Qué ver en La Valeta

Qué ver en La Valeta en un fin de semana

Este ha sido un año de ciudades emocionantes, la mágica Matera en pleno invierno, la histórica Edimburgo en primavera y cuando llegó el caluroso verano descubrí La Valeta. Quizá porque no esperaba las sensaciones que me produjo, quizá porque no había leído demasiado sobre ella queriendo solo disfrutar del slow travel, fuera por lo que fuera, la realidad de la ciudad superó cualquier expectativa y el feeling que tuve desde la primera noche que puse un pie en ella para cenar fueron in crescendo hasta rendirme a los encantos de la capital maltesa. Hoy te cuento qué ver en La Valeta durante dos o tres días.

Qué ver en La Valeta en un fin de semana (largo)

Si te digo que veas lo que quieras durante el fin de semana que pases en esta ciudad probablemente te quedarás perplejo de no tener una recomendación exacta de qué ver en la Valeta o qué hacer. Sin embargo, mi encuentro con La Valeta fue prácticamente casual, inesperado y encantador.

El tercer día que estuve en la isla de Malta decidí que iría a cenar a La Valeta porque en la zona de Sliema / Saint Julian donde me quedaba a dormir durante esos primeros días no había restaurantes que me llamasen la atención y quería conocer un poco la ciudad de noche. Tras algunas inesperadas y bonitas coincidencias que quizá un día os cuente puse pie en La Valeta, justo en la Fuente del Tritón que da acceso a la ciudad. Diría que da entrada al centro histórico de la ciudad, pero en realidad toda ella es centro porque sus dimensiones son reducidas.

Calles de La Valeta
Calles de La Valeta

Pasee, cené, pasee, sin prisa, disfrutando de las zonas menos concurridas de La Valeta, de sus balcones coloridos bajo una luz tenue y anaranjada, de sus repisas con sus santos en la calle presagio de celebración, de sus terracitas adornadas y llenas de gente en pleno agosto y de la mejor gastronomía en Malta. Me conquistó pero dejemos la literatura para otra ocasión… Tras esa primera noche volví al día siguiente y volví también a pasar los dos últimos días de mi viaje. Pero vayamos a la cuestión, los imprescindibles que ver en la Valeta que deberías visitar durante dos o tres días.

El Palacio del Gran Maestre y el museo Armoury

La mañana que visité estos dos museos situados en el mismo edificio era lluviosa y desapacible, sin embargo la lluvia ayudaba a soportar la temperatura y la humedad que se respiraba en La Valeta. El Palacio del Gran Maestre está en pleno centro de la ciudad, en la plaza del mismo nombre, aunque se accede por la Plaza St. George’s. Es un edificio renacentista de mediados del siglo XVI con unas bonitas logias por las que caminar visitando las diferentes estancias decoradas en honor a la Orden de Malta y a la sucesión de grandes Maestres que tuvieron allí su sede.

El Palacio se distribuye en torno a bonito patio con palmeras y grandes arcos de medio punto distribuidos en dos niveles, el inferior con galería y el superior con arcos ciegos con ventanas. En el primer piso entre las diferentes salas encontrareis la Council Chamber en la que hay una bella colección de tapices. Sin duda os sorprenderá el Hall del Embajador, con retratos de los principales monarcas europeos y algunos maestros de la Orden de Malta. Os aconsejo siempre que en la visita utilicéis una audio guía, os servirá para tener un conocimiento mucho más amplio del lugar y su contexto histórico. Tanto para este como para otros monumentos y edificios de la ciudad podéis utilizar la Malta Discount Card que os hace el 50% de descuento para dos adultos o el 25% si vais solos, menos mal que algunos taquilleros eran majos y me hacían el 50% en la mayoría de los sitios.

Palacio del Gran Maestre
Patio interior del Palacio del Gran Maestre

En la parte inferior del palacio está el Museo de la armería (Armoury), es una museo con una gran cantidad de piezas bélicas. Entre ellas, a mí personalmente, me gustaron algunos de los diferentes “modelos” usados en las batallas, desde la cota de malla a las armaduras de los siglos XVII o XVIII. Entre los objetos más preciados de la colección algunas armaduras de grandes Maestres de la Orden como el fundador de La Valeta: Jean de la Valette. La visita al palacio y al museo e la armería a mí me llevó unas dos horas, es probable que lo hagas en menos tiempo o incluso que tardes más.

Concatedral de San Juan, San Giovanni o St. Johns y el Museo catedraliceo

¡Cuidado! Los horarios de la catedral son bastante restrictivos, si os pasa como a mí tendréis poco tiempo para verla ya que siempre llegaba tarde. Incluso  así, sin duda, esta gran iglesia merece la pena. Al igual que el Palacio del Gran Maestre se trata de una construcción de la segunda mitad del siglo XVI, una prueba de la fuerza y afirmación de los Caballeros de la Orden en la ciudad.

Catedral de St. John en La Valeta
Catedral de St. John en La Valeta

La fachada, imponente por su tamaño, se encuentra entre dos grandes campanarios laterales. La decoración externa nada tiene que ver con la que veréis en el interior, una espectacular colección de obras de arte de maestros incluso tan prestigiosos como Caravaggio. Os sorprenderá ver allí una de sus más famosas obras: La decapitación de San Juan Bautista. Sorprendente también es la bóveda decorada con frescos que cubre todo el templo, os dejará con la boca abierta. Además de la Con-Catedral se puede visitar el museo, una buena forma de conocer más sobre la historia de la ciudad a través de sus objetos artísticos y de la Orden.

Museo arqueológico Nacional

En plena Triq Ir-Repubblika, el eje transversal de la ciudad, se encuentra el Museo Arqueológico Nacional, fijaos en el edificio, más tarde os hablaré de él. Para mí fue un pequeño tesoro donde descubrir y complementar algunas de las visitas a yacimientos arqueológicos milenarios que había hecho los días antes. No es un conjunto enorme de salas u objetos, pero me parece imprescindible a la hora de conocer la isla. Me gustaron muchísimo las representaciones de mujeres de época megalítica que me recordaron a la famosa Venus de Willendorf, con sus grandes pechos y sus formas onduladas. No perdáis de vista la “Sleeping Lady” encontrada en el Hypogeo Hal Saflieni o la Venus de Malta. También me encantó ver algunas reproducciones a escala de los templos megalíticos y, por supuesto, las esculturas con bellas espirales encontradas en las diversas excavaciones.

Museo Arqueológico Nacional en La Valeta
Las Venus del Museo Arqueológico Nacional en La Valeta

Pero si tengo que hablar de algo en este post que me llamó la atención en el Museo Arqueológico fueron las Cart Ruts. Me maravilló la historia de estas huellas históricas. Tanto la isla de Malta como la de Gozo están marcadas por muchísimas, cientos o miles, líneas paralelas que surcan la piedra como si la cortasen. Son extrañas carreteras que recorren las islas terminando en acantilados o en el mar. Se trata de misteriosas líneas que han dado lugar a numerosas teorías sobre su función ritual, ceremonial o meramente necesaria para el transporte. Cuando te fijas en los surcos parece como si se tratase de huellas dejadas por carros formando canales, pero realmente no hay una teoría que haya validado todas las elucubraciones sobre ellas. Me pareció algo fascinante y totalmente desconocido.

Edificios históricos: los albergues

El Auberge de Castilla es, a mi parecer, el más importante de los ocho albergues que hubo en La Valeta. Los Albergues eran los lugares de alojamiento de los diferentes miembros de la Orden de Malta que se desplazaban a la ciudad. Cada uno de los “países” que formaban esta orden de caballeros disponía de un lugar en La Valeta y el de Castilla es el más importante al menos desde el punto de vista arquitectónico. Es un edificio impresionante, del siglo XVIII, con una decoración externa ya barroca que actualmente alberga la sede del Primer Ministro del país. Me gustó muchísimo el edificio, incluso más de noche que de día, tiene una preciosa iluminación que en cierto modo me recordó a algunos edificios dorados salmantinos.

Albergue de Castilla en La Valeta
Albergue de Castilla en La Valeta

Todavía se conserva el Albergue de Aragón, que es parte del Ministerio de interior. Frente a él se situaba el Albergue de Alemania que fue derribado para llevar a cabo la construcción de la Catedral de San Pablo. El Albergue de Italia también es parte de edificios institucionales, hoy en día allí se sitúa la sede de Turismo de Malta, mientras que el Albergue de Provenza es el edificio que podréis ver en vuestra visita al Museo Arqueológico Nacional. Los albergues son algunos de los edificios más originales que ver en La Valeta.

Otros lugares que ver en La Valeta

  • Casa Rocca Piccola, es un edificio civil obra de una adinerada familia maltesa construido en 1580. Es un bellísimo edificio decorado en estilo barroco en pleno centro de la ciudad. Se puede visitar el interior donde hay una interesante colección de mobiliario y objetos.
  • Fuerte de Sant’Elmo, es uno de los lugares de custodia de la ciudad. El patrón de La Valeta, Sant’Elmo es el santo titular de este fuerte, un sitio estratégico para la defensa de la ciudad y de la isla a lo largo de los siglos.
  • La plaza Real y el teatro del siglo XVIII destruido durante la segunda Guerra Mundial en un bombardeo. Es una auténtica maravilla vivir un espectáculo musical en su interior y esto os lo contaré en el post qué hacer en La Valeta.
  • La Fuente del Tritón es la entrada a la ciudad, junto a ella la impresionante puerta “City Gate” construida por el arquitecto Renzo Piano entre 2011 y 2015. Es una estructura enorme que da acceso a la capital maltesa, no conozco mucho de la arquitectura mesopotámica pero este gran complejo me recordó lo que podían ser aquellas puertas de entrada que solo conozco gracias a los museos de historia.
  • Parlamento de Malta, se incluye dentro del proyecto de la City Gate y fue finalizado en 2015. Es interesante y polémico el contraste entre estos edificios contemporáneos y las estrechas calles balconadas de La Valeta.
  • Teatro Manoel, es un bellísimo teatro construido en la primera mitad del siglo XVIII y por lo tanto uno de los más antiguos de Europa. La entrada es de pago por lo que si queréis evitaros el precio por solo visitarlo podéis asistir a alguno de los espectáculos que hay.
  • El casino Maltés, en la plaza de San Jorge, frente al Palacio del Gran Maestre. SE trata de un edificio muy curioso, justo detrás de la fuente de los chorritos.

Termino este post prácticamente como lo empecé, si te gusta caminar, las sensaciones que trasmiten algunas ciudades y las bellas vistas al Mediterráneo tan solo tendrás que pasear en La Valeta para descubrir una ciudad a tu medida. Y por supuesto si estás buscando hoteles en La Valeta echa un vistazo a booking, siempre se encuentran los mejores precios, inclluso en agosto. Una ciudad a la que no descarto volver, en breve, quizás, el destino vuelva a encontarnos…

La Valeta Que ver
Aquí estoy yo en La Valeta, con unas vistas impresionantes

En breve podrás leer:

El Gran Puerto de La Valeta y las tres ciudadesen el que os hablaré de los jardines de la ciudad, el impresionante puerto y las ciudades frente a La Valeta.

La Valeta qué hacer en un fin de semana… caminar, comer, música

3 Respuestas a “Qué ver en La Valeta en un fin de semana”

    1. A mí me encantó también esa zona, me falta, hay un post sobre los Lower y los Upper y el gran Puerto… Está ahí, ahí, sale enbreve.
      Gracias y un saludo
      Paloma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *