Visitar Herculano
Europa

Visitar Herculano en Italia

La erupción del Vesubio en el año 79 d.c. asolo las ciudades de Pompeya, Stabia y Herculano. Herculano en aquella época, era una ciudad de pequeñas dimensiones situada junto al mar. Tenía, pues, un puerto y también una pequeña playa prácticamente urbana. La devastadora erupción del volcán que duró dos o tres días del final de agosto del 79 d.c. aniquiló a los habitantes de la ciudad. Muchos de ellos intentaron protegerse de aquella situación completamente inesperada dirigiéndose hacia el mar. Sin embargo no encontraron barcas para huir y murieron en la zona del puerto.

De aquella antigua ciudad romana no podemos ver hoy toda su extensión ni muchos de sus edificios. Algunos siguen sepultados bajo 20 metros de materiales expulsados por el Vesubio. Y esta es una de las cosas que más me impresionó cuando llegue a Herculano. Ver la pared de cenizas y otros materiales que se eleva por encima de la antigua ciudad fue para mí impresionante y a la vez muy triste. Sentimientos aparte es una visita imprescindible en Italia y en mi itinerario en los alrededores de Nápoles.

Visitar Herculano: qué ver y cómo llegar

Cómo llegar a Herculano

Si visitas Nápoles, es prácticamente imposible que no vayas a visitar Herculano y Pompeya. La primera de ellas se encuentra muy próxima a la ciudad y es fácil llegar con una especie de línea entre metro y cercanías que se llama Circumvesuviana. Para llegar a Herculano puedes tomar las líneas que van hacia Sorrento o Poggiomarino. Con salida desde Napoli Garibaldi qué es prácticamente lo mismo que la Estación Central ya que se encuentran una al lado de la otra. Es bastante raro cómo están organizadas estas estaciones, pero por suerte hay personal de información que te indican dónde están las zonas de Central y Trenitalia, la Circumvesuviana y otras redes de metro que van fuera de la ciudad.

Desde Garibaldi puedes tomar las dos líneas de la red Circumvesuviana que van hacia el sur: Poggiomarino o Sorrento, ambas líneas pasan por Ercolano Scavi, que es la parada más cercana al parque arqueológico. El precio desde Nápoles está en torno a 2€. Hay una segunda estación en Herculano, pero no te la aconsejo porque está bastante más lejos, además no es una de las mejores zonas de Nápoles.

Qué ver en el parque arqueológico de Herculano

Si ya has visitado Pompeya lo más llamativo al llegar a Herculano es su reducido tamaño en comparación con la anterior. El acceso se realiza a través de una especie de gran puente en el que en los laterales puedes ver la ciudad desde el nivel de superficie actual y esto es ya impresionante. Me llamó muchísimo la atención ver la antigua ciudad romana desde arriba, es muy significativo como se ven los niveles de ceniza sobre ella y te deja, por lo menos a mí, bastante noqueado.

Visitar Herculano vistas desde la entrada
Vistas desde la entrada de la ciudad

Para acceder al parque arqueológico hay que pasar por el centro de visitantes y las taquillas. El precio íntegro de la entrada son 13€ y no hay muchos descuentos en general. Sin duda, el precio vale la pena, no es algo de lo que debas prescindir en esta zona. Una vez pasado el contro de entradas hay una rampa desde la que se puede ver, también en alto, la ciudad y al fondo el Vesuvio. Sigue siendo igual de impresionante.

Los lugares que más me impresionaron en Herculano

Herculano se recorre en un par de horas, si eres como yo estarás unas cuatro o cinco, no te podrás despegar de algunos de los lugares. Me impresionaron muchísimo algunos edificios de los que hay incluso dos pisos, las calles que parecen una auténtica ciudad fantasma y los enseres que quedaron después de la tragedia. El recorrido se puede hacer de muchas y distintas maneras, por ello he pensado que lo mejor es darte unas referencias de los edificios y lugares que más me impresionaron.

    • Casa del Salone Nero (Casa del salón negro): es una villa realmente bella. Se accede a través de la puerta en la que se ven restos quemados de su puerta. En el interior, el salón con restos de pinturas en tonos oscuros y un impresionante patio con columnas y el impluvium típico de las casas romanas de la época.
Calles de Herculano
Calles de Herculano
  •  
    • Casa del Rilievo di Telefo: el atrio de esta casa es una auténtica maravilla. Me llamó muchísimo la atención por las pinturas que todavía se conservan en tonos rojizos que se han mantenido en el tiempo de una forma increíble. El patio es realmente muy llamativo. El nombre lo toma de uno de los relieves decorados que se encontró en la casa.
  • Casa del Relieve de Telefo
    Casa del Relieve de Telefo
    • Casa dei Cervi (Casa de los ciervos): es una villa enorme de la que se conservan además de las estancias, el jardín y una galería que directamente daba hacia el mar. En ella realmente entiendes la magnitud de la tragedia y la belleza de aquella ciudad que quedó devastada. En las paredes de la casa había numerosas representaciones, entre ellas algunas naturalezas muertas que se han conservado. El nombre de la casa lo toma de las esculturas de ciervos que se encontraron en su interior y que se han podido conservar.
Vistas del interior de la casa de los Ciervos en Herculano
Vistas del interior de la casa de los Ciervos en Herculano
  •  
    • Casa di Nettuno ed Anfitrite: en el interior se conservan unos mosaicos espectaculares. Estos mosaicos decoraban una zona de la casa dedicada a la fiesta y donde, según me contaba la guía, se bailaba. Es uno de los interiores más bellos de los que se conservan.
Mosaicos y decoración bien conservada en Herculano
Mosaicos y decoración bien conservada en Herculano
  •  
    • Casa del Bel Cortile (Casa del patio bello): es una de las más singulares y se conservan dos plantas. Tiene un aspecto mucho más medieval y menos romano que el resto. Hay una espacio en el que se abre la escalera a partir del patio.
  •  
    • Las tiendas de los artesanos: a lo largo de Herculano había un sin fin de negocios y tiendas. Entre ellos se han conservado algunas con elementos que no fueron destruidos por las cenizas y que se mantuvieron como en la época. En algunas, además de los contenedores se han conservado las mercancias, las más llamativas, garbanzos. Es muy llamativa la calle que empieza en el templo de los Augustali, allí se encontraban un buen número de negocios y existen todavía algunos de ellos.
Tiendas con enseres intactos
Tiendas con enseres intactos
Muy interesante es este centro de los Augustali, que viene a ser el colegio de una especie de culto de la época. Está muy bien conservado y sus pinturas murales son muy bellas y representan a los dioses y mitos de la antigüedad.
Hay tantas casas, bodegas, tiendas y lugares interesantes que visitar Herculano es, sin duda, una de las mejores experiencias culturales que he tenido. Me llamó mucho la atención la presencia de las tabernas, tanto en Pompeya como en Herculano. Se trata de lugares en los que los usuarios podían servirse de grandes recipientes que mantenían la comida caliente y cuyas estructuras se han conservado.
Termas en Herculano
Paloma en las termas de Herculano
Por supuesto, en Herculano, había numerosos edificios de tipo civil, como el Teatro. En la actualidad este solo se puede visitar en determinados momentos de apertura o bajo algún evento en concreto. Si se puede ver la Palestra, que debió ser un centro de encuentro muy importante por su gran tamaño. Las columnas que se han conservado le dan un bello aspecto.
Visitar Herculano me impresionó muchísimo cuando el sol empezó a caer. Los tonos cálidos le daban un aspecto dorado y rojizo, la poca afluencia de turistas y el caer del sol trajo consigo mucha tristeza y el recuerdo de aquella horrible tragedia. Herculano se convertía en una ciudad fantasma, sin apenas luz, ya que no hay iluminación, el silencio se fue haciendo más y más pesado.
Atardecer en Herculano
Atardecer en Herculano

Horarios y precios para visitar Herculano

Horarios

Del 1 de noviembre al 31 de marzo visitar Herculano es posible todos los días de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. La última entrada se realiza a las 15:30 p.m.
Del 1 de abril al 31 de octubre todos los días de 9:00 a.m. a 7:30 p.m./ Sábado y domingo de 8:30 a.m. Última entrada se realiza a las 18:00, aunque en los últimos días de octubre no merece la pena ir tarde, porque está en completa oscuridad.
Días de cierre: 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Precios

Precio de la entrada: Herculano € 13€. Hay algunos billetes combinados con otros parques arqueológicos y también forma parte de la Campania Card. Reducciones: para visitantes de 18 a 25 años y profesores, los precios reducidos.  Entrada gratuita: entrada gratuita para menores de 18 años y el primer domingo de cada mes.

Museo

Además del parque arqueológico en sí hay diferentes actividades y también un museo con objetos encontrados en la ciudad. Entre ellos todo tipo de objetos de tipo cotidiano, vidrios, cerámicas y joyas. Es interesante y tiene una parte dedicada a los niños, en los que se puede interactuar con algunos elementos. Creo que es un buen complemento a las ruinas a la hora de visitar Herculano. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *