viajar a Narbona y Carcasona

Presupuesto para viajar a Narbona y Carcasona: preparativos

¡Nos vamos de viaje a Francia otra vez! En esta ocasión gracias al concurso que organizaron hace unos meses Uriji (donde podrás seguir en vivo toda la historia), Renfe y Fun Travel Ven y que ganamos. Estamos muy emocionadas por poder volver una vez más a este país en el que hemos disfrutado tanto. Casualmente, la mayoría de las veces que he estado en Francia siempre ha sido con mi compañera de fatigas inseparables, Conchi, con ella he estado en París, Toulouse y ahora, de nuevo en el país galo, vamos a pasar cuatro días por Languedoc. Allí conoceremos Carcasona, un sueño hecho realidad, y su vecina Narbona.

Os contamos como estamos organizando el viaje, cómo llegar a estas ciudades, dónde dormir y qué visitar en este viaje tan esperado. ¿Cumplirán estas dos preciosas ciudades nuestras expectativas? ¿Nos quedaremos con ganas de más o vendremos desilusionadas?

Cómo llegar a Narbona o Carcasona

Si te preguntas cómo llegar a Narbona o Carcasona desde España seguro que has pensado en avión. Pues en esta ocasión nosotras lo haremos en tren. Existe una ruta de tren directo desde Madrid en unas cinco horas y media y desde Barcelona a poco más de dos horas gracias a la unión de Renfe y la compañía nacional francesa Snfc. Como ya os decía al inicio, haremos este trayecto en tren gracias a que ganamos un par de billetes en el concurso que organizó Renfe junto a la red social Uriji, en ella y en el resto de las redes sociales podréis seguir nuestra aventura por tierras francesas. El viaje en tren no es económico habitualmente, pero puedes encontrar ofertas como las de los últimos días que van desde 35€ por trayecto. Como ves viajar a Narbona y Carcasona, o cualquier zona del sur de Francia es muy sencillo tanto desde Madrid como desde Barcelona, tan fácil como acercarte a la estación de tren.

A Carcasona se llega en 30 minutos en tren desde Narbona, hay muy buena conexión por tierra, sobre todo de trenes. Pero no es económico, cuesta en torno a 24 euros ida y vuelta. Además de en tren, también puedes llegar a la zona directamente en avión al aeropuerto de Carcasona, pero las conexiones con España son caras y poco frecuentes por lo que el tren es una de las mejores opciones para llegar a esta ciudad. El aeropuerto que cuenta con más destinos y frecuencias de esta zona es el de Toulouse, nosotras viajamos hace dos años a este destino y nos costó muy barato, de viernes a domingo por solo 40€ ida y vuelta.

Nos habría encantado coger un coche y poder hacer un mini roadtrip por la zona, pero llegamos en un día festivo en Francia y están cerradas las oficinas de alquiler de coches. Con un coche nos hubiera sido más fácil visitar algunas bodegas o algunos alojamientos muy chulos en los alrededores de estas dos ciudades.

Viajar a Narbona y Carcasona: el alojamiento

En Carcasona hemos elegido un hotelazo, queríamos darnos el gustazo y, aunque no es barato, es céntrico, tiene spa y muy buena pinta. Uno de los problemas que nos hemos encontrado en este viaje con los hoteles es que apenas ninguno tiene el desayuno incluido y los precios suelen sobrepasar los diez euros. Francia no es un país económico, pero la última vez que estuvimos no gastamos tanto en comida por lo que nos han parecido en general caros los precios de los desayunos. Nuestro caprichito sale para dos noches en habitación doble por unos 180€ si lo coges con antelación. Dormiremos en el hotel Montmorency que tiene una fantástica terraza prácticamente tocando la muralla. 

Para viajar a Narbona vamos a probar un alojamiento un poco especial, se trata de una habitación en un convento, y así se llama Chambre du Convent. Es un alojamiento único y original ya que se trata de un edificio del siglo XIII y nos apetece mucho probar esa experiencia. En este caso el alojamiento cuesta unos 50€ euros la noche, bastante más económica que el hotel de Carcasona.

Imprescindibles para nuestro viaje: qué ver en Narbona y Carcasona

Si hay algo fundamental en este viaje es la cultura y los monumentos que queremos visitar. Carcasona es una preciosa ciudad medieval y Narbona, por todo lo que hemos visto y leído en blogs amigos, es un lugar con mucho encanto. Estos son los lugares que no nos queremos perder en una y otra ciudad.

Carcasona
Vistas de Carcasona. Foto https://pixabay.com/es/arquitectura-castillo-de-viaje-3161785/

Qué queremos visitar en Carcasona

Carcasona ha sido mi sueño viajero durante mucho tiempo, así os lo conté en el concurso de Uriji. Y lo fue desde el momento que la vi desde la lejana autopista que me trasladaba a mi vida en Pavía. Esta fantástica ciudad medieval y amurallada es el testimonio de siglos de historia que han ido dejando su huella en su arquitectura y su estructura urbanística. La parte más significativa de Carcasona es la ciudad medieval y fortificada, que la ha hecho célebre y le otorgó en el año 97 el título de lugar Patrimonio de la Unesco. Es cierto, que la ciudad medieval no se conserva tal y como fue, sino que en parte es fruto de una importante restauración del siglo XIX, pero sin embargo, nos parece única y tenemos muchísimas ganas de visitarla. No nos perderemos estos lugares:

  • La panorámica de la ciudadela y sus 52 torres, el recinto amurallado es imponente, verla desde lejos es un espectáculo. Buscaremos uno de esos miradores para hacer las fotos de la panorámica.
  • El Puente Viejo sobre el río Aude, es un hermoso puente que une la ciudad antigua con el resto de Carcasona. Otro de los principales accesos es la Puerta de Narbona, esta parte es visitable y gratuita.
  • Basilica di Saint-Nazaire uno de los primerjos ejemplos de arquitectura gótica europea, aunque su inicio data del siglo XII cuando todavía en Europa el estilo dominante era el Románico.  Durante años fue Catedral de la ciudad y parte de su buen estado de conservación se debe a la intervención de Violet Le Duc.

  • Castillo y murallas, para acceder a estos hay que sacar una entrada única. El Castillo tiene una parte museística con huellas del pasado de la ciudad, que van desde los restos romanos a los románicos, frescos y piezas escultóricas.

La oficina de turismo de Carcasona dispone de una tarjeta para visitar algunos de los monumentos y museos de la ciudad. El Carca Pass se puede adquirir de manera individual o con visitas guiadas a la ciudad en diferentes idiomas: francés, inglés o español. Cuidado con la información que lees sobre la Carca Pass, he visto diferentes precios y no son los reales de la Oficina de turismo, su coste son 6€ sin visita guiada y 9,5€ con la visita.

Lo que veremos en Narbona

Narbona no se queda atrás en cuanto a arte, historia y cultura. Es una ciudad de pequeñas dimensiones pero rica en patrimonio histórico, ya que su fundación data de hace más de 2500 años. Además, está atravesada por un bonito canal el de la Robine, Patrimonio de la Unesco e imagen característica de la ciudad. Narbona también cuenta con una tarjeta de la Oficina de Turismo que te dará acceso a algunos de los lugares más emblemáticos. Si quieres más información puedes descargar la información del Narbonne Pass en el enlace. Pero ¿qué queremos ver en Narbona?

Catedral de Narbona
Foto Pixabay https://pixabay.com/es/catedral-narbonne-edificios-2584835/
  • Su catedral, dedicada a Saint-Just-et-Saint-Pasteur, un precioso edificio gótico con unas impresionantes bóvedas de crucería con más de 40 metros de altura.
  • El Palacio del Arzobispado, muy cerca de la catedral y conectado con esta gracias a algunos patios y claustros internos. Cuentan que este edificio es, dentro de su categoría y función, el más importante de Francia después de el de Avignon.
  • Los restos del Imperio romano: la Via Domitia, que se construyó en el siglo II a.C. y que era la que unía Italia con España. Actualmente pasa por el centro mismo de la ciudad.
  • La Iglesia de San Sebastián, edificio representativo del gótico flamígero. Y la de San Pablo, una de las más antiguas de su estilo en Francia.
  • El Canal de la Robine y el puente Rohan.
  •  Los mercados, algunos cubiertos y centenarios, otros al aire libre donde degustar y comprar algunos productos locales como el foie, quesos, etc…

La gastronomía en Carcasona y Narbona

La cocina de la región de Languedoc, al suroeste de Francia, donde se encuentran nuestros dos destinos, se basa fundamentalmente en productos del campo y de la tierra. Su cercanía con el mar Mediterráneo, sobre todo la costa de Narbona, ha hecho que además se integren los productos del mar con esta gastronomía de interior. No pueden faltar los quesos y el foie-grass en numerosas variedades, de pato o de oca.

Otro de los platos típicos y característicos de esta zona son los caracoles, seguramente yo no los probaré, tengo un trauma con ellos y me dan mucho asquete los pobres. Si que me gustaría probar la “cassoulet” un típico guiso con carne de cerdo, salchicas y judías blancas, muy habitual en el otoño e invierno.

Nuestra intención en Narbona es visitar uno de los restaurantes más espectaculares de Francia: Les Grands Buffets. Este magnífico restaurante es uno de los más famosos del país galo gracias a la gran cantidad de productos que podrás descubrir, platos locales, grandes bandejas de carnes y mariscos y un surtido interminable de postre. Por cierto, el precio de este restaurante son 35,90€.

¿Nos acompañáis en nuestro viaje a Narbona y Carcasona? ¡Síguenos en las redes!

2 Replies to “Presupuesto para viajar a Narbona y Carcasona: preparativos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *