Cosas que ver en Salamanca que otros no te van a contar

Soy una amante de mi ciudad, me encanta Salamanca, su arquitectura, su arte, su gastronomía, su color dorado al atardecer… Me apetece llevaros por una ruta diferente, rara y muy barata que no suele aparecer en los itinerarios turísticos convencionales. Te voy a dar unas cuantas recomendaciones para que disfrutes a tope de esta ciudad, tanto de su cultura, como de su gastronomía e historia. Cosas que ver en Salamanca que otros no te van a contar.
Cosas diferentes que ver en Salamanca
Vista de la Catedral Nueva de Salamanca desde las torres de la Clerecía

Cultura diferente en Salamanca

    –  Visita Zara en la Plaza del Liceo: Sí, tú hazme caso, entra en Zara, y dirígete al centro de la  planta baja ¿bonito eh? Pues ahora coge el ascensor y vete a la segunda planta. Es uno de los tesoros escondidos en Salamanca, merece la pena.
    –  Vete a ver una exposición gratis a San Boal: es así, cultura sin pagar ni un euro en Salamanca y exposiciones magníficas.

    –  Echa un vistazo a La Malhablada: si buscas entretenimiento este es tu sitio, microteatro para todos los públicos, talleres para niños, un bar con picoteo y unas vistas alucinantes a la Clerecía desde la terraza donde te podrás tomar una cerveza con vistas.
    –   Entra en el Cielo, en el de Salamanca: vale, sí, esta la conoce todo el mundo, pero es lo más y no puedo no contarlo. El Cielo es la bóveda decorada de la antigua biblioteca de la Universidad, actualmente está en otra sala, no en la original, pero sigue siendo una auténtica maravilla del inicio del Renacimiento.

    Cielo de Salamanca - Bóveda de la Biblioteca de la Universidad
    Cielo de Salamanca – Bóveda de la Biblioteca de la Universidad
    –  Súbete a la Torre del Marqués de Villena, además de las vistas te puedes encontrar con su fantasma (también es gratis), está al lado de la Cueva de Salamanca. Es un sitio mágico… Y si eres un romántico quedarás muy bien llevando a tu amigo/a a este lugar.

      Bares y restaurantes por Salamanca

        –  En Salamanca no salimos de tapas o de raciones, salimos de pinchos y hacemos una ruta en toda regla; los de toda la vida las bravas del Segundo (Plaza de San Juan Bautista, 10), la jeta en la Viga (Plaza de San Justo). Si te gusta lo tradicional prueba la Chanfaina, en muchos bares la ponen, es arroz con menudillos de cordero, cominos y pimentón

        –  ¿Una comida o cena con vistas? Visita el restaurante Pachamama en la orilla del río Tormes, de frente a la Catedral, unas vistas fantásticas de nuestra ciudad.

        Cosas que ver en Salamanca que otros no te van a contar
        Vistas de la ciudad desde el río Tormes
        –  Tómate unos chupitos en el Bolero, este bar es de los de toda la vida, está un poco escondido pero siempre está hasta los topes ¿Una guinda quizá? Somos muy de chupitos y si los quieres de todas clases, pues a la Chupitería de toda la vida (Plaza de Monterrey, 5).
        –  Estás en día laborable, pásate por las antiguas caballerizas del Palacio de Anaya (siglo XVIII), es la actual facultad de Filología y tiene un bar escondido con una barra de pinchos impresionante. Además tienen precio “congreso”, es decir, se acomoda a los costes de la vida del estudiante salmantino.
        –  La decoración de muchos bares llama la atención aquí, puedes ver “Casitas de muñecas” en la Posada de las ánimas; un teatro en el Irish Rover; una calle con sus puertas y sus ventanas en el Torero o en el Café Moderno; escenas del barrio rojo de Amsterdam en Erasmus; tenemos Puerto (de Chus); Submarino(s)… Hay tantos que creo que voy a hacer un post 😉

        Las cosas más raras que ver o hacer en Salamanca

          –  No busques la rana, busca al “onanista” que se encuentra en la crestería del patio de escuelas mayores. Cuanto arte escondido hay en esta ciudad… Se ve que el sexo también estaba de moda en el siglo XVI, pues no… es un falso de la restauración llevada a cabo en el siglo XX.

          El onanista o masturbador de la crestería de las Escuelas Mayores
          El onanista o masturbador de la crestería de las Escuelas Mayores

              –  En Salamanca murió gente y así lo contamos, en la Plaza Mayor puedes ver una placa que reza: “Aquí se mató una muger ruegen a Dios por ella año 1838“. Y… no es la única inscripción parecida en la ciudad ¿quiénes serían estas personas?
              –  Déjate de astronauta, ponte a buscar el mono-dragón que come un cucurucho de tres bolas de helado y que está en la Catedral (Yo astronautas conozco… los de la tele, pero monos dragones que coman cucuruchos de helado… ¡no!) Y no os llevéis a engaños, ni este bicho ni el astronauta son misterio misterioso, son sólo parte de una restauración en los 90.

              Mono-dragón al que le gustán los helados
              Mono-dragón al que le gustán los helados
                –  ¿Una rana? ¿Hay que encontrar una rana? Si te fijas bien no sólo verás 1, verás un montón de ranas en las puertas de entrada del edificio antiguo de la Universidad. Seguro que si ves todas esas tendrás mucha más suerte.
                –  Esto puede ser una vulgaridad para algunos, pero en Salamanca es normal comer “chochos” ¡Hala! lo que ha dicho… Pues sí, así tienes que pedir en un bar si lo que quieres son unos altramuces para picotear.

                Seguro que habéis tomado ideas. Gracias por pasar

                  0 Replies to “Cosas que ver en Salamanca que otros no te van a contar”

                  1. Yo los he oído llamar siempre chochos, así que don't worry… bueno, ya estoy mosqueada con… Zaraaaaaa??? jajajaja, ir a un sitio a ver Zara. Bueno, si tú lo dices… Y está segura de que eso del dragón es un helado? porque llámame salida, pero yo lo encuentro bastante fálico… hombre, tiene como las marquitas del cucurucho, pero no sé… jajajajaja!!! Creo que he preguntado por Salamanca a la mejor persona que po´día haber preguntado, por pura casualidad! Besos!!

                  Deja un comentario