Bérgamo qué ver en dos ciudades durante un día

Bérgamo que en realidad son dos ciudades en una, la Città Alta (la antigua) y la Città bassa (la moderna) tiene la suerte de una de las ciudades con mejores comunicaciones de Italia. Gracias a la activación de los vuelos lowcost en el  aeropuerto de Orio al Serio (uno de los más cercanos a Milán), se ha convertido en una de las ciudaes del norte de Italia que recibe más turistas. Además, es una de las bases de Ryanair en la zona. Por supuesto, el mérito de convertirse en un activo turístico tan importante lo ha logrado gracias a su belleza. Por eso hoy, te contamos qué ver en Bérgamo, recorrer las dos ciudades en un día.

Qué ver en Bérgamo, ciudad alta

No sé cuántas veces he ido a Bérgamo, sobre todo, además de visitarla, he volado en muchísimas ocasiones durante los años que vivía en Pavía, ya que era barato y cómodo. Otras tantas he viajado en los años posteriores, para ir a Milán o a Verona, a veces he seguido volando a Bérgamo e, incluso, si los vuelos me cuadraban a ciertas horas me que quedado a dormir en la ciudad. Luego os dejo algunos hoteles y bed and breakfast en los que me he alojado en Bérgamo. Una curiosidad, si os fijáis en las fotos, casi siempre me ha llovido, incluso en pleno verano, hace una año, tras una enorme sequía en la que llevaba meses sin llover, me cayó un buen chaparrón. Las fotos del artículo no son las mejores, algunas por el paso del tiempo, otras porque la última vez sólo estuve de noche, pero empecemos con la ruta.

Piazza Vecchia

La llamada Piazza Vecchia es el centro de la vida en la ciudad, su origen se remonta a los siglos X y XI, aunque su estructura y dimensiones fueron diferentes a las actuales. Es a partir del treccento y, sobre todo, en el Renacimiento cuando la plaza empieza a convertirse en lo que es ahora. En el centro de la plaza se encuentra una fuente donada a la ciudad por un rico veneto Alvise Contarini en 1780, la fuente atesora una bonita y curiosa historia ya que durante algunos años fue sustituida por un monumento a Garibaldi y que volvió posteriormente a su lugar original.
En el lado sur de la plaza se encuentra el Palazzo Vecchio o della Ragione, ya mencionado en las crónicas del siglo XII y símbolo político de la ciudad libre desde la época medieval. Al lado del palacio della Ragione se levante la torre de la ciudad, con 54 metros de altura, llamada “Campanone” por su característica campana. Al lado contrario, frente al palacio della Ragione está el Palazzo Nuovo, una construcción que se dilató mucho en el tiempo aunque se inició en el siglo XVII y que actualmente es la sede de la biblioteca comunal Angelo Mai. Por si alguien no conoce esta plaza últimamente se ve en la televisión gracias a la publicidad de Mozzarella Galvani, es la típica plaza medieval italiana que todos tenemos en la cabeza.
Qué ver en Bérgamo
Piazza Vecchia

Capilla Coleoni

La Capilla Coleoni está muy cerca de la Plaza, justo detrás del pórtico del palacio della Ragione. La capilla se puede definir como uno de los monumentos más importantes del renacimiento lombardo, la llamada capilla de los Coleoni (noooo, no nada que ver con los Corleone).  Por cierto, esta capilla, es del mismo autor que la Cartuja de Pavía y es uno de los grandes causantes de que yo me fuese a estudiar arte renacentista a Italia y que me quedase casi cinco años.

Fachada de la Capilla Coleoni
Fachada de la Capilla Coleoni

Pero volvamos a la Capilla, que en realidad está adosada como construcción en uno de los laterales de la basílica de Santa María Maggiore. Fue decorada por Giovanni Antonio Amadeo en la segunda mitad del siglo XV, el autor del que os hablaba antes. La fachada es una auténtica maravilla, se realiza en mármoles de diferentes colores y con numerosos elementos decorativos de la época: medallones, grutescos, elementos que recuerdan mucho a la antigua Roma, es considerada una de las obras más importantes del Norte de Italia.

En su interior reposa la familia mecenas de la obra Bartolomeo Colleoni y una de sus hijas Medea Colleoni. El personaje fue muy famoso en su época, un condotiero al que se le conoció en todo el norte y al que Andrea Verrocchio confeccionó una escultura que se encuentra en el Campo de San Giovanni e Paolo en la mismísima Venecia.

Campo San Giovanni e Paolo en Venezia
Campo San Giovanni e Paolo en Venecia

 

Basílica de Santa María Maggiore

Adyacente a la capilla, o a la inversa mejor dicho, se encuentra está gran basílica románica iniciada en el siglo XII. Una de las cosas que más llama la atención al visitante es la gran cúpula octogonal con arcos de medio punto formando una galería de ventanas geminadas. Otra de las partes más características de la iglesia es el portal norte, del siglo XIV, con bello juego de colores rojo, blanco y negro de los diferentes mármoles que lo decoran.

El arco de entrada del lado sur es muy similar, un gran arco decorado con mármoles que se asienta sobre columnas que reposan encima de leones, algo muy habitual en la época de transición hacia el gótico. El interior de la basílica es bastante espectacular, con gran variedad de cuadros, altares, frescos de muy diferentes épocas, para mí un horror vacui, porque es imponente la cantidad de decoración que hay.

Portada de la Basílica de origen románico medieval
Portada de la Basílica de origen románico medieval

Tempietto di Santa Croce

El templete de Santa Croce (Santa Cruz) es un pequeño edificio con ábsides semicirculares en los lados que data del siglo XI pero posiblemente con antecedentes romanos. Fue parte de un complejo episcopal creado junto con la antigua catedral paleocristiana de San Vicenzo, después de Sant’Alessandro y actualmente el Duomo. En los últimos años ha habido diferentes estudios sobre esta estructura y un acueducto al lado de uno de los absides.

Catedral de Bérgamo y Piazza del Duomo

La Catedral de Bérgamo, el Duomo, una obra de arte fruto de diferentes épocas y como decía anteriormente dedicaca a diversos patronos. El edificio actual pertenece al siglo XVII y está coranado por una singular estatua de oro (como en Milán) de San Alejandro. En frente de la Catedral, a un lado de la capilla Coleoni, está el Baptisterio de la antigua catedral, ya que en este caso nos remontamos al siglo XIV, tiene planta octogonal y esta decorado con columnillas y estatuas en el revestimiento superior.

Torres medievales en Bérgamo
Torres medievales en Bérgamo

Además del recorrido por los principales monumentos nunca está de más un paseo por la zona de la muralla con sus diferentes puertas, como las monumentales de San Giacomo o Sant’Agostino, las dos del siglo XVI.

Una de las cosas que más me gusta de esta ciudad son sus calles, sus calles y su trazado medieval en la que se levantan diferentes casas nobles, muchas de ellas con la estructura de casa-torre como la de Sub-Floppis. Una de mis calles favoritas es Via Arena, con un ambiente medieval muy sugestivo, allí se encuentra el monasterio de Santa Grata con una portada muy simple y a su vez muy interesante.

Parco de la Rocca

También me gusta mucho la zona por la que se accede al Parco della Rocca y el monumento a los caidos de la guerra, con cañones y otros artilúgios bélicos. Desde la Rocca y las calles adyacentes se pueden ver las mejores vistas del “skyline” de la ciudad. Aunque es cierto que hay muchas zonas de la ciudad con unas vistas espectaculares a las colinas o a la llanura.

vistas de bergamo
Vistas de la ciudad

Otras visitas en la ciudad:

Torre Gombito, del siglo XII, con 52 metros de altura.
El Lavatoito, un “lavadero” construido para suplir las necesidades de agua de las casas en la ciudad alta.
Piazza del mercato del Fieno, lugar de interés para el comercio de la época y donde se levantan numerosas casas torre.
– Los lugares dedicados a Donizetti, la casa natal o el museo dedicado al personaje.

 

 


Civitatis llena tus viajes de experiencias (además nos ayudas a seguir con el blog)Viajes donde viajes, hazlo seguro con Intermundial


Qué ver en Bérgamo Baja

La baja Bérgamo está en el final de la llanura Padana al borde de la colina en la que se asienta la ciudad alta, con sus murallas defensivas “le Mura venete” contruidas originalmente en 1561 y con un interés notable para la configuraciónde la ciudad. El acceso a la ciudad alta se realiza o bien a pie (es bastante larga la subida), en autobús urbano (1A sale de la estación de tren) o con el funicular, que no siempre está abierto. La mejor opción para mí es la del autobús, que recorre una gran avenida (dividida en tres zonas Viale Papa Giovanni XXIII, Viale Roma y Viale Vittorio Emanuele II), hasta llegar a las faldas de la colina, para posteriormente iniciar la subida hasta la ciudad medieval. Hay varias paradas en via delle Mura, cualquiera de ellas te servirá para acceder al centro histórico de la ciudad.

 

Un blog de Palo

Un blog de Palo, un pequeños blog sobre viajes, itinerarios turísticos, presupuestos y mucha gastronomía.

Artículos recomendados