Vigevano qué ver

Vigevano qué ver, alrededores y cercanías

Vigevano es un pueblo situado muy cerquita de Milán en la provincia de Pavía. Famoso por su impresionante Plaza Ducal, considerada una de las más bellas de Italia, es una excursión perfecta si estás en la capital del norte de Italia. Te cuento qué ver en Vigevano y en sus alrededores, ya que cuenta con un precioso casco histórico y algunos pueblos imprescindibles a su alrededor como Sforzesca. ¿Te vienes?

Vigevano qué ver en su centro histórico

La plaza Ducal, el “salón de Italia”

Si hay algo que distingue a Vigevano y que atrae a los visitantes hasta él, es la Plaza Ducal. Esta Piazza Ducale, “il salotto d’Italia”, es realmente una de las más bonitas que visitarás en toda Europa. Su origen se remonta al siglo XV cuando Ludovico il Moro la encargó como parte del conjunto del Castillo Sforzesco que se sitúa muy cerca de ella. Su estructura es muy sencilla, un gran rectángulo circundado por arcadas y galerías y en uno de los lados menores la fachada de la Catedral de Santo Ambrogio. Una de las cuestiones más significativas de esta plaza es quiénes fueron sus arquitectos: Bramante, Leonardo Da Vinci… Sin duda los más importantes de la época y uno de los alicientes en Vigevano.

Lo más interesante a nivel artístico de la plaza son sus pórticos con arcos y sus fachadas. Los arcos sustentados por más de 80 columnas están dedicados con medallones renacentistas en los que se reprentan, una vez más, los personajes de la época junto a otros romanos. ¡Cómo me gustan las medallas renacentistas! Bajo aquellas arcadas renacentistas se colocaban negocios artesanales y, hoy, todo tipo de tiendas, bares y restaurantes donde por cierto se come muy bien.

La catedral de Santo Ambrogio (San Ambrosio, el mismo patrón que en Milán), tiene una espectacular fachadad cóncava que sin duda llama la atención. Su mecenas fue el español Juan Caramuel Lobkowitz, que en el siglo XVII vivió y falleció en Vigevano siendo obispo de la ciudad y diseñador de la fachada de la catedral. También el interior del templo es impresionante y con grandes dimensiones, es muy significativo el órgano. Por supuesto, además de visitar la catedral se puede hacer una visita al Museo del Tesoro del Duomo, con una gran colección de tapices y otros elementos textiles.

La Catedral de Vigevano al caer el sol
La Catedral de Vigevano al caer el sol

En uno de los laterales de la Plaza Ducal encontrarás la maravillosa Torre del Bramante, una estructura impresionante que se alza sobre los tejados y, también, una pequeña escalera que da acceso directo al Castillo Visconteo Sforzesco, la segunda meta de este gran viaje. Pero no te vayas de la Plaza sin visitar el emblema de Vigevano, la gran torre de origen medieval, fue uno de los símbolos de Ludovico Il Moro y Beatriz d’Este gracias a la intevención renacentista de Bramante.

El Castillo Visconteo Sforzesco

La historia de Vigevano está unida a la de dos familias fundamentales en el norte de Italia, los Visconti y los Sforza. El origen del castillo que aúna a estas dos familias está en el siglo XIV, cuando los Visconti gobernaban la ciudad. En esa época, en torno a 1350 se inicia su construcción, tal como lo conocemos, y también se crea también la Strada Coperta, de la que hablaremos más adelante. Todavía existe algún resto de un castillo inicial medieval, del siglo X, llamado “Rocca Vecchia” desde donde se inicia esa famosa calle. En el siglo XV el castillo paso a manos de los duques  Sforza que continuarían siendo sus dueños hasta el siglo XIX. Tras años como edificio militar y algunos otros de abandono, se comenzaron las obras de restauración y hoy se puede visitar.

Castillo Visconteo Sforza en Vigevano
Castillo Visconteo Sforza en Vigevano

Además de poder visitar los patios y algunas salas del castillo, que es inmenso y cuenta con cinco plantas, lo más llamativo de Vigevano son las fiestas medievales y espectáculos que se realizan en toda la ciudad. Todo el pueblo se transforma ante las batallas medievales, los juegos tradicionales y los mercados con caracterizaciones. ¡Es muy divertido!

La mismísima época medieval en Vigevano
La mismísima época medieval en Vigevano

Todavía hay algunas zonas del Castillo que no he visitado, hace varios años que no visito Vigevano y por ejemplo, la preciosa galería dedicada a la preparación de halcones (siglo XV) no estaba todavía abierta (ahora ya se puede visitar).

La calle “Cubierta” o Strada Coperta

En mi opinión es una de las cosas más bellas y sorprendentes de Vigevano. La calle cubierta, un magnífico edificio del siglo XIV obra de Luchino Visconti, tenía la función de unir la Rocca Vecchia con el nuevo castillo. Una función de salvaguarda y huída ante ataques o situaciones complicadas. Es una calle de 165 metros de largo y además de estar cubierta cuenta con un segundo nivel abovedado. Las vistas desde la Calle Cubierta hacia la Plaza ducal (no directa), son una de las panorámicas más bonitas de Vigevano.

Vistas de Vigevano desde la Strada Coperta

En la actualidad, la gran Strada Coperta, comienza en el atrio de ingreso del Casatillo y termina en una especie de pequeño parque donde estaban los restos más antiguos de la Rocca Vecchia y las caballerizas. Junto con esta calle cubierta no te olvides de visitar la “planta baja”, la calle subterránea que prácticamente hace el mismo recorrido.

Calle Cubierta en Vigevano
Calle Cubierta en Vigevano

Otros lugares para visitar en Vigevano

La iglesia de San Francisco

Es un ejemplo muy similar a otras muchas iglesias lombardas de la época, entre el siglo XV y XVI con su fachada gótica “franciscana”. No es raro encontrar este tipo de iglesia en Milán, Novara o Pavía.  Lo más significativo de la fachada es el rosetón superior en barro cocido y la portada con un arco apuntado enmarcado por un alfiz con medallones en las enjutas, todo en barro cocido. Es una de las iglesias más bonitas que ver en Vigevano.

Frente a la iglesia hay una preciosa escultura del santo patrón, san Francisco de Asís, acompañado de algunos animales con los que entabla conversación.

Museo del Calzado

Uno de los grandes motores industriales de la zona fue el calzado. Desde el siglo XV se fabricaba en Vigevano una amplia variedad de estos y su historia continuó hasta el siglo XX. En el museo dedicado a esta industria se pueden ver diferentes modelos, diseños y patrones de las diferentes épocas. Incluso, algunos objetos que pertenecieron a importantes personajes desde la propia Beatriz de Este hasta actrices del siglo XX.

Museo de Leonardina

Además de su ligazón a importantes familias italianas, Vigevano también está unida a artistas como Leonardo Da Vinci, que como sabemos trabajó en su Plaza Ducal. Gracias a esta relación nace el Museo della Leonardina, un lugar donde ser recopilan algunas copias de modelos y diseños del gran autor italiano.  Si estáis interesados en este artista también podéis visitar el Molino di Mora Bassa, uno de los antiguos molinos de la época que ha sido transformado en museo de las obras mecánicas de Leonardo.

Cerca de Vigevano qué ver

  • Cascina Sforzesca, si pasas por la carretera que va de Vigevano hacia Pavía encontrarás este curioso lugar. Se trata de una gran villa-granja del siglo XV. Tiene grandes dimensiones y actualmente en algunas ocasiones es visitable ya que en su interior alberga unos preciosos frescos renacentistas.
  • El Oltrepò Pavese, al sur de la provincia de Pavía, más allá del río Pò, se encuentra esta maravillosa zona de colinas, agriturismo y algunos castillos. Es una de las denominaciones de origen de vino de la zona, además conducir por sus carreteras sin mucha gente es una delicia.
  • La Cartuja de Pavía, obra cumbre de la arquitectura y la escultura renacentista en Lombardía gracias al gran Giovanni Antonio Amadeo. Si estás cerca no te la pierdas.
  • Pavía, la capital de la provincia y una encantadora ciudad lombarda bañada por el río Ticino. Visita sus impresionantes iglesias románicas, son algunos de los mejores ejemplos que encontrarás en toda Italia.
  • Área natural de Parco del Ticino
Palo, jovencilla, en Vigevano
Palo, jovencilla, en Vigevano

Horarios y precios en Vigevano

Algunos horarios de los lugares que visitar en Vigevano

  • Castello Visconteo Sforza (con el interior, zona de halcones, Salón de fiestas, prisiones…) 10€ por persona visita guiada de 1 hora y media.
  • Museo Arqueológico Nacional de Lomellina: De martes a sábado de 8:30 a 13:30. Gratuito.
  • Pinacoteca Civica “Casimiro Ottone” in cui è raccontata la storia storia di Vigevano dal X secolo al Novecento attraverso le opere di artisti locali.
    De martes a viernes de 14:00 a 17:30, sábado, domingos y festivos de 10:00 a 18:00. Gratuito
  • Torre Bramante: depende de la estación, precio 3€.

Cómo llegar a Vigevano

Vigevano está situada a pocos kilómetros de tres ciudades muy interesantes, Pavía (37km), Novara (28Km) y Milán (35km), por lo que puede ser un lugar complementario si estás por esta zona de Lombardía.

Lo más cómodo, sin duda, es ir en coche desde Milán, por ejemplo, a través de la Tangenziale Ovest y la Strada Provinciale ex SS 494 en dirección Abbiategrasso. También existe la posibilidad de tomar la autopista Milano – Genova y salir en la Salida de Gropello Cairoli (un pueblo que no tiene nada, no os detengáis).

Desde Pavía se atraviesan varios pueblos a través de vías provinciales (SP 596), es una zona de arroz y te puedes encontrar con mares de agua que cubren los arrozales, es bonito, pero con una cantidad ingente de mosquitos.

En tren también es posible llegar desde Milán Puerta Genova (MM2) o Milano San Cristoforo con los trenes regionales que van a Alessandría vía Mortara. Desde Pavía también se puede llegar yendo hasta Mortara y cambiando de tren, pero no te lo aconsejo, se hace interminable con las paradas en cada pueblo.

Una respuesta a “Vigevano qué ver, alrededores y cercanías”

  1. Excelente! Lugares con una carga histórica, Artística y cultural increíble. Gracias por las aportaciones, acabo de hacerle un hueco en mi viaje por Italia; estaremos en Milán 21 y 22 de Septiembre. Un saludos y nuevamente felicidades por tan buen gusto de Blog.
    Saludos desde México. Hugo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *