Parques históricos de Madrid para sobrevivir al verano

Parques históricos de Madrid
Cuando el calor de los meses de verano aprieta en Madrid hay que buscar refugio en lugares verdes y frescos donde hacer soportables estos días de sopor. En plenas olas veraniegas nosotros hemos pensado en esos parques y jardines que a muchos viajeros sirven de oasis cuando visitan la ciudad en los meses de verano y que además están llenos de historia. Repasamos algunos de los parques históricos de Madrid, del parque de El Retiro, a las quintas de Fuente del Berro o los Molinos, sin olvidarnos del Parque de El Capricho de los Duques de Osuna.
Parques de Madrid para sobrevivir al verano
Parques de Madrid para sobrevivir al verano

Parque de El Capricho en Madrid

El parque de El Capricho se sitúa en las afuera de la ciudad cerca de la Alameda de Osuna y es uno de los grandes desconocidos de la ciudad. Quizás hablo por mí, pero he tardado mucho en visitar este precioso jardín que además de ser muy bonito es uno de los más antiguos  y con más historia de Madrid. Se creó en 1784 gracias al interés de la Duquesa de Osuna por crear un espacio natural y artístico para su disfrute. Aunque durante la época de la Duquesa fue uno de los lugares más bellos de Madrid, tras su muerte fue poco a poco abandonado, hasta que en 1999 se recuperó por parte del Ayuntamiento.
Vistas del parque de El Capricho en Madrid
Vistas del parque de El Capricho en Madrid
El laberinto de el Capricho es una preciosa obra de los paisajistas que trabajaron en su creación, es un laberinto en toda regla solo apto para valientes… Yo nunca he entrado. En la creación de este parque intervinieron paisajistas y escenógrafos, si pasea por sus caminos encontrarás lugares tan sorpendentes como el interior de la Casa de las Cañas con una preciosa escenografia a modo de embarcadero. Una de las cosas más curiosas que vas a encontrar en el Parque de El Capricho es el búnker de la Guerra Civil. Allí se alojó el Cuartel General del Ejército Republicano del centro. Es un lugar de grandes dimensiones y a 15 metros bajo tierra. Además del bonito jardín con su laberinto, sus fuentes y sus lagos destaca el edificio que fue Palacio de los Duques de Osuna. Por cierto, durante este año el parque de El Capricho ha sido escenario de uno de los episodios de la serie de televisión El ministerio del Tiempo.
Vegetación en las fuentes y lagos de El Capricho
Vegetación en las fuentes y lagos de El Capricho

La Quinta de los Molinos

No muy lejos de El Capricho está otra bonita zona verde. Tanto la Quinta de los Molinos como la de Torres Arias, muy cerca de la primera, pertenecían al mismo propietario el conde Torre Arias y prácticamente están al lado. La Quinta de los Molinos recibe su nombre de unos molinos de agua traídos para el regadío de la zona. Una de las épocas más bonitas para visitar este parque es la primavera, cuando se produce la floración de algunas de las especies de árboles como los almendros. Es toda una atracción en la zona y cada vez para más madrileños, la floración de los almendros es un espectáculo que no te puedes perder en la próxima primavera.

Jardines de Sabatini y Campo del Moro

El acceso a estos jardines se realiza a través de una gran esccalera monumental en uno de los laterales del Palacio Real, en la Calle Bailén. Es un jardín que acompaña a la belleza de la arquitectura del Palacio. Se construyó en el neoclasicismo y está dividido en varios espacios en terrazas. Es uno de los jardines mejor conservados de Madrid con grandes parterres y una importante vegetación con un bosque de pinos.
Por detrás de los jardines de Sabatini se abren los jardines del Campo del Moro. Una de sus principales características es el desnivel que ocupa este parque histórico que va desde las faldas del Palacio Real hasta la ribera del río Manzanres. El nombre del Campo del Moro tiene su origen en la época de la reconquista, el caudillo Alí Ben Yusuf intentaba volver a hacerse con la plaza de Madrid atacando el antiguo Alcázar, hoy desaparecido, que se situaba en la zona donde hoy está el jardín.
El Camplo del Moro está salpicado de bellas fuentes, construidas por algunos de los arquitectos más ilustres de la villa y corte, como la Fuente de las Conchas obra de Ventura Rodríguez realizada en el siglo XVIII o la Fuente de los Tritones obra del final del siglo XVI y proveniente de Italia. El paseo por el Campo del Moro y los Jardines Sabatini permite tener algunas de las vistas más bonitas de Madrid y del Palacio Real.
Las zonas más frescas de Madrid son los estanques de sus parques
Las zonas más frescas de Madrid son los estanques de sus parques

El parque del Retiro

Es uno de los pulmones verdes de Madrid y seguramente el parque más conocido entre los viajeros y turistas. Está en pleno centro de la ciudad y es otro de los parques históricos que se han conservado en la capital. Su creación data del siglo XVII y es el parque de mayores dimensiones en el centro urbano. Tiene una gran diversidad en cuanto a la vegetación y los espacios que lo conforman. Personalmente hay varios lugares que me gustan mucho en el Parque del Retiro, sobre todo algunas de las construcciones que hay en él. Uno de los lugares imprescindibles dentro del parque es el estanque, de gran tamaño, permite incluso hacer paseos en barca y ¡ojo! hay colas para alquilar una barquita con remos. Es un sitio muy romántico. En el estanque además se pueden obtener algunas de las fotos más bonitas del Parque.
Estanque del parque de El Retiro junto al monumento de Alfonso XII
Uno de los edificios más emblemáticos y bonitos de el Retiro es el Palacio de Cristal. Una delicadísima construcción del final del siglo XIX, con una estructura metálica tipica de este tipo de arquitectura y paredes de cristal. Actualmente forma parte de las dependencias del Museo Reina Sofía, por lo que suele haber exposiciones temporales en su interior. Para mí es el lugar más bonito del Parque, junto al Palacio de Cristal hay un pequeño lago con algunas especies poco autóctonas como tortugas, pero que le da un cierto encanto.
Hay otro lugar que para mí es muy entrañable y curioso, la llamada Casita del Pescador. Cuando te adentras entre los caminos de tierra del parque, de repente aparece una pequeña construcción pintada de rojo, con grandes paneles decorativas, hornacinas y un precioso tejado oscuro. Está al pie de un pequeño estsanque y crea una bonita escena completamente bucólica y relajada. La CAsita del Pescador se construyó en el siglo XIX bajo el reinado de Fernando VII y fue uno de los llamados “caprichos”.
Casita del Pescador en el Parque de El Retiro
Casita del Pescador en el Parque de El Retiro

Otros parques históricos:

  • La Quinta de Fuente del Berro, es otro de los grandes desconocidos dentro de los parques madrileños. Su origen es una finca de recreo de los monarcas españoles, ya que formaba parte de la Quinta de Miraflores y fue encargada por el propio rey Felipe IV. Está situado en el barrio de Salamanca y tiene una extensión bastante amplia en la que hay estatuas, camininos, estanques y un palacete con el nombre del parque. Aunque lo más significativo de la Quinta de Fuente del Berro, por lo menos la parte que a mí más me gusta, es la cascada.
  • Parque de la Rosaleda y el Templo de Debod, es una de las cosas más curiosas que se pueden ver en Madrid. El templo Egipcio de Debod, regalo de Egipto al Estado Español, está situado en un precioso entorno desde el que se pueden contemplar buenas vistas hacia el Palacio Real, la Almudena y la Casa de Campo. Está dentro de un gran espacio verde que desemboca en el Parque del Oeste.
  • Parque de la Dehesa de la Villa, es un espacio creado durante el reinado de Isabel II con la repoblación de pinos en la zona. Es uno de los entornos naturales con más especies de aves de la Comunidad de Madrid. Se encuentra muy cerca de Moncloa.
Atardecer en el Templo de Debod
Atardecer en el Templo de Debod

Mapa de los parques históricos y otras zonas verdes de Madrid

Deja un comentario