Qué ver en Marrakech: ruta de fin de semana (I)

Marrakech es una meta cercana y realmente increíble, es un viaje paréntesis del mundo occidental a poco más de hora y media de Madrid. Es una ciudad totalmente encantadora, por sus calles inconcebibles en el urbanismo racional de los ensanches europeos, por sus olores a especias mezclados con cítricos y olivo, por la amabilidad de la gente que la puebla y por otros muchos motivos, Marrakech merece un viaje o dos.

Qué ver en Marrakech: ruta de fin de semana (I)
Vistas desde las terrazas de Marrakech

Nuestro viaje se vio mermado por culpa de la compañía aerea que nos canceló el vuelo el viernes dejándonos un fin de semana muy corto para visitar la ciudad. La brevedad del viaje nos hizo visitar mucho en poco tiempo y aprovechar mucho los minutos.
Nada más llegar nos dirigimos al Riad, el Riad L’heure d’etè, que está en plena medina y a tres pasos de la Plaza Jamma el Fana. Después de asearnos rápidamente y un riquísimo té a la menta con pastas típicas (que ya he contado en otro post: “Comer en Marrakech“) salimos con las pilas puestas para visitar la zona más monumental.

Riad L’heure d’etè

Empezamos la ruta visitando el complejo del Palacio Badi, un antiguo palacio hoy totalmente en ruinas en la que puedes observar la magnificencia de las dinastías saadíes. Fue construido en en siglo XVI para conmemorar la derrota de los portugueses en Wed al Makhazín (la Batalla de los Tres Reyes). El palacio tenía inmensos estanques hoy poblados de naranjos algunos y otros todavía llenos de agua y patos. Puedes subir a una de las torres, para observar una espléndida vista de la ciudad. Preciosas las escaleras de subida, adornadas con la típica cerámica árabe.

Palacio Badí
Vistas del Palacio Badi

Que ver en Marrakech
Palo en Marrakech
Después del Palacio Badi visitamos las Tumbas Saadíes, una verdadera joya en la arquiterctura de la ciudad. En realidad se trata de un cementerio que fue descubierto a principios del siglo XX y que data del siglo XVI. Están dentro de un recinto cerrado al que se llega por medio de un pequeño pasillo muy estrecho. En el recinto se encuentra una gran cantidad de tumbas todas ellas de la familia de la dinastía saadí y de sus sirvientes. En la zona principal está enterrado el sultán Ahmad al-Mansur quién fue el mecenas de la obra. La obra es un espectáculo de elementos típicos de la arquitectura árabe, si conocéis La Alhmabra de Granada podéis haceros una idea de la belleza de este lugar. El precio no llega a 1€ y merece muchísimo la pena visitarlo. 
Tumbas Saadíes en Marrakech
Tumbas Saadíes en Marrakech
 Otra de las visitas obligadas es el Palacio Bahia, un palacio del siglo XIX con unos artesonados impresionantes y donde el lujo decorativo es la característica principal. La entrada también cuesta solo un euro. Sorprende que todas las estancias están vacías, pero el continente es fascinante y es posible imaginar como era la corte del sultán.
Palacio Bahia en Marrakech
Palacio Bahia en Marrakech

Después de estas tres visitas obligadas nos dirigimos a la Plaza de Jamma el Fna, es el centro neurálgico de la ciudad y de la medina. La vida de Marrakech converge en esta plaza, que además de ser inmensa está abarrotada de gente, vendedores, curiosos, etc. Si quieres hacer compras es un buen lugar para encontrar casi de todo, desde amuletos, dientes u otros muchos objetos que podrías ver en la “cámara de las maravillas”, a productos más comerciales como el aceite da argán, las especias, etc.
Plaza de Jamma el Fna
Plaza de Jamma el Fna, Marrakech

Plaza de Jamma el Fna Marrakech
Plaza de Jamma el Fna en Marrakech

Para degustar los zumos de naranja, que cuestan unos 30 ctms. y son totalmente naturales, puedes comer y beber en la misma plaza ya que hay una especie de chiringuitos con mesas corridas y bancos para sentarse.
Si quieres ver la danza de las serpientes este es un buen lugar, yo personalmente no soy muy amiga de estos animales y me acerqué bastante poco, lo justo como para ver danzar a un par de cobras y fotografiarlas. No te olvides, si quieres fotos tienes que pagarla, es así.
Serpientes en Plaza de Jamma el Fna, Marrakech
Serpientes en Plaza de Jamma el Fna, Marrakech
Después de descansar un rato en el hotel volvimos a la Plaza Jamma el Fana para cenar en una de sus terrazas, donde tendrás una vista espectacular de la vida en la ciudad cuando cae la noche. Nos encantó la ubicación.

Gracias por venir

Te puede interesar: Qué ver en Marrakech: ruta de fin de semana (II)
Comer en Marrakech: cuscús, tajiné y té a la menta

Deja un comentario