Dormir en Viena: Hotel ibis Wien Mariahilf

Cuando planeas un viaje no hay nada más importante que los transportes y el alojamiento. Es el elemento estrella de cualquier escapada de más o menos duración y de unas vacaciones. Cuando viajamos por Europa, en escapadas de fin de semana, siempre optamos por hoteles parecidos: buena calidad, desayuno incluido, ubicaciones céntricas y con buenas comunicaciones. Esto mismo hicimos en nuestra última escapada a Bratislava y Viena. Hoy te contamos nuestra experiencia en el Hotel Ibis Wien Mariahilf o lo que es lo mismo: dónde dormir en Viena.

Dormir en Viena en el hotel Ibis Wien Mariahilf

El hotel: ubicación y datos

El hotel Ibis Wien Mariahilf se encuentra situado en un barrio muy céntrico de Viena aunque no está en el corazón mismo de la ciudad. Se sitúa además en una calle principal en la que vas a encontrar una parada de metro con dos líneas y, justo frente al hotel, una parada de tranvía. Las comunicaciones son una de las ventajas fundamentales de este hotel ya que en pocos minutos te permitirá llegar al centro de la ciudad, con la línea directa U3 que va hasta Stephasnplatz. La parada Westbahnhof está a menos de 500 metros y no solo dispone de metro sino que también salen autobuses express al aeropuerto.

Otra de las formas de llegar al aeropuerto es tomando el tranvía directamente en la puerta del hotel y llegando hasta la estación Central, esta es la solución más económica ya que el autobús exprés es un poco más caro.

Hotel Ibis Wien Mariahilf ubicación
Capilla de María Inmaculada y parada del tranvía frente al hotel

Cerca del hotel vas a encontrar fácilmente varios restaurantes y hamburgueserías, incluso supermercados tan conocidos como Lidl. También, hablando de ocio y servicios puedes visitar algunos de los teatros que se encuentran justo en la parte posterior del edificio.

El edificio del hotel destaca a simple vista, se trata de una gran estructura con unos 15 pisos de altura y más de 300 habitaciones. Las vistas desde las habitaciones, sobre todo a partir del quinto o sexto piso son espectaculares. Aun siendo un edificio grande con un montón de habitaciones en ningún momento te sentirás agobiado por la gente, es un edificio amplio con una gran recepción, bar y zona de desayunos.

Habitación en el centro de Viena por 75€ la doble y con vistas ¿no te parece ideal?


La habitación con vistas

La mayoría de las más de 300 habitaciones del hotel Ibis Wien Mariahilf son habitaciones estándar, dobles y con magníficas vistas. Así era la nuestra, que aunque daba hacia el lado posterior del edificio tenía unas impresionantes vistas panorámicas de la ciudad y del centro de la misma. La habitación estándar es realmente muy cómoda, tiene un buen tamaño y una cama doble bastante grande. Pero además cuenta con un escritorio que recorre uno de los laterales, el de la ventana y un pequeño sofá en el que descansar sin tener que estar tumbado en la cama.

Habitación luminosa y cómoda en el hotel Ibis Wien Mariahilf
Habitación luminosa y cómoda en el hotel Ibis Wien Mariahilf

El baño de la habitación es amplio y estaba bastante cuidado, nos gustó su amplitud y, a mí, especialmente que estaba impoluto. La ducha es cómoda y las aménities justas, también cuenta con secador, algo que es muy necesario en los países europeos en primavera. El gel y el jabón están en un dispensador, algo que me gusta mucho porque evita derroche, plásticos y envases innecesarios, utilizas lo justo y gastas lo necesario. La habitación contaba además con una pequeña nevera y televisión plana.

La iluminación y la decoración de las habitaciones es bastante agradable, sin grandes estridencias y con mucha sencillez. Además como había mucha luz y gracias a tener ese escritorio corrido, si vas a Viena por negocios, también puedes trabajar.

Ibis Wien Mariahilf zona de trabajo en la habitación
Zona de trabajo en la habitación

Servicios y desayuno

En todas las habitaciones hay wifi gratuito, al igual que en el restro de los espacios que tiene este hotel. Además el hotel dispone de un bonito bar restaurante en el que te puedes tomar una copa o, incluso, comer o cenar. El bar es también muy agradable y cómodo, no había muchísima gente. Al ser un edificio bastante grande cuenta con salas para congresos, de hecho nos encontramos con un seminario o algo similar uno de los días de nuestra estancia. El bar está abierto las 24 horas del día, nunca se sabe cuando el cliente va a necesitar algo.

En recepción se encuentran además un par de ordenadores con impresora para que puedas utilizarlos. Este es un servicio que valoramos muchísimo ya que desde hace un tiempo algunas compañías como Ryanair no permiten facturar hasta 48 horas antes del vuelo con lo cual solo llevarás la tarjeta de embarque en el móvil y si viajas solo o pierdes el móvil es un problema. Por ello, valoramos muchísimo algo tan simple como una impresora a disposición del cliente.

Desayuno en Ibis Wien Marihaif
Desayuno en Ibis Wien Marihaif

Una de las notas que más me gustó del hotel Ibis Wien Mariahilf fue, sin duda, el desayuno. Nos gusta mucho la cadena Ibis en este aspecto y, de nuevo, en esta ocasión dormir en Viena y levantarse para desayunar en un Ibis no defraudó. La sala para los desayunos es muy amplica, la verdad una de las más grandes que hemos visto en Ibis, supongo que por la gran cantidad de viajeros que pernoctan en este hotel. Es grande y cómoda, por ello no tuvimos problema para encontrar mesa ninguna de las mañanas.

El horario de desayuno va de las 07.00 a las 10.30, siendo este bastante cómodo para visitas o salidas tempranas o para los menos madrugadores como nosotras. La barra del buffet del desayuno está compuesta por tres zonas, dos laterales y una gran encimera central. En ellas se disponen varias máquinas de café y zumos, leche de varios tipos, tés, etc. El desayuno es muy variado, desde los típicos huevos, bacon, salchicas, embutidos y quesos, hasta una máquina para hacer gofres y muchisima variedad de dulces y bollería. ¡No te pierdas los gofres! Los puedes hacer tú mismo, sólo tienes que echar la masa que te dejarán y en un minuto y medio ¡voilà! tendrás un gofre casero y recién hecho listo para disfrutar de él.

Lo más dulce del hotel
Lo más dulce del hotel

La calidad de los productos, la fruta o los dulces, me pareció bastante buena, muy adecuada para el precio del hotel. Este hotel en fin de semana puede salir en torno a 75€, sobre todo si eres socio de la cadena Ibis, a través de la cual podrás acceder a numerosas ofertas. Hay fines de semana o temporadas altas que la doble puede subir hasta unos 90€, pero si buscas con un poquito de margen los precios son realmente buenos y no es un mal presupuesto para viajar a Viena.

Lo que más nos gustó del Hotel Ibis Wien Mariahilf

  • La limpieza, realmente impoluto tanto la habitación como el resto de espacios del hotel.
  • Recepción, muy agradables, rápidos y eficaces.
  • Desayuno muy en sintonía con la cadena Ibis, calidad en la restauración.
  • Vistas desde la habitación
  • Ubicación excelente
  • Buen precio en relación a la calidad
  • Detalles que mejoran la vida y el entorno: máquina para limpiar los zapatos, impresora a disposición, dispensadores en el baño…

Sin duda, el Hotel Ibis Wien Mariahilf es una gran opción para dormir en Viena por todas estas cualidades. No dejes de visitar su web, que tenéis enlazada en el post si queréis hacer una reserva a través de la página de Ibis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com