Oporto o Lisboa cuál elegir

Oporto o Lisboa ¿Elegir una? ¿Por qué?

Oporto o Lisboa, ¿te has hecho alguna vez esta pregunta? Las similitudes entre ellas, las diferencias más evidentes y algunas de sus características propias pueden ser el puerto de partida para que elijas entre ellas o no. Lo primero que deberías tener en cuenta es que una y otra son dos fantásticas ciudades y que, probablamente, tarde o temprano puedas visitar ambas. Porque las dos nos encantan y las dos merecen ser visitadas te contamos algunas de nuestas ideas y puntos de vista sobre ellas para que escojas, pero sólo si es necesario.

Oporto o Lisboa transportes desde España

Tanto Oporto como Lisboa están como diríamos a tiro de piedra. Si ponemos como punto de partida el centro de la Península y tomásemos el coche como medio de transporte Oporto estará a unos 570km y algo menos de 6 horas de viaje (google, pero hay que parar). Mientras que Lisboa serían unos 630km y el mismo tiempo.  Las dos tienen más o menos las mismas dificultades si te decantas por el transporte en tierra. Hay algunas nuevas rutas de Flixbus pero nosotros no las hemos probado y hay un tren nocturno que conecta Madrid y Lisboa.

Como recomendación, sobre todo si vais en pareja o solos, pero incluso con familia, el modo más sencillo para llegar a Oporto o Lisboa desde Madrid y, por supuesto, desde Barcelona, es sin duda el avión. Hay un montón de compañías que hacen estos trayectos, desde las compañías “nacionales” como Iberia, Iberia Express o Tap. Pero también otras muchas como EasyJet (Madrid-Lisboa), Ryanair (Madrid-Oporto), AirEuropa (Madrid-Lisboa), Vueling (Barcelona-Lisboa), Ryanair (Barcelona-Oporto), etc…

Iglesia decorada con azulejo típico portugués en Oporto
Iglesia decorada con azulejo típico portugués en Oporto

Las posibilidades de viajar por tierra mejoran en la zona del oeste de Castilla y León, Extremadura, Galicia y oeste de Extremadura. Si vives en Badajoz es mucho más rápido ir a Lisboa que a Madrid y si estás en la zona de Vigo visitar Oporto es un paseo para cualquier fin de semana. Por esto, piensa bien en que zona te encuentras si ese puede ser un factor para elegir el destino.

En nuestro caso, cuando estábamos en Salamanca nos quedaba mucho más cerca Oporto y actualmente las dos están a la misma distancia en vuelo. En unos 45 minutos de vuelo real estarás en cualquiera de ellas. ¿El precio? Similar y bastante económico, este año hemos volado a Lisboa en plena Navidad por 50€ ida y vuelta.

 

¿Cómo es Oporto? ¿Cómo es Lisboa?

Oporto es la segunda ciudad del país. Sus freguesías, así se llaman los barrios en los que se dividen, tienen unos 300.000 habitantes, aunque su área metropolitana tiene más de dos millones y medio. El centro histórico es bastante asequible a pie, aunque no es pequeñísimo, te tienes que preparar para caminar bastante. Además, su orografía con subidas y bajadas, como la de la Catedral, te dejará las piernas… Pero en esto coincide con Lisboa.

Torre de Belem en Lisboa
Torre de Belem en Lisboa

Lisboa es bastante grande, sin duda la más grande de Portugal. Su extensión hace que sea necesario tomar transportes como el metro o el famoso tranvía para llegar a algunos de sus monumentos. La ciudad tiene medio millón de habitantes y su área metropolitana casi tres millones. Sus calles y avenidas tienen subidas y bajadas importantes, algunas de sus partes están situadas en las colinas que la rodean, por ejemplo el Barrio del Castillo.

En las dos se camina muchísimo, aunque es más fácil encontrar alojamiento en pleno centro, o muy cerca en Oporto, por el tamaño. Cuando estés en Lisboa es imprescindible que vivas la experiencia de subir, por ejemplo a la Catedral, en uno de sus centenarios tranvías o con los funiculares como el de Gloria. En Oporto, sin embargo, una de las actividades top es tomar una barca por el Río Duero.

Vistas desde el río Duero en Oporto
Vistas desde el río Duero en Oporto

He leído artículos en los que se considera que Lisboa es más moderna, ciertamente al ser la capital lo es un poquito más que Oporto en temas como el transporte. Tiene metro. Pero realmente, en lo que a cultura y tradiciones se refiere no encontrarás grandes diferencias entre una y otra. Algunos de los barrios lisboetas como Alfama o el Bairro Alto guardan todavía la misma esencia que el centro histórico de Oporto o la Ribera del río. En este sentido me gustaron muchísimo las dos. Estas zonas están llenas de bares y restaurantes con cocina tradicional, también lugares para turistas, cierto, pero hay mucha gente de la ciudad y se puede comer y beber bien y de forma económica.

Monumentalidad, qué ver en Oporto y en Lisboa

El tema cultural es uno de los atractivos de ambas ciudades. Lisboa está llena de iglesias y lugares de culto, pero Oporto le va a la zaga. De Lisboa te maravillarán sus plazas como la de Rossio, la subida al Castillo de San Jorge y su encantador barrio y, por supuesto, la zona de Belem. Aunque a cierta distancia del centro lisboeta esta zona tiene un montón de cosas que ver: la Torre de Belem, que es simplemente maravillosa y es uno de los imprescindibles, el Monumento de los Descubridores, el Monasterio de los Jerónimos y el Museo de arqueología. Para ellos prácticamente hay que dedicar un día completo.

En el centro de Lisboa tendras que visitar la Plaza del Comercio y sus alrededores que son fruto de la reconstrucción de la ciudad tras el gran terremoto. No te pierdas el Barrio del Chiado, la Baixa y el Elevador de Santa Justa donde tendrás preciosas panorámicas de la ciudad.  La subida al Castillo y a la Catedral es otro de los imprescindibles en la visita, pero, sobre todo, párate a disfrutarla desde alguno de los miradores de la zona, por ejemplo el de Santa Lucía.

Interior del Monasterio de los Jerónimos en Lisboa
Interior del Monasterio de los Jerónimos en Lisboa

Oporto no se queda atrás en monumenos y lugares que visitar. Para mí los imprescindibles son la Torre de los Clérigos, que es la más alta de todo Portugal con 76 metros y a la que se puede subir para tener una perspectiva muy diferente de la ciudad. La librería Lello & Irmao que en la actualidad ha empezado a cobrar por su visita y el Palacio de la Bolsa. Un paseo por la Ribeira y sentarse en alguna de las terrazas a probar un vino o unos petiscos (tapas portuguesas) es una auténtica delicia.

En algo coinciden las zonas de la Catedral de Oporto y Lisboa, calles estrechas y empinadas que le dan un bonito y viejo aspecto tradicional. No te la puedes perder, al igual que la Estación de Sao Bento, la más famosa y decoradaa de la ciudad. Imprescindibles también algunas iglesias decoradas con magníficos azulejos típicos como la de los Carmelitas, San Ildefonso o la Trinidad.

Muy bien pero ¿Oporto o Lisboa?

Elige Oporto sí…

Si eres amante del vino: frente al centro de Oporto, pasando por el gran Puente de Luis I y llegando a la parte de la Ribera en Villanova de Gaia encontrarás numerosas bodegas. La mayoría de ellas ofrencen visitas guiadas y degustaciones, nosotros estuvimos en la de Ramos Pinto, pero también puedes visitar la famosísima Sandeman.

Si solo tienes un fin de semana. Es una escapada perfecta para ver cosas, comer bien y salir por la noche. Es una ciudad muy animada, en el buen tiempo, a partir de la primavera hay numerosos bares con terrazas en la calle y buen ambiente para tomar una copa.

¿Te gusta la arquitectura? Creo que Oporto posee en menos espacio mayor cantidad de estilos arquitectónicos diferentes. La Avenida de los Aliados es una auténtica maravilla para aquellos que amamos la edilicia con sus ejemplos de arquitectura modernistas. Por supuesto, las iglesias barrocas también son otro de los grandes alicientes de la ciudad.

Arquitectura en Oporto
Arquitectura en Oporto

Elige Lisboa si…

Si te encantan los atardeceres. Confieso que uno de de los más bonitos que he visto en mi vida ha sido desde los miradores de Lisboa y desde la torre del campanario de la Iglesia de Santa Cruz del Castello. Es impresionante. Hay muchísimos miradores y lugares donde disfrutar de una maravillosa puesta de sol hacia el estuario del Río Tajo.

Si tienes más de un fin de semana. Decántate por Lisboa, es más grande y tiene más cosas que ver, puedes aprovechar no solo para visitar Belem, sino otra maravillosa localidad cercana como es Sintra. Si tienes más días puede ser una gran elección.

Si te gusta el fado. No sé si es cierto pero yo encontré muchos más locales con espectáculos de Fado en Lisboa, sobre todo en el barrio Alto. Está lleno de sitios para cenar acompañado de música típica portuguesa y eso nos encantó.

Atardecer en Lisboa
Atardecer en Lisboa

Elige cualquiera de las dos si…

Te gusta la gastronomía. En las dos ciudades se come muy bien. Por supuesto, el bacalao es uno de los platos estrella, lo encontrarás en numerosas variantes pero personalmente me parece imprescindible el Bacallau a Bràs. Tengo que decir que uno de los mejores arroces con marisco que he comido lo degusté en Villanova de Gaia en el restaurante Arco Iris, mientras que en Belem comí un fantastico arroz con polvo, o sea, pulpo. Las carnes y los pescados son fantásticos en ambas, no dejes de visitar alguna “churrascaria”. Pero si quieres el mejor pastel de nata del mundo ese lo encontrarás en la famosa tienda al lado del Monasterio de los Jerónimos en Belem.

Arroz caldoso con marisco en Oporto
Arroz caldoso con marisco en Oporto

Si amas la azulejería. Porque son dos capitales únicas en cuanto a azulejos se refiere. Oporto me pareció más figurativa, sobre todo en las fachadas de las iglesias como la de los Carmelitas en la que se representa todo un programa iconográfico e histórico religioso. En Lisboa me volví loca fotografiando diferentes tipos de azulejos, destacan los motivos florales, elementos decorativos de todo tipo en tonos azules, verdes, tierra… Además en Lisboa puedes ver el Museo Nacional del Azulejo.


Y si buscas alojamiento… No te olvides reservar con booking

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com