Teruel en un día, qué ver

Teruel en un día qué ver

Esa gran desconocida: Teruel.  Es la capital de provincia menos poblada de España pero, sin duda, posee un gran encanto. Una ciudad imprescindible para conocer el arte y la arquitectura mudejar en nuestro país, con historia para dar y regalar y leyendas que nos han llegado al corazón, hoy nos preguntamos qué ver en Teruel en un día, la joya de Aragón.

Qué ver en Teruel en un día

Teruel es accesible hoy en día por carretera y con algunos trenes diarios. Por carretera está a medio camino entre Valencia y Zaragoza, en plena autovia A-23. Por lo que es un lugar ideal para un alto en el camino si estás viajando por la zona. También puede ser una escapada perfecta para un fin de semana desde Madrid, ya que se encuentra a unas tres horas de carretera.

Los imprescindibles en Teruel

El lugar imprescindible de visita de Teruel en un día es el casco histórico de la ciudad. Este centro histórico cuenta con los mejores ejemplos de edificios del mudéjar (mezcla de arte cristiano y musulmán propio de una época de cierta convivencia incluso siendo bélica),  que resulta menos recurrente en el norte de España. Encontraremos varias iglesias y edificios de este estilo a lo largo de nuestro recorrido. Uno de los edificios emblemáticos es el Museo provincial, cuyo edificio data del siglo XIV y cuenta la historia de Teruel y su provincia. Su entrada es gratuita.

Escalinata neomudejar
Escalinata neomudejar

En sus alrededores podemos visitar la gran fotografiada Catedral de Santa María de Teruel, iniciamente construida a partir del siglo XII, pero por devenires del tiempo sufrió varias modificaciones hasta tener una fachada de estilo neomudéjar del siglo XX. Dentro podemos observar la que llaman la “Capilla Sixtina” mudéjar, debido a su importancia pictórica en su techumbre.

No te puedes perder la Iglesia y la Torre de San Pedro, que se encuentran en la misma plaza, es un edificio considerado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se puede acceder con una entrada combinada junto con el Mausoleo de los Amantes. Esta iglesia tiene una impresionante nave del siglo XIV. En un lateral de la iglesia encontramos además la torre mudejar de la que se puede visitar el campanario. Del exterior llama la atención la arquitectura típica realizada en ladrillo.

Catedral de Santa María en Teruel
Catedral de Santa María en Teruel

A poca distancia nos encontramos con la Torre gemela a la de San Pedro, se trata de la torre de San Salvador. Aunque también fue construida al mismo tiempo y guarda gran semejanza, posee una ornamentación más recargada con cerámica blanca y verde siguiendo formas geométricas. Dentro se encuentra el Centro de Interpretación de la Arquitectura Mudéjar Turolense y se puede subir a su campanario.

En la misma calle de esta torre nos topamos con el Mausoleo de los Amantes donde se hallan los restos y un museo explicativo abierto desde 2005. La historia de amor de estos dos jóvenes turolenses forma parte importante de la historia de la ciudad. La leyenda cuenta que en el siglo XIII, la rica hija de un mercader, Isabel de Segura, se enamora de un muchacho pobre, Diego de Marcilla, que se marcha 5 años para ganar fortuna y hacerse merecedor de su amor. En este tiempo Isabel se casa con otro hombre y Diego al volver, le pide un beso que ella le niega y cae muerto. Isabel se da cuenta de su amor y va a besarlo antes de que lo entierren y al hacerlo, ella también cae muerta.La representación del historia se hace cada año en Teruel desde 1996 alrededor de la fecha de San Valentín. El mausoleo de alabastro y bronce contiene las momias de los amantes considerados los restos reales que se encontraron en la Iglesia de San Pedro en 1555.

En el mismo centro y como punto principal de la ciudad, tenemos la célebre Plaza del Torico. Es una plaza peatonal con una escultura de un pequeño toro de bronce de apenas 45 centímetros, colocado en un alto pedestal. La leyenda cuenta que la ciudad se fundó en ese punto, donde había un toro debajo de una estrella. Además, cuenta con diversos monumentos de estilo modernista. No te puedes perder las tres preciosas fachadas de estos edificios construidos entre 1910 y 1912: La casa Ferrán, la Madrileña y El Torico.

La famosa Casa el Torico en Teruel
La famosa Casa el Torico en Teruel

También como entrada a la ciudad desde la estación, se encuentra la hermosa Escalinata de 1921. Se creó para unir el desnivel de la estación con el centro de la ciudad. Esta escalinata une elementos mudéjares con los del modernismo. Todo esto sin olvidar los dos enormes viaductos que unen el centro de la ciudad con el ensanche. Se pueden visitar por su parte de arriba o disfrutar de su tamaño desde abajo.

Otra de las visitas interesantes de Teruel en un día (y mejor si tenéis dos días), tanto para pequeños como para grandes es el parque Dinópolis. Los pequeños podrán disfrutar de las atracciones con dinosaurios y los mayores pueden visitar un completo museo paleontológico que es el más grande de Europa.

Además, si te apasionan  los dinosaurios, en la provincia de Teruel se encuntran 7 localidades más con centros dedicados a ellos, que resultan muy interesantes.

Ya sabéis qué ver en Teruel en un día pero no podéis dejar de probar su excelente jamón, el chocolate artesanal y su licor, el Regañao (masa de pan horneada con jamón o sardina con pimiento rojo) y los famosos Suspiros de amante (tartaletas rellenas de crema dulce de queso).

Deja un comentario