enfrente.

Otro plato tradicional y “raro” son las gallinejas y los entresijos. No os puedo aconsejar porque a mí no me gustan mucho, por lo que no os sabría decir dónde probar las mejores. En el centro hay tabernas en las que se pueden encontrar habitualmente, las más famosas son las de la Freiduría de Gallinejas en Embajadores (Arganzuela). Este plato tan original no es otra cosa que tripas de cordero fritas, una receta muy humilde para tiempos de carestia.

 

La cocina de autor en Madrid

En los últimos años son varios los restaurantes que han tomado el relevo a tabernas tradicionales y han completado el amplio espectro de la gastronomía en Madrid. Muchos reconocidos chefs nacionales han ido desembarcando en la ciudad y han abierto diferentes locales con platos elaborados, recetas vanguardistas y presentaciones imposibles.

La cocina de autor se ha abierto camino y con él chefs con estrella ofrecen menús más asequibles en locales que todavía no la tienen. Así lo hacen Ramón Freixa en Ático (Hotel Principal, en Gran Vía), Mario Sandoval en Haroma (Hotel Orfila, barrio Salamanca) o, más recientemente, Arzak en Ramsés (Puerta de Alcalá). Estos restaurantes nada tienen que envidiar a los premiados con estrella y si quieres probar los platos de estos grandes cocineros te saldrá un poco más económico.

Uno de mis preferidos en este sentido es el citado Ático de Ramón Freixa, no es que seamos asíduos pero sí vamos de vez en cuando. Las vistas desde la terraza para tomar el café son maravillosas. Pero si queréis probar un restaurante vanguardista que mezcla tradición en sus platos no os podéis perder Küiru. Este “asturiano” está de moda, sus platos inspirados en la cocina asturiana ponen de relevancia los platos de siempre con un toque único.

Restaurante Ático by Ramón Freixa en Madrid
Restaurante Ático by Ramón Freixa en Madrid

Estrellas Michelín en Madrid

En el cielo de Madrid no se ven las estrellas, sin embargo sus restaurantes están plagados de ellas. Entre los restaurantes con estrellas Michelín madrileños Diverxo de Dabiz Muñoz es el rey. Es difícil conseguir mesa, sobre todo si quieres ir de forma individual, por lo tanto, enhorabuena si eres uno de los afortunados. Uno de mis preferidos, tampoco es que haya probado muchos, es el Club Allard. En su primera etapa Michelín con Diego Guerrero era una auténtica maravilla, María Marté consiguió mantener la estrella y los platazos. No he probado todavía su última etapa con el chef José Carlos Fuentes, pero seguro que sigue mereciendo la pena.

Tengo ganas de volver a probar la cocina de Diego Guerrero, que sigue atesorando estrellas en Dstage y conocer Lúa. En 2020 se han sumado dos nuevos restaurantes con estrella a la gastronomía en Madrid 99 KO Sushi Bar y Gofio. ¡Deseando probarlos!

Club Allard en Madrid
Pato en el Club Allard en Madrid

 

De Tapas por Madrid

Las tapas son uno de los ejes de la gastronomía en Madrid. Ir de tapas, tomar unas raciones y picotear algo es una auténtica tradición en España y en la capital no podría ser menos. Entre los miles de bares y tabernas que hay en cualquier rincón madrileño algunos destacan por sus tapas tradicionales, sus pinchos elaborados o la abundancia de sus raciones. Pero cuidado, no es oro todo lo que reluce y cuando viajas a Madrid también es fácil encontrar auténticos timos. Mucho cuidado no solo con los precios sino también con las cantidades. La abundancia es habitual en España, no siempre el precio más económico es la mejor opción. Las zonas más turísticas del centro de la capital son las más peligrosas en este sentido.

Son varios los sitios de tapeo que me gustan en Madrid. Hace poco hicimos un interesante tour de tapas por la zona de Huertas que nos encantó. Es cierto que ir con una guía nos ayudó mucho ya que fuimos a lugares muy concretos y pedimos tapas y raciones muy concretas. Si quieres ir de tapas por esa zona tan céntrica echa un vistazo a ese post. Pero también hay tapeo en otras zonas, en casi todos los barrios encontrarás, sin necesidad de locales abarrotados bares para tapear.

Huevos rotos en Madrid
Huevos rotos con jamón y torreznos

Un par de sitios por el centro de Madrid para ir de tapas

Entre los lugares que más me gustan para tomar un pincho o tapa está Pez Tortilla. Este bar tiene varias sedes, aunque a la que más he ido es a la de la Latina (Cava Baja), pero también he estado en varias ocaciones en el de la calle del Pez. Muy recomendables ambos y sus tortillas, mi preferida la de boletus y trufa. Si hablamos de tortilla y de La Latina otro de mis preferidos, no especialmente por el servicio, es La Buha. Ya verás que tortillas, un tamaño para compartir. Pertenece al grupo El Buo y tienen varios locales en la capital.

En los mercado de Madrid también se puede tapear, pero tanto el de San Miguel como el de San Antón (Chueca) son mucho más caros que la mayoría de los bares. En el de San Miguel solo nos podemos permitir el vermut, que tiene buen precio. Muy cerca de San Miguel y con tapas típicamente asturianas el Restaurante El Ñeru, comida de calidad a un precio medio.

También hay lugares en los que prima el precio y la abundancia. Si estás en la zona de Chueca hay un local mítico, al que ciertamente hace bastante que no voy, El Tigre. Es todo un clásico en cervezas y tapas, si quieres ahorrar seguramente es un buen sitio.

Algunos de mis restaurantes preferidos

Seguramente esta es la parte más personal del post y totalmente subjetiva. Os cuento algunos de mis restaurantes preferidos, el porqué, sus platos y sus precios.

 

Marieta (Entre 35-45€ por persona)

Es un restaurante desenfadado y moderno. El eje conductor de su carta y su ambientación son los viajes, quizá por ello nos gusta tanto. En su menú hay algunos platos permanentes como las berenjenas en tempura con hummus y miel de caña que están relamente muy buenos. Por desgracia ya no tiene un ravioli de pato que me encantaba, pero en general sus pastas suele salir muy bien.

Marieta está en Paseo de la Castellana, 44 y pertenece al grupo La Rumba.

 

La Maruca (30-40€ por persona)

El barrio de Salamanca tiene cantidad de restaurantes de gran calidad. La Maruca Santander es, sin duda, uno de ellos. Sus platos, inspirados en la cocina cántabra tienen siempre muchísima calidad. Las raciones no son grandísimas, el precio es medio y la calidad excepcional. No te pierdas la sencillez de sus alcachofas o de las anchoas, son imprescindibles.

La Maruca Santander está en la Calle de Velázquez, 54.

Anchoas en La Maruca Madrid
Anchoas en La Maruca

Casa de Asturias (20-30€ por persona)

Al ladito de la Plaza de Lavapies se encuentra Casa de Asturias, es cierto que no es gastronomía madrileña pero tiene mucho de Madrid. Entre sus raciones patatas con cabrales o oreja a la plancha, las carnes de ternera suelen ser muy buenas. Los platos son abundantes y no te quedarás con hambre. Precio medio, dependiendo de si optas por raciones o carnes más elaboradas.

La Casa de Asturias está en la

Restaurante Koldovinia (30-40€ por persona)

Una calidad excepcional en un restaurante muy agradable y con muy buen servicio. Te recomiendo que vayas con reserva porque si no es complicado comer o cenar allí. Tiene una zona de bar y la parte interior como restaurante. No te pierdas el falso arroz de pato, uno de los esenciales en su carta. No está en el centro, sino en Ciudad Lineal, mi barrio.

El Restaurante Koldovinia está en

 

Paradis Madrid (50€)

Restaurante elegante con carta reducida y de gran calidad. Normalmente tiene muy buenos platos de verdura, carnes y pescados excepcionales. Es un gran restaurante para ocasiones importantes, comidas de trabajo o para llevar a tus padres. Me gusta mucho el servicio, es siempre impecable.

 

Otros restaurantes habituales:

  • Saporem (25€): el típico restaurante mono que siempre surge para una cena de sábado con amigos o pareja. El menú es muy normal, de esos que se ha puesto de moda con tartar de salmón, berenjenas, arroces y pastas. Lo mejor la terraza exterior (en el de Ventura de la Vega) y lo peor el lento servicio siempre.
  • Taberna Maceiras (20-30€): restaurante gallego en la zona de Huertas. Buen sitio para probar algo de Galicia como sus empanadas y algo de marisco. Suelen tener buena calidad, al menos siempre que he probado vieiras, navajas, etc. Muy rica la queimada, a veces la hacen en directo y con conjuros.
  • Malontina (30-35€): el restaurante antiguamente conocido como Tragantúa ha cambiado de Branding pero no de calidad. Platos bien elaborados con productos frescos y naturales. El trato es siempre muy bueno, la única pega es el espacio, es muy pequeñito. Tiene menú diario.
Carne en Malontina Madrid
Carne en el restaurante La Malontina

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *