Pamplona, qué ver, ciudad para el mes de septiembre

Qué ver en Pamplona
El mes de julio es el mes de San Fermín, las fiestas más famosas, populares y concurridas de toda España. Pamplona es la ciudad donde se celebran. Sin embargo, nos gusta ir a contracorriente, y por eso, en septiembre hemos elegido esta ciudad ya que la capital navarra es mucho más que San Fermín y sus festejos, te contamos qué ver en Pamplona, miniguía de la ciudad para disfrutarla a tope.

Pamplona

¿Cómo llegar?

Situada en el norte de España. Es una de las ciudades más importantes del Camino de Santiago. Además de llegar a pie, se puede viajar hasta ella en trenes Alvia desde Madrid o Barcelona. Desde Madrid hay vuelos regulares con Iberia, con precios bastante razonables, por lo que es muy fácil ponerse en Navarra en menos de una hora. Desde Madrid, si vas por carretera, tendrás que recorrer casi 400 kilómetros, si haces el trayecto en coche desde Barcelona se convertirán en casi 500. Pamplona, centro neurálgico de la región, es un buen lugar para disfrutar de excursiones a algunas bellas zonas de Navarra. El Baztan, Roncesvalles, Olite, Puente La Reina…. un montón de lugares interesantes a una hora de la capital.

Datos básicos

Pamplona es una ciudad de un tamaño medio en España, tiene unos 200.000 habitantes en la capital y otros 100.000 en el alfoz. El casco histórico de la ciudad es muy abordable a pie, en el se concentran los principales lugares de interés de la capital. El origen de la ciudad se remonta al imperio Romano, fue fundada en el siglo I a.C. por un general romano, según cuentan los relatos históricos. Fue capital del reino que levó su nombre en la Edad Media, hasta convertirse en capital del reino de Navarra hasta que el rey Fernando El Católico la anexionó a los reinos de la corona española en el siglo XVI. Es una ciudad con una gran interés turístico, sobre todo y gracias, a los famosos Sanfermines. Durante una semana, entre el 6 y el 14 de julio, la ciudad se convierte en un centro internacional, que recibe a un buen número de turistas extranjeros llegados de cualquier punto del mundo.

Visitas imprescindibles

* Lo Viejo, o lo que es lo mismo el centro histórico de la ciudad, es un bonito conjunto para pasear y disfrutar del tiempo libre. La mayoría de las calles del Casco Viejo son peatonales y crean un entramado urbano muy agradable. La muralla que rodea el Casco Viejo se puede visitar y está en plena restauración.
* El Ayuntamiento, es una de las estampas más famosas de la ciudad, el lugar donde se da comienzo a las fiestas de San Fermín. Es uno de los iconos de la ciudad que, probablemente, muchos tenemos en la cabeza cada vez que oímos chupinazo. Una curiosidad, la plaza parece mucho más grande en la televisión, por lo menos, eso me pareció a mí.
* La Plaza del Castillo, es el corazón de la ciudad, un lugar donde disfrutar de algunos de los bares emblemáticos de la ciudad, escenarios de la historia y también de la literatura, pasada y presente.
* Pamplona tiene una preciosa Catedral, dedicada a Santa María la Real, en pleno Casco Viejo. La catedral, construida durante el periodo gótico, tiene grandes pilares que dividen las tres naves. La fachada es mucho más reciente, del siglo XVIII.
* Los parques de la ciudad, Pamplona es una ciudad verde y te recomiendo que pasees por sus diversos parques, el de la Ciudadela, o de la Vuelta del Castillo, junto con el de la Taconera, con su pequeño zoo, son los más representativos.

Gastronomía

En Pamplona se come bien, pero que muy bien, platos de gran contundencia basados fundamentalmente en las carnes, incluso las de caza y las verduras y hortalizas. En Navarra hay una importante “huerta” con productos de muy buena calidad, ¿quién no ha escuchado hablar de los espárragos de Tudela? Tampoco se olvidan en esta región de los productos del mar, uno de sus platos más típicos son los pimientos rellenos de bacalao, una delicia. En la ciudad uno de los clásicos es ir de poteo, una ruta de pinchos por Pamplona es siempre un acierto. La principal zona de tapeo en Pamplona es la Calle Estafeta y sus aledaños, la Plaza del Castillo y la Navarrería. Los más famosos se encuentran en este área, entre los que destacan el Gaucho, el Bar Txoco o el mítico Café Roch, uno de los más antiguos de la ciudad ya que se funda en 1989. A la gastronomía navarra se suman además las bodegas, el turismo enológico está en auge en la región.

Consejos TIPs

  • La historia de la ciudad se escribe en el Café Iruña, situado en la Plaza del Castillo, ha visto pasar a través de los siglos (fue fundado en 1888) a personajes como Hemingway o Ava Gadner. El establecimiento tiene mucho encanto, con una estética modernista ha sabido conservar un sabor de antaño. Por cierto, Dolores Redondo también sitúa a los personajes de su Trilogía del Baztán en este lugar en alguno de los episodios.
  • San Fermín y sus fiestas son uno de los ejes de la ciudad, no olvides visitar la figura del santo en la calle de Santo Domingo. La figura, de reducidas dimensiones, descansa en una hornacina adosada al muro de la vía. Si te gusta el ambiente y el mundo de los San Fermines recorre las calles más representativas de los encierros, la Calle Estafeta, la curva de Telefónica… todo un gusto para los aficionados a esta fiesta.
  • Uno de los lugares con mejores vistas de la ciudad es la terraza del Mesón del Caballo Blanco, situado junto a la muralla de la ciudad es un lugar ideal para descansar y para comer. El entorno medieval de la zona es uno de los que más me gusta en la ciudad.

Deja un comentario