Qué ver en Cáceres: guía para una ruta de un día

Cáceres es una preciosa ciudad española que conserva de forma magnífica su renacentista centro histórico repleto de iglesias, palacios y casas señoriales, callejones, torres y un sabor a tiempo que hacen de este lugar un sitio único en España. Hoy os contamos la ruta que hicimos por Cáceres hace un par de años en un caluroso agosto (no se os ocurra ir en agosto, es preciosa pero hay otros meses mucho mejores para visitarla).

Vistas desde la Concatedral de Cáceres
Vistas desde la Concatedral de Cáceres

Qué ver en Cáceres

El centro histórico de Cáceres, o Ciudad Vieja, es Patrimonio de la Humanidad gracias a sus monumentales edificios que datan tanto de la Edad Media como el Renacimiento, siendo uno de los mejores exponentes de la arquitectura de la época en nuestro país.
La primera parada e inicio de la ruta tiene que ser la Plaza Mayor de la ciudad, allí se encuentra la oficina de turismo, en la que te pueden dar todas las referencias de la ciudad para que no te pierdas nada. Las escaleras flanqueadas por la Torre del Bujaco en uno de sus lados dan acceso a la zona Patrimonio de la Humanidad. 

Plaza Mayor en Cáceres Las escaleras desembocan en una pequeña calle que lleva a la plaza de la Concatedral dedicada a la Virgen María, la plaza está llena de edificios renacentistas, entre los que se encuentra el bellísimo Palacio Episcopal con su fachada del siglo XVI.
Sin duda, la visita a la Concatedral es obligada, nos gustó mucho poder subir a la torre de las campanas desde la cual hay unas vistas preciosas de la ciudad en 360º, aunque subir cuando se ponen a tocar la campana puede ser perjudicial para los oídos, damos fe de ello.

Vistas desde la Concatedral de Cáceres
Muy cerca de la Concatedral se encuentra el Palacio de los Golfines (de Abajo), uno de los más bellos de la ciudad con una crestería renacentista impresionante y una torre con decoración típica con medallones en sus esquinas superiores. Es un edificio singular porque se inscribe dentro de las edificaciones típicas del final del siglo XV con sus reminiscencias de fortificación medieval, pero con la decoración del renacimiento que llegaba de Italia en el inicio del siglo XVI. El conjunto hace de este palacio uno de los más bellos de la época, uno de los imperdibles en Caceres.

Detrás de la plaza y el Palacio de los Golfines, se encuentra la imponente fachada de la iglesia dedicada a San Francisco Javier, una fachada barroca del siglo XVII enmarcada por dos grandes y macizas torres de campanas.

Iglesia de San Francisco Javie en Cáceres
Iglesia de San Francisco Javier en Cáceres
Lateral de Iglesia de San Francisco Javie en Cáceres El paseo continúa entre casas solariegas de las familias principales, el Palacio de las Cigüeñas con su torre, la más alta de la ciudad, o la torre de Sande. La plaza de San Mateo es uno de los lugares que más me gustó, es como meterte de lleno en el final del siglo XV, con grandes edificios con fachadas de sillería con ventanas abiertas a pequeños balcones. Al lado se encuentra otra bellísima plaza la de las Veletas, donde se encuentra el edificio, del mismo nombre, que alberga el museo de la ciudad. Una de las cosas más interesantes que ofrece este museo al visitante son los aljibes árabes que se encuentran en la parte inferior del edificio que antes de convertirse en casa noble durante el siglo XV, fue alcázar árabe
El aljibe es uno de los más importes conservados en España, fue construido en la parte rocosa de la ciudad durante el siglo XII, bajo el antiguo alcázar. Destacan sus magníficos arcos de herradura típicos de la arquitectura hispano árabe, que asientan sobre columnas de origen romano. Es una auténtica maravilla, no os lo perdáis. 
  
Casas señoriales en Cáceres

Centro histórico de Cáceres

Tras la ruta medieval os quedan algunas cosas por ver, la Casa Museo árabe Yusuf al Burch, un pequeño museo ubicado en una casa del siglo XII, con una colección de enseres, muebles y objetos que se deben a don José de la Torre Gentil, un historiador interesado en el arte y la cultura islámica y árabe. El museo representa una casa árabe tradicional con sus diferentes dependencias como el salón de té o el patio típico.
Otra visita que personalmente me gustó mucho y recomiendo es la Casa museo Guayasamin, dedicada a dicho artista. Es un lugar muy curioso y para mí fue bastante inesperado, aunque conozco bastante al autor porque había leído sobre él y conocía su obra, no sabía de este lugar en Cáceres. La Casa-Museo Guayasamín de Cáceres es parte de la fundación del autor ecuatoriano, uno de los más importantes de su país sudamericano. Además de una importante selección de obras de Guayasamín: dibujos, óleos, diseños… hay otra serie de piezas de arte prehispánico y precolombino.

Llévate nuestra ruta por Cáceres

Deja un comentario