Tour de la vendimia
Escapadas fin de semana,  España

Tour de la vendimia en La Mancha

La Mancha, tierra literaria y vinícola donde las haya, acoge al visitante en septiembre henchida de uva y viñas coloridas. Esta comarca, que en su día fue región española, es la mayor productora de vino de toda Europa, tanto es así que por algunos es conocida como “La bodega de Europa”. Vinos y bodegas, viñedos y bombos, molinos y caminos surcan y pueblan esta comarca de la que forman parte localidades de cuatro de las cinco provincias castellano manchegas: Toledo, Cuenca, Albacete y Ciudad Real. Nos vamos a conocer la cultura y producción del vino en estas tierras de la mano de la empresa que nos invitó Selfie Tour y su Tour de la vendimia en La Mancha. ¿Te apuntas?

Tour de la vendimia en La Mancha

Tour de la vendimia con SelfieTour

Septiembre, temporada de vendimia, los municipios de La Mancha son un ir y venir de gentes que trabajan en los campos. Recolección de uva desde la madrugada, para que no se estropee y fermente, remolques y camiones cargados de kilos y kilos de fruta, cooperativas y bodegas a pleno rendimiento… ¿Os lo imagináis? Nosotros no, ni mucho menos lo podíamos imaginar de esta formas hasta que lo vivimos con los amigos de SelfieTour al tour de la vendimia en Tomelloso.

Como buen jornalero, un día de vendimia hay que llegar pronto al viñedo, así lo hicimos nosotros acompañados del atuendo y las herramientas apropiadas para que nos explicaran cómo se debe realizar un trabajo delicado con la planta. La vendimia, la recolección de la uva, lleva consigo una serie de normas, acuerdos y necesidades, encaminadas a que el fruto llegue lo más fresco posible y sin fermentar a las bodegas para empezar la elaboración del vino. Por ello, nuestra primera parada fue conocer cómo se realiza el cortado de los racimos y cómo se van almacenando durante la madrugada.

Viñedos de Tomelloso
Viñedos de Tomelloso

El camino hasta el viñedo que visitamos en Tomelloso es un auténtico mar verde, las parras y los racimos tiñen de un intenso color esperanza el campo manchego. Entre ese océano de vides surgen unas curiosas construcciones: los bombos. Me recuerdan mucho a los trulli de Puglia, son estructuras en piedra seca, una sobre otra, con formas cónicas. Estos bombos son los antiguos refugios para guarecerse de los agricultores cuando no había casas.

Bombo típico de Tomelloso
Bombo típico de Tomelloso

El trabajo en el campo es duro, por supuesto nosotros estamos solo de visita, aprendiendo cómo se debe realizar la vendimia y cortando pocos racimos que por la tarde emplearemos. Sin embargo, un jornalero puede llegar a coger 1500 kg de uva al día en la recogida manual. Como en otros muchos ámbitos la tecnología ayuda en las grandes empresas vinícolas, en las que de emplean máquinas recolectoras que pueden llegar a recoger  100.000 kilogramos al día. El viñedo que visitamos es bello, reluce con con la luz de la mañana, brillos dorados en la uva airen, la más habitual en estas viñas. Los pámpanos verdes, la tierra roja, los amarillos verdosos de la uva, el ambiente es increíble… No trabajamos duro, sin embargo, para recrear una verdadera vendimia, la empresa de Chicho, SelfieTour, nos tenia preparado un típico almuerzo manchego: migas, chorizos y morcilletas. Todo ello regado con el primer vino del año, tintos y blancos en una mesa repleta que cualquier trabajador hubiera deseado.

Palo en la vendimia
Nos vestimos con el atuendo necesario para cubrirnos del sol en la vendimia

Recorremos los campos de viñas, visitamos los caminos parando para ver los útiles y aperos de vendimia junto con las máquinas y entre parada y parada divisamos y visitamos algún bombo, expresión tradicional desde el siglo XVI de la arquitectura de Tomelloso. Va pasando la mañana y seguimos recorriendo los lugares de la vendimia, entre ellos algunas de las bodegas productoras del vino de La Mancha.

Visitar Bodegas en Tomelloso

La zona de La Mancha zona de producción más grande de españa y del mundo. Tanto es así que el 50% de producción de España se realiza en esta comarca. Una vez recogida la uva, sea cual sea el tamaño del viñedo, es llevada a una bodega familiar o cooperativa, para comenzar el proceso de elaboración del vino, la producción de mostos, alcoholes y rectificados. De esta forma, en el tour de la vendimia no podíamos dejar de visitar algunas bodegas: enormes, familiares, tradicionales, etc…

Vinícola de Tomelloso

Vinícola de Tomelloso es una bodega de pequeñas dimensiones para lo que acostumbra la Mancha. En ella se procesan entre 14-16 millones de kilos de uva. No parece poco si la comparamos con muchas otras en varias denominaciones de origen, sin embargo, comparada con la inmensa bodega Vigen de las Viñas, que elabora hasta 300 millones de kilos algunos años, parece pequeña.

El origen de esta empresa se sitúa en los años 80 del siglo XX. Se fundó en 1986, gracias a la fusión de otras bodegas que salieron fuera de la ciudad por la necesidad de ampliar y mejorar la producción que realizaban. Así, junto con su nacimiento, Vinícola de Tomelloso creó una empresa con tecnología de la época y vinos embotellados. Fue una bodega pionera y popular, que promocionó dos buenos vinos que en la actualidad tienen más de 25 años: Añil y Torre de Gazate.

Salas de la bodega Vinícola de Tomelloso
Salas de la bodega Vinícola de Tomelloso

Es curioso esto del vino, los viñedos de Vinícola de Tomelloso cuentan con una forma original de prevenir enfermedades. Delante de ellos se plantan rosales, con la intención de que cualquier tipo de amenza ataque antes a estas otras plantas y a los agricultores les de tiempo a intervenir y a evitar plagas. La Mancha, no ha tenido grandes problemas de este tipo, su clima seco previene este tipo de afecciones, tanto es así, que durante las grandes épocas de crisis en los viñedos europeos fue la única zona que se salvó de la quiebra

Recorremos las salas de prensas neumáticas, la sala de vinificación, donde se fermentan los vinos de forma totalmente natural. Qué interesante nos parece este proceso en el que el azúcar se convierte en alcohol, para posteriormente ser clarificado y filtrado. Salas, máquinas, procesos y, finalmente, el reposo en barrica, ¡qué fascinante es el proceso de producción del vino!

Antigua Bodega Cueva familia Perales

Tras la comida y un merecido descanso en nuestro tour de la vendimia, Chicho y sus compañeros nos acompañan para vivir una auténtica experiencia vinícola. Visitamos la Antigua Bodega de la familia Perales. Una de las bodegas tradicionales de Tomelloso que conserva una gran cueva donde se realizaba el reposo del vino en enormes tinajas.

Acceso a la cueva de la antiguo bodega familia Perales
Acceso a la cueva de la antiguo bodega familia Perales

La bodega de la Familia Perales no está en uso pero se puede visitar y es un documento único de cómo años atras se realizaba una producción tradicional y manual del vino en La Mancha. Maquinaria rudimentaria hoy pero moderna en la época, técnicas inteligentes y mucho cariño, dieron a esta bodega un nombre importante en la ciudad. Lo más impresionante es la parte subterránea de la bodega, situada unos tres o cuatro metros bajo tierra, donde el material sedimentario se vuelve más maleable y permite horadar el terreno.

La cueva de esta bodega tiene entre seis o siete metros de ancho, espacio máximo para que aguante la bóveda natural de tierra. Es una de las más grandes que se conserva en Tomelloso, aunque debajo de la localidad se sitúan más de dos mil cuevas en diferentes estados de conservación. Las cuevas proporcionaban algunas ventajas para el proceso de producción, entre ellos la temperatura constante todo el año 12-15 grados y la humedad siempre en torno a un 85%. Allí, la familia Perales fermentaba toda su producción, en 48 tinajas de barro, para posteriormente trasladar los caldos a la parte superior de la bodega.

Con Cristina pisando uva
Con Cristina pisando uva, la foto es de mi amigo Abilio @elliodeabi

La sorpresa en este tour de la vendimia fue la actividad que nos tenían preparada: pisar la uva que habíamos recogido por la mañana para probar el primer mosto. Así nos dispusimos, con mucha jarana y algarabía a disfrutar de una experiencia única y muy divertida. Pisamos, seguramente con muy malas mañas, nos divertimos y reímos, hasta probar el primer mosto de la temporada.

Bodega Casa Quemada

La bodega Casa Quemada es una de esas entrañables bodegas familiares con una pequeña producción alejada de los millones de kilos de uvas que manejan las bodegas manchegas. En su producción, en la que la máxima es “calidad sobre cantidad” solo se utilizan productos naturales, excluyendo todo tipo de herbicidas y sustancias artificiales.

“Recoger la esencia de la viña” es otro de los lemas de esta bodega gestionada por dos hermanos que dedican todo su esfuerzo a conseguir una alta calidad en sus vinos con una serie de condiciones: recoger la uva de noche para proporcionar la máxima frescura aunque sea ayudados por máquinas.

La elaboración de los vinos de Casa Quemada es muy sencilla, una vez vendimiada la uva, comienza la vinificación en cubas de unos 15.000 litros que no se llenan para que no se desborde a la hora de la fermentación. La fermentación, como todo en esta bodega es tranquila, se realizan fermentaciones de más de 20 días, las grandes productoras no lo pueden hacer por falta de espacio y por las necesidades del mercado.

Vinos de la bodega Casa Quemada
Vinos de la bodega Casa Quemada

Pero en La Mancha no se tira nada, el hollejo, una vez separado del vino, se lleva a las alcoholeras para prensar y extraer el orujo. Porque no todo es vino en Tomelloso y como veréis más adelante las alcoholeras tuvieron una importancia decisiva no sólo en la economía de la ciudad sino también en el urbanismo y arquitectura.

Bodega Virgen de las Viñas

Al caer el sol no para el trabajo en Tomelloso, un ir y venir de tractores y remolques impregna de olor las calles del pueblo. Muchos de estos vehículos se dirigen a la bodega Virgen de las Viñas, una auténtico monstruo de producción vinícola en esta región. Esta impresionante bodega, es, en realidad, la mayor de la zona y la que más número de cooperativistas tiene.

No os podéis imaginar el trasiego de remolques dejando su carga en la bodega y lo hipnótico de la descarga. Cualquiera hubiera dicho que este proceso tenía tanto de visual y curioso, porque los sonidos, los olores y la imagen de estas descargas se han quedado en nuestras cámaras y nuestras retinas como uno de los momentos más peculiares del tour de la vendimia.

Ajetreo en la bodega Virgen de las Viñas tour de la vendimia
Ajetreo en la bodega Virgen de las Viñas

La mayoría de los viñedos en la Mancha son ecológicos, la producción ecológica está ganando terreno por las necesidades del mercado. La uva airen, tradicionalmente la más extendida en la zona, se combina con otras producciones como la macabeo, tempranillo, cabernet souvignon…  Consiguiendo que el típico vino de mesa de La Mancha esté dando paso a grandes vinos de calidad.

Qué ver en La Mancha

Aunque la cultura del vino y la Ruta del vino de la Mancha es uno de los principales atractivos de esta zona, la comarca no está exenta de patrimonio, arte y literatura. Recorrer la Mancha es acercarse a la Ruta del Quijote, conocer los lugares que Cervantes describe en la que es probablemente la obra más famosa de la historia de la literatura universal. Paisajes, patrimonio y literatura se funden en una región rica de historia, regada de caldos cotidianos y excelentes y salpicada de sabores intensos de huerta y campo. Descubrimos qué ver en la Mancha en torno a algunas de sus localidades más célebres: El Toboso, Campo de Criptana y Tomelloso.

Que ver en El Toboso

Recorremos en este tour de la vendimia la localidad de El Toboso gracias al equipo de Cultura Itinere, una empresa especializada en rutas culturales y naturales en toda la comarca. Nuestra ruta en El Toboso sigue los pasos de Don Quijote y Sancho Panza a su llegada a la localidad, descripciones basadas en el capítulo IX de la segunda parte de El Quijote.

Nuestro objetivo: encontrar el palacio de Dulcinea, amada señora de Don Quijote, que ni era tal ni era tanto. Entre los diálogos de los personajes hay pistas que vosotros mismos podéis descubrir para encontrar el camino correcto hacia la casa de Dulcinea.

En nuestro recorrido descubrimos algunos de los principales monumentos de El Toboso:

  • Convento de las Trinitarias, este gran edificio, el mayor de la población, se construyó con aire escorialesco algunos años después. Desde su fundación en 1.680 ha estado ocupado por la congregación y en la actualidad tiene un museo y una hospedería.
  • Casa de Diego Morales, uno de los personajes más prósperos de la ciuda. En la facha de este palacio destaca el escudo de la familia con el símbolo del moral, que significaba sabiduría.
  • La Plaza Mayor de El Toboso alberga otro de sus más insignes monumentos, la iglesia parroquial dedicada a San Antonio Abad y una de las más importantes de la comarca. Alrededor de ella encontrarás algunas casonas solariegas con diferentes elementos decorativos en honor a las familias que las poseyeron. También en la plaza hay una bonita escultura de Don Quijote y su bella Dulcinea.
Tour de la vendimia escultura en el Toboso
Dulcinea y el Quijote en El Toboso
  • Palacio de Dulcinea, en la actualidad se trata de un interesante Museo que recrea las condiciones de vida en la época de la familia de Ana Zarco Morales, una joven que según las investigaciones podría ser la inspiración de la bella señora Dulcinea. En el museo, encontrarás una interesante colección de tinajas típicas de El Toboso, que fue en la époco, un importante centro de construcción de tinajas. El barro para los alfareros tenía buenas características, su característica principal es la forma regordeta, todas las que se exponen en el museo tiene  la matrícula del El toboso y el nombre del alfarero. En el interior se exhibe un antiguo palomar y una serie de útiles para la elaboración de aceite.
  • Museo Cervantino, en el que se expone una colección relacionada con la obra del autor y que además es la oficina de turismo.
Museo en la Casa de Dulcinea
Museo en la Casa de Dulcinea

Visitar los molinos Campo de Criptana

Sin lugar a dudas, una de las principales atracciones culturales y tradicionales de La Mancha son los molinos. Los molinos de viento, típicos de la comarca, tenían como misión sustituir a los de agua por la falta de esta en la zona. En la actualidad encontramos varios conjuntos de molinos en las localidades de Consuegra, Alcázar de San Juan, Herencia, etc..

Uno de los mejores conjuntos entre estos molinos de viento es el de Campo de Criptana. En la localidad se sitúan 10 bellos molinos de los cuales 3 son originales del siglo XVI y por ello han sido declarados BIC (Bien de Interés Cultural). El resto de ellos fueron construidos ya en el siglo XX y tienen difernetes funciones, entre las cuales la museística. Uno de estos molinos alberga el museo de Sara Montiel, una de las más insignes hijas de Campo de Criptana.

Campo de Criptana tiene algunas otras interesantes propuestas para visitar en su centro histórico. En esta última ocasión no hubo tiempo, sin embargo, ya hemos estado varias veces en la localidad y hemos visitado su centro urbano con el interesante Pósito del siglo XVI. Este edificio servía para el almacenamiento de diferentes productos de la agricultura con el fin de paliar las épocas de mayor carestía.

Molinos de Campo de Criptana
Molinos de Campo de Criptana

No te pierdas el barrio más cercano a los molinos. Un precioso conjunto de casas encaladas y con la parte inferior pintada de un intenso azul añil. Desde este Barrio del Albaicín se ven unas hermosísimas puestas de sol.

Qué ver en Tomelloso

Tomelloso es una de las localidades más grandes de La Mancha. En Tomelloso la vendimia tiene un papel fundamental en el calendario de labores y es en estos días cuando se convierte en una ajetreado ir y venir de trabajadores.

Además de las bodegas que ya os hemos contado y de la arquitectura tradicional de los bombos, visitables en varias rutas, Tomelloso posee algunos lugares interesantes para el visitante como el Museo del Carro y las labores de labranza o la Posada de los Portales.

Durante nuestro tour de la vendimia visitamos el Museo del Carro y las Labores de Labranza. En él se conserva una interesante colección que recuerda el trabajo en el campo y la vida cotidiana de Tomelloso años atrás. Junto a todo tipo de enseres como arados, carros, vasijas, etc. convive un gran bombo de los años 60, erigido como recuerdo de la arquitectura típica tradicional del pueblo.

Tour de la Vendimia
Bombo del Museo de labranza en Tomelloso

La Posada de los Portales es el edificio más insigne de Tomelloso. Se trata de un precioso ejemplo de arquitectura manchega del siglo XVIII y uno de los primeros que se realizó en el pueblo, nacido de un cruce de caminos y del asentamiento de algunas ventas en él. La Posada, en la actualidad, forma parte del patrimonio del Ayuntamiento y es Bien de interés Artístico, por lo que tiene un excelente estado de conservación y se puede visitar.

Una de las curiosidades y paseos más interesantes que se puede hacer en Tomelloso es la ruta por las chimeneas. La importante actividad vinícola y la producción de alcohol dio lugar a la creación de numerosas alcoholeras en la ciudad, asentándose en diferentes lugares de la misma. De aquellas alcoleheras restan hoy varias chimeneas, elemento imprescindible en la producción de alcoholes. La Ruta de las Chimeneas comprende doce ejemplos entre los que se encuentran las de las familias Domecq, Casajuana, Fábregas, etc. Esta última, que visitamos exteriormente, llama su atención por la arquitectura retorcida con la que se eleva por encima de los 20 metros de altura.

Una de las chimeneas de Tomelloso
Una de las chimeneas de Tomelloso

Dónde comer en La Mancha

Si de algo tuvimos tiempo en nuestro tour de la vendima fue de degustar productos y platos típicos de La Mancha. La cocina manchega, con un fuerte caracter y sabor a huerta y campo, es una cocina recia de sabores intensos y productos de proximidad con una gran calidad y fuerza. Junto a sus vinos y sus quesos, la gastronomía en La Mancha se llena de platos de caza y carnes varias, y se acompaña de verduras cocinadas con especies y diversas texturas.

Restaurantes en Tomelloso

Si lo que quieres es probar algunos de los platos más tradicionales de la comida manchega: gachas, asadillo, pisto manchego o diversas carnes asadas, te propongo que eches un vistazo al restaurante donde nosotros comimos en Tomelloso. Se trata del Restaurante Plinio (Avenida Don Antonio Huertas), un lugar ambientado y decorado con un toque muy manchego. La comida, con platos típicos, y regada por vinos de mesa manchegos nos supo a gloria tras una mañana de ruta. Por supuesto, no podía faltar el postre, membrillo y queso manchego, junto con un curioso dulce elaborado con uva: el mostillo.

Gachas en el restaurante Plinio en Tomelloso
Gachas en el restaurante Plinio en Tomelloso

No te pierdas tampoco La Casita del Jamón, desayunamos allí y tengo que decir que sus tostas con tomate y el plato de jamón que nos pusieron nos dejó con la boca abierta. Un desayuno de diez. Tomelloso goza de una amplia y variada carga de servicios de restauración, son numerosos los restaurantes en los que podrás degustar las variedades de la comida manchega.

Comer en Campo de Criptana

Campo de Criptana tiene también un buen número de restaurantes tradicionales. Entre ellos destacan los restaurantes cueva como el Restaurante Cueva de la Martina. Situado justo frente al conjunto de los molinos de viento, se trata de un restaurante situado en unas antiguas cuevas que han creado un precioso conjunto de salas en las antiguas estancias de la casa cueva. El encalado de las paredes, la temperatura perfecta durante todo el año y el ambiente han creado una atmósfera perfecta para una comida con amigos, porque además, no hay cobertura, cosa que de vez en cuando de agradece mucho.

Restaurante Cueva de la Martina
Restaurante Cueva de la Martina

En la Cueva de la Martina pudimos probar algunos platos manchegos como los duelos y quebrantos, una especie de revuelto de huevo y carne muy sabroso. No podía faltar en la mesa el gazpacho manchego, un plato que nada tiene que ver con el acostumbrado gazpacho y que te sorprendera, el morteruelo y otros diversos platos basados en la carne como la ensalada de perdiz y la caldereta. Y si es temporada de vendimia, no te pierdas el arrope, una especie de edulcorante hecho a base de estractos de la uva, un dulce totalmente natural.

Gazpacho manchego
Gazpacho manchego

Comer en El Toboso

Si estás de ruta por El Toboso también es fácil encontrar algunos interesantes restaurantes tradicionales como La Noria de Dulcinea. Estuvimos hace algunos años y, por supuesto, degustamos platos tan típicos como el morteruelo y las migas. Calidad y buen precio en La Mancha.

Dónde dormir en Tomelloso

La Mancha tiene un buen número de servicios hoteleros para dar cabida a los viajeros que prentenden seguir los pasos de Don Quijote o del Vino. Nosotros nos alojamos en un hotel del centro de Tomelloso bastante cómodo y con buena ocupación. Si estás buscando alojamiento en Tomelloso el Hotel Ramomar es una opción económica, con los servicios necesarios para una escapada rural en La Mancha.

Hotel Ramomar en Tomelloso
Hotel Ramomar en Tomelloso

Este no es un post patrocinado. Es fruto de la experiencia de un fin de semana en La Mancha acompañados de la empresa SelfieTour, dedicada al enoturismo. Agradezco a todo el equpo de SelfieTour la ruta que nos tenían preparada a través de bodegas, viñedos y cultura.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *