Qué ver en Nuevo Baztan

Nuevo Baztan la historia de un gran proyecto

A 45 kilómetros de Madrid se situa Nuevo Baztan, ¿no lo conocéis todavía?. Se trata de un pequeño pueblo que fue, en el siglo XVIII, un auténtico proyecto urbanístico industrial. El primero de este tipo en nuestro país, dando lugar a las ideas y las pautas necesarias para emprender posteriores proyectos similares. La idea, del navarro Juan Goyeneche, tuvo como arquitecto a uno de los más famosos de la época, el mismísimo Churriguera trabajó en la villa durante cuatro años. Pero ¿Qué es Nuevo Baztan? ¿Qué quería ser esta pequeña ciudad construída en un páramo yermo entre los ríos Jarama, Henares y Tajuña? Hoy nos vamos de excursión a este pequeño pero monumental pueblo para conocer los entresijos de su construcción y sus bonitas estampas actuales. 

Qué ver en Nuevo Baztan

Un poco de historia de Nuevo Baztan

Pues resulta que allá por el año 1705 un emprendedor navarro, Don Juan Goyeneche, comenzó a adquirir algunos terrenos en una de las comarcas del sudeste de la actual Comunidad de Madrid. Los terrenos, aparentemente poco fértiles, estaban cercanos a las vegas de algunos ríos, pero pero parecían, sin embargo, bastante yermos. La idea de este empresario era crear una ciudad industrial, es decir, que junto con la creación de una serie de industrias se realizase un complejo residencial con plazas, edificios públicos, un palacio y casas para los operarios. Así, creó Nuevo Baztan, con el nombre del valle navarro del que procedía Goyeneche.

Calles de Nuevo Baztan
Calles de Nuevo Baztan

De esta idea surgió el trazado y diseño de José Benito de Churriguera, el gran escultor que realizó en 1692 el diseño del retablo del convento de San Esteban en Salamanca. Así, en 1709 comenzaron las obras de este conjunto en el que destacarían los edificios del Palacio y la iglesia. Fueron numerosas las industrias que comenzaron su función en Nuevo Baztan.  La primera de ellas fue una industria textil, la fábrica de paño de La Olmeda. Después se creó una alcoholera junto con una imponente bodega en uno de los laterales del palacio. A esta la siguió una fábrica de de aguardiente y posteriormente un derivado del alcohol que se conviertió en un producto de lujo: una industria de colonia de lavanda.

Antigua Bodega en uno de los laterales del palacio
Antigua Bodega en uno de los laterales del palacio

Otro de los principales proyectos en la nueva ciudad fue la fábrica de vidrios finos. Algo novedoso en Castilla que hasta entoces importaba tal producto de Venecia. Goyeneche pensó que podría ser ventajoso producirla aquí y para ello llamó a importantes maestros y siguió modelos de fábricas francesas. La producción de vídrio no fue todo lo bien que el navarro esperaba, como la mayoría de las industrias de Nuevo Baztan.

Organizar la visita a Nuevo Baztan

El pequeño pueblo de Nuevo Baztan tiene organizado una serie de visitas y un recorrido muy interesante. Pasear por este municipio es una agradable vuelta atrás en el tiempo, sus calles, por suerte no llenas de turistas, son un encantador lugar donde el tiempo se ha parado entre las piedras de sus casas. Pero si además de pasear por Nuevo Baztan quieres aprovechar y ver sus monumentos lo mejor es que organices la visita empezando por el Centro de Interpretación.

Centro de Interpretación de Nuevo Baztán

El Centro de Interpretación de Nuevo Baztán se inauguró en el año 2003. El centro ocupa las dependencias de lo que fue la botdega de vinos, aguardientes y colonias, justo en uno de los laaterales del palacio. He de decir que las señoras de información son realmente agradables, así da gusto. En el centro podrás ver un audiovisual muy interesante en el que a través de la conversación entre Juan Goyeneche y Benito de Churriguera te contarán como se pergeñó el proyecto de la ciudad industrial y cómo se fueron realizando las diferentes fábricas e industrias.

Palacio de Juan Goyeneche en Nuevo Baztan
Palacio de Juan Goyeneche en Nuevo Baztan

Además en este centro hay una pequeña exposición de que cuenta la historia de la bodega y la fabricación de tinajas de almacenamiento. En las varias vitrinas se pueden ver algunos de los productos fabricados en las industrias de Nuevo Baztan: vidrios de la fábrica cristalera, algunos paños de la fábrica textil, etc.

El centro de Interpretación ofrece visitas guiadas, por ejemplo los domingos a las 11.30 de la mañana. En las visitas se recorre el Palacio y la Iglesia, ya que de otra forma no se pueden visitar. Muchos de los edificios de este complejo todavía hoy están en fase de restauración.

El Palacio de Juan de Goyeneche

El navarro nunca llegó a vivir en este bello palacio barroco. El Palacio de Goyeneche es en realidad un conjunto formado tanto por la residencia en sí como por la Iglesia de San Francisco Javier. Es uno de los ejemplos cumbres de la arquitectura barroca obra, como decíamos antes, de José Benito de Churriguera. La planta del palacio es rectangular con un patio principal y dos plantas, en el lateral está la iglesia con un patio posterios. A todo el conjunto se adosa una gran plaza dispuesta por Goyeneche para ser lugar de festejos y celebraciones. En la parte delantera otra plaza de grandes dimensiones abierta por uno de los lados y que tendría que servir de plaza del mercado.

Interior del Palacio de Goyeneche, Nuevo Baztan
Interior del Palacio de Goyeneche, Nuevo Baztan

La decoración del Palacio se situa principalmente en la torre y en la portada, en ella se representa el escudo heráldico de la familia en alusión directa al origen de Goyeneche. El palacio es visitable con la visita guiada, pero también se puede acceder a un par de salas restauradas donde actualmente se encuentra una exposición de estampas de la Illustración española.

La Iglesia tiene una portada bellísima con una gran imagen del patrón de la misma: San Francisco Javier. La advocación al santo tiene mucho que ver con el origen de Goyeneche, ya que es el patrón de Navarra. En el interior destaca el retablo mayor, realizado en marmol, con, de nuevo, una imagen del Santo navarro, obra, por supuesto, de Churriguera.

Iglesia de San Francisco Javier en Nuevo Baztan
Iglesia de San Francisco Javier en Nuevo Baztan

Las calles y plazas de Nuevo Baztan

Quizá tuve suerte, quizá es la normalidad de este pequeño pueblo, pero visité Nuevo Baztan sin que apenas hubiera nadie. Esto me permitió disfrutar de sus calles prácticamente vacías, de los pájaros cantando y de las campanas dando esa sonoridad especial de pueblo mesetario. Me encantó pasear entre las calles destinadas a zona residencial, para que fueran ocupadas por los operarios de las fábricas. Algunas de las casas están siendo restauradas, otras están habitadas o son parte de los establecimientos del pueblo.

Plaza de Fiestas, la plaza para las gentes del pueblo
Plaza de Fiestas, la plaza para las gentes del pueblo

Acércate a visitar las diferentes plazas, al menos las cuatro principales. En la parte posterios del palacio, aunque solo se ve desde una de las entradas está la Plaza de Fiestas, un magnífico cuadrado con una galería principal desde la que se podían ver los festejos y espectáculos. Junto a ella la Plaza del Secreto, en la trasera de la Iglesia y delante de ella la del Mercado, con salida directa hacia los caminos de comercio y a solo media jornada del Madrid de la época. Por último, la Plaza de la Cebada, en uno de los extremos del pueblo, la zona colindante con campos y establos donde residían agricultores y campesinos.

Horarios para visitar Nuevo Baztán

La oficina de turismo y el Centro de Interpretación para la visita están abiertos en este horario:

  • Martes a sábado: de 11 a 14h y de 16 a 18h
  •  Domingos y festivos: de 11 a 15h
  •  Cerrado: lunes, 24, 25 y 31 de diciembre; 1 y 6 de enero; y 1 de mayo.

Hay visitas guiadas con una duración en torno a dos horas y también se pueden concertar visitas para grupos. Si quieres más información sobre los horarios y todas las posibilidades para los visitantes puedes echar un vistazo a la página de información turística del Ayuntamiento de Nuevo Baztán.

2 Respuestas a “Nuevo Baztan la historia de un gran proyecto”

  1. Hola,

    Me encanta este tipo de artículos sobre localidades de Madrid menos conocidas.

    Me lo apunto para une próxima excursionismo.

    Un abrazo,

    1. Gracias por tu comentario! Estamos intentando hacer excursiones cerca de Madrid como esta o la de Lozoya… Tenemos dentro de poco otros dos lugares que hemos visitado.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *