Arquitectura en Chicago Diez edificios

Arquitectura en Chicago: un viaje en 10 edificios

La arquitectura, una de las grandes artes plásticas, es, seguramente los que leéis esta blog ya lo sabéis, la que más me gusta, incluso por encima de la escultura y la pintura. Desde que empecé a estudiar historia del arte fue una de mis asignaturas preferidas y a la decoración arquitectónica dedique mi tesina. Desde las grandes construcciones romanas, pasando por las bellas catedrales góticas o los encantadores palacios renacentistas, hasta la arquitectura contemporánea, prácticamente cualquier edificio merece mi interés. Supongo que esta es la razón por la que Chicago me soprendió muy gratamente este verano. No hay duda de que el motivo o el merito de esto es la importantísima huella arquitectónica que se concentra en la ciudad y que sirvió de modelo. Hoy te cuento un “viaje” por diez de los edificios que más me han gustado en Chicago aprovechando mi último viaje a los Estados Unidos.

Arquitectura en Chicago

Edificio Carson (9 East Madison St.)

Llegué por casualidad a este edificio haciendo el tour de los fantasmas y supe que tenía que volver. El edificio Carson fue diseñado por Louis Sullivan uno de esos arquitectos que hicieron famosa a la escuela de la ciudad en el final del siglo XIX. Es un edificio declarado Monumento Histórico Nacional y no le faltan motivos. Actualmente en su interior se sitúa un centro comercial, los almacenes Carson. Me llamó muchísimo la atención toda la decoración de filigrana en hierro del piso inferior, que sirve como encuendre de sus ventanas. Las fachada es realmente bella y la puerta de entrada sencillamente espectacular. En el interior todavía se conservan las columnas con capiteles decorados que datan de la época de construcción del edificio.
Portada del edificio Carson en Chicago
Portada del edificio Carson en Chicago

La torre Hancok (875 North Michigan Ave.)

Este asombroso rascacielos es uno de los edificios más altos de la ciudad, el cuarto en concreto y uno de los más altos a los que se puede subir. Tuve la posibilidad de acercarme a visitarlo, el exterior es imponente, hay que levantar bien la cabeza para ver el fin y el interior atesora las mejores vistas de la ciudad. En lo más alto de la torre Hancok hay un mirador de pago, sin embargo, si te apetece ver las vistas y tomar una cerveza o cenar puedes subir a los pisos 95 y 96 donde se sitúa el Restaurante Signature. Tendrás Chicago a tus pies por 10 dólares la cerveza, pero tendrás una perspectiva impresionante de la arquitectura en Chicago. Tanto el restaurante como el bar suelen estar llenos de gente y, por cierto, si vas solo no te van a dar una mesa en la ventana, punto muy en contra.

Vistas de Chicago desde la Torre Hancok
Vistas de Chicago desde la Torre Hancok

Chicago Tribune Tower (435 North Michigan Ave.)

El Chicago Tribune Tower es el magnífico fruto constructivo de uno de los concursos de arquitectura más importantes del siglo XX. En 1922 la construcción de este edificio salió a concurso con un premio de 100.000 dólares para el ganador. Por este motivo tuvo un gran interés por parte de arquitectos e ingenieros y llegaron a presentarse casi 250 candidaturas. Finalmente los arquitectos encargados de realizar este fantástico edificio fueron John Mead Howells y Raymon Hood. Aunque no estuvo exento de polémica ya que el segundo premio fue muy aclamado por la crítica. Este impresionante rascacielo tiene un fantástico remate como si se tratase de un campanario del gótico europeo. Es la sede de uno de los medios de comunicación más importante de Chicago, el Tribune y se enmarca dentro de una de las zonas arquitectónicamente hablando más bellas de la ciudad.

Torre del Tribune y Edificio Wrigey
Torre del Tribune de Chicago y Edificio Wrigley desde el río Chicago

La Torre del Agua (800 North Michigan Ave.)

La llamada Torre del Agua fue uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad en el final del siglo XIX. Se terminó en 1869 y fue todo un hito arquitectónico y tecnológico ya que en ella se “dirigía” la distribución de agua en la ciudad, todo un orgullo para sus arquitectos e ingenieros. El edificio se concibió como una especie de pequeño castillo con inspiración gótica y una gran torre de más de 138 pies, o sea 42 metros de altura. La Torre del Agua sobrevivió el gran incendio de Chicago y en la actualidad acoge un espacio cultural.

Atardecer en la Torre del Agua de Chicago
Atardecer en la Torre del Agua de Chicago

Marina City (300 North State St.)

Si hay un edificio que me llamó la atención seguramente fue este. El complejo Marina City, dos grandes torres de apartamentos, con garaje en su parte inferior y embarcadero directo al río. Se construyó en los años 60 del siglo XX, entre 1964 y 1967 y se concibió como una ciudad dentro de la ciudad, un edificio en el que se integrasen diferentes usos, residencial, comercial, etc. El estudio de arquitectura de Bertrand Goldberg organizó dos grandes estructuras con una planta muy curiosa, como en forma de concha que algunos han visto en altura como si se tratase de una mazorca de maiz. Es un edificio realmente curioso.

La Torre Sears  (233 South Wacker Drive)

Cierto es que ya no se llama Torre Sears sino Willis, este renombrado edificio fue uno de los más conocidos de Chicago por ser el más alto de la ciudad durante años, un periodo durante el que llegó a alzarse con el título de edificio más alto del mundo también. Su altura ronda los 442 metros y las vistas, como supondrás, son increíbles. Se construyó en 1969 para albergar a los trabajadores de la empresa Sears y actualmente acoge otra compañía, la Willis de donde ha tomado su último nombre. El Skydeck, así se llama su observatorio, es el más visitado de la ciudad siempre en competencia con el de la Torre Hancok, decídete por uno de los dos pero no te pierdas Chicago desde las alturas.

Torre Sears de Chicago
Torre Sears de Chicago y el Correccional de menores de la ciudad

Edificio Wrigley (400-410 North Michigan Ave.)

Este edificio de grandes dimensiones llama la atención desde el Puente DuSable. La historia cuenta que cuando había que mandar correo a este lugar no era necesario poner la dirección ya que su envergadura lo hacía reconocible. Es uno de los iconos de la Magnificicent Mile de Chicago y ha sido habitualmente ocupado por oficinas y negocios. La decoración del edificio es muy llamativa, al menos para mí, ya que reproduce algunos elementos de arquitectura renacentista, un neo. También destacan sus dos grandes torres, de diferente tamaño, una la torre sur tiene 30 pisos, mientras que la torre norte es un poco más pequeña. En la torre Sur hay un reloj en cada una de sus caras, para que nadie en la ciudad se pierda la hora.

Torre Trump  (401 North Wabash Ave.)

Este impresionante rascacielos toma el nombre de su dueño el magnate hotelero y hoy presidente de los Estados Unidos Donald Trump (que le vamos a hacer amigos, no podía no mencionar el edificio porque es impresionante). Es un edificio muy reciente todavía no ha cumplido los diez años desde su finalización (2009) y es uno de los 20 edificios más altos del mundo con sus 423 metros y sus 98 pisos. Es alucinante, me encantó su vista desde Wabash Avenue, por donde circula el metro, simplemente impresionante.

Torre Trump en Chicago
Vistas desde la Wabash Ave. de la torre Trump

William J. Campbell U.S. Courthouse Annex  (71 West Van Buren St.)

Conocí este edificio, original en estructura y uso, gracias a un tour de fantasmas en la ciudad. Es un edificio de planta triangular y fachada decorada por pequeñas ventanas rectangulares construido en 1975. Tiene 88 metros de altura, y en lo alto se ubica una gran terraza, no es sin duda el edificio más alto de la ciudad, pero sí uno de los más curiosos. Alberga el correccional de menores de Chicago.

Torre Aqua (225 North Columbus Drive)

Me encantó la estética de este enorme rascacielos de 86 plantas que acoge un hotel y otros usos. El exterior es increíble, formas onduladas que reproducen el movimiento del agua de manera que parece que el edificio se estremece ante el abrazo de los vientos en la ciudad el mismo nombre. La Torre Aqua fue diseñada por la arquitecto Jeanne Gang, que intentó realizar un proyecto acorde no sólo con la ciudad sino también con un medio sostenible y en relación con su entorno. Es uno de los edificios más premiados no sólo de la arquitectura en Chicago sino mundial, durante los últimos años.

Probablemente me dejo un montón de edificios más, empezando por el que acoge el Art Institute de Chicago, que tienen unas dimensiones impresionantes, la Robie House de Frank Lloyd Whright, el encantado Hotel The Congress Plaza donde me alojé, el precioso y modernista Palmer House hoy Hilton… y tantos otros.  La arquitectura en Chicago es un eje fundamental, ella ha sido importante para las compañías que tienen allí su base como ejemplo de su poder en la ciudad, ha sido símbolo de reinvención de un lugar devastado por el fuego y modelo de otros muchos edificios a lo largo y ancho del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *