Un paseo por la arquitectura en Valencia

Un paseo por la arquitectura en Valencia

Valencia es una ciudad de la que me fascina su arquitectura.  La capital del Turia es, para mí, una de las ciudades más ricas, arquitectónicamente hablando, de este país. Es fácil recorrer la historia de la arquitectura española a través de las piedras valencianas, del mismo modo es sencillo pasear por la historia de la ciudad visitando sus edificios desde el centro a las afueras, de Ciutat Vella a La Malvarrosa pasando por Patráix. Los edificios de Valencia representan un rico pasado histórico basado en el intercambio de productos y las actividades comerciales, la intectualidad y la cultura de sus gentes y la modernidad más mediterránea. Hoy os cuento mis edificios preferidos entre los cientos interesantes que hay en esta ciudad, nos vamos de paseo por la arquitectura en Valencia.

Mi top cinco de la arquitectura en Valencia

La casa de Blasco Ibañez

En mi último viaje a Valencia, justo en el 150 aniversario del nacimiento del escritor, mi amiga Esther me llevó a visitar la casa donde vivió el autor. La casa está situada en el paseo de la playa de la Malvarrosa, muy cerca de La Patacona. El edificio se construyó por orden de Vicente Blasco Ibáñez en 1902, en un entorno alejado de la ciudad, donde apenas había construcción. En la casa lo más llamativo, desde su edificación, fue la galería adornada por preciosas cariátides, aunque este bello elemento decorativo “desapareció” de la vista después de la Guerra Civil.

La morada del escritor llegó en muy malas condiciones a los años noventa ya que fue ocupada ilegalmente y no tuvo conservación alguna entre los años 60 y los 90. Cuando en esos primeros años 90 el Ayuntamiento de Valencia se hizo cargo de la casa decidió derribarla y construírla según los planos originales. Por ello, la bonita fachada de cariátides volvió a la vid como elemento principal de la construcción con un aspecto similar al original.

Casa de Blasco Ibañez en Valencia, Fachada
Casa de Blasco Ibañez en Valencia, Fachada

Actualmente el edificio alberga una casa museo en la que se realizan exposiciones temporales junto con la exposición permanente sobre la vida de Blasco Ibañez. El exterior está rodeado por un bonito jardín con vegetación mediterránea que le da un aspecto exhuberante y exótico, un remanso de paz en la concurrida zona hoy por hoy. Poco tiene de tradicional o parecido a las casas que encontrasás de paseo por la Albufera de Valencia el “chalet” en el que vivió el creador de Cañas y barro, dista tanto de aquellas como sorprende por su belleza y originalidad.

La plaza redonda

En pleno corazón de la ciudad se encuentra esta histórica y peculiar plaza. La singularidad de esta pequeña plaza es que forma un conjunto único, una plaza con un perímetro completamente circular rodeada por edificios de distintas tipologías y características que actualmente albergan viviendas. En el centro se sitúa una fuente con aire muy tradicional, con un pilar central y varios chorros que me recuerda algunas fuentes de plazas castellanas, pero bastante posterior a la creación de la plaza.

La plaza fue diseñada en los años 30 del siglo XIX, destinada al comercio y la venta de mercado. Actualmente su misión principal también es la de la venta, aunque está dirigida, en mayor medida, a los turistas que visitan la ciudad. En los bajos de los edificios hay tiendas de diversas mercancías y en el centro, alrededor de la fuente, quiosquillos con souvenirs, ropa y diferentes objetos. En los último años la plaza ha sufrido varias remodelaciones hasta llegar a tener el aspecto que presenta hoy, con los quioscos en el anillo interior de la plaza y las cubiertas de vidrio.

Plaza Redonda, Valencia
Plaza Redonda, Valencia

Edificio del Banco de Valencia

Otro de mis últimos descubrimientos es el edificio del Banco de Valencia. Una obra neobarroca de los arquitectos valencianos Gómez Davó, Traver Tomás, Almenar Quinzá y Goerlich Lleó cuya construcción se llevó a cabo en los años 40 del siglo XX tras muchas modificaciones en los proyectos originales. Se presentaron varios proyectos con distintas teorías arquitectónicas, para finalmente apostar por un edificio que buscaba representar la tradición barroca valenciana con un neo.

El edificio tiene un aspecto exterior imponente, sobre todo al atardecer, en el que la luz incide sobre él creando bonitos colores. El primer elemento original del edificio es su planta, una especie de triángulo que cierra un chaflán circular con una forma muy bonita. La base del edificio son las dos primeras plantas, a partir de ellas otras ocho hasta formar un total de diez. La parte inferior funciona como si de un gran zócalo se tratase con columnas enormes que ocupan los dos niveles.

La parte más llamativa es la zona más alta donde se juntan las dos fachadas en forma de chaflán. Está decorado profusamente con cerámicas de colores azules, amarillos… que recuerdan a la tradición de las casas valencianas que decoraban sus cocinas con este tipo de azulejo. En la parte más alta del Banco de Valencia corona un templete.

Edificio Banco de Valencia
Edificio Banco de Valencia

La lonja de la Seda

Es uno de los edificios más representativos de Valencia, no solo desde el punto de vista arquitectónico sino también como parte de la importancia comercial que tuvo la ciudad a lo largo de los siglos. La lonja es uno de los edificios más famosos y conocidos de la ciudad, en la mente de casi todos está la gran sala con columnas retorcidas, una magnífica y bella expresión de la arquitectura del siglo XV.

La lonja fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1996 por su importancia dentro del gótico. Su interés, para mí, reside no solo en el gran salón de contratación, sino en sus fachadas y patio, en los que hay algunos medallones muy interesantes. Lo que más me gusta del edificio, además de admirarlo, es estar en el patio, subir por las escaleras y sentarme al lado de las almenas que dan a la calle lateral, es un lugar que me transporta a otras épocas.

Los mercados de Valencia: el Mercat Central y el de Colón

Son dos bellos exponentes de la arquitectura de mercado, me gusta recorrerlos siempre que puedo y observar sus vivos colores tanto en lo decorativo como entre sus puestos. Del Mercado Central lo que más llama mi atención es la preciosa cúpula que lo corona, elevar la mirada hacia ella y encontrar las decoraciones de naranjas tan típicas valencianas. Si algo tienen en común los dos mercados, el Central y el de Colón, es su arquitectura en hierro, típica de los mercados de la época y representación del modernismo valenciano que bebió de las influencias de los grandes arquitectos catalanes: Doménech i Montaner, Puig y Cadafalch, etc…

Cúpula del Mercado Central de Valencia
Cúpula del Mercado Central de Valencia
Mercado Central de Valencia
Mercado Central de Valencia

Los dos mercados me gustan, quizá un poquito más el de Colón, aunque la fachada del Central es mucho más llamativa e impresionante. La rehabilitación que se ha hecho del de Colón nos devuelve su colorido y decoración original, con llamativos elementos ornamentales como las cabezas de ajos en ristras que recorren sus muros.

Mercado de Colón, Valencia
Mercado de Colón, Valencia

Otros edificios interesantes de la arquitectura en Valencia

Estos otros edificios de la arquitectura en Valencia ni son los únicos, ni son los más bonitos, ni mucho menos los mejores o peores, son algunos más de los edificios valencianos que a mí personalmente más me gustan cuando paseo por la ciudad:

  • La Finca Roja, su origen fue la dotación de viviendas económicas a los trabajadores en la ciudad. Ocupa toda una manzana en la calle Jesús (Patraix) y fue erigido en el inicio de los años 30 con la intención de albergar más de 300 casas para obreros. El edificio se dotó de numerosas comodidades y modernidades para la época con la intención de crear una comunidad dotada de buenas medidas higiénicas, confort y funcionalidad. Una gran idea!
  • El edificio del Ateneo Mercantil es un buen exponente de arquitectura simétrica, su fachada es un ejemplo excepcional de armonía y simetría decorativa. Si algo me gusta de este edificio no es sólo su exterior, si no la terraza con vistas a la ciudad. Insuperable.
  • Palacio de los Marqueses de Dos Aguas, como no nombrar este edificio en esta recopilación. ¿A quién no le impresiona su fachada con esos atlantes barrocos? Es, sin duda, uno de los mejores conjuntos aquitectónicos del silgo XVIII, aunque el origen del edificio se remonta a la época medieval. Actualmente en el interior del edificio se sitúa la sede del Museo Nacional de Cerámica y Artes suntuarias, una visita muy aconsejable por el contenido y por el propio continente.
Palacio de los Marqueses de Dos Aguas
Palacio de los Marqueses de Dos Aguas
  • La Ciudad de las Artes y las Ciencias, no puede faltar cuando se habla de arquitectura valenciana, sin embargo personalmente no me ha impresionado nunca tanto como otros edificios. Es el símbolo de la modernidad, pero también del despilfarro y de la ostentación arquitectónica del siglo XXI. La obra futurista de Calatrava no luce ya como en sus primeros tiempos, algo que dice mucho de una obra emblemática como debía ser esta. Valoren ustedes, es un edificio interesante pero no es el que más me gusta.
  • Palacio de la Generalitat, uno de los últimos edificios que he conocido en Valencia, un buen ejemplo de la arquitectura del siglo XV. El torreón oriental marca el cambio estilístico del nuevo siglo y como los elementos decorativos del gótico se van sustituyendo por aquellos importados de Italia con la llegada del Renacimiento. Aunque está bastante restaurado todavía hoy nos da una idea de la arquitectura de la época.

 

¿Os animáis a visitar Valencia y dar un paseo a por sus edificios? Este referente turístico español que no solo tiene turismo en Fallas sino una gran cantidad de monumentos y actividades culturales, proporciona además un buen número de restaurantes y luegares donde degustar la gastronomía de la huerta, el mar y los arroces.

Casa de Blasco Ibañez
De paseo por Valencia con Esther, Casa de Blasco Ibañez

2 Replies to “Un paseo por la arquitectura en Valencia”

  1. […] Como no sólo de Fallas vive el viajero, si pasas estos días por la ciudad del Turia no está de más hacer un recorrido, aunque sea rápido, por algunos de los lugares imprescindibles de la ciudad. Valencia siempre merece un paseo por su arquitectura, entre los edificios más importantes se encuentran: […]

  2. […] virtualmente nos convenciese. La Riuà está en pleno centro de Valencia, muy a la mano si das un paseo por el centro de la ciudad  (Carrer/Calle del Mar, 27), es muy cómodo si estás visitando la zona de la Catedral y la Lonja. […]

Deja un comentario